Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Heinrich Villiger, el gran señor del puro en Suiza

Heinrich Villiger (izqda), toda una institución en el mundo del puro en Suiza.

(swissinfo.ch)

Los empresarios suizos destacan por su sentido de la modestia y Heinrich Villiger no es una excepción. Sus admiradores, en cambio, lo cubren de elogios.

A sus 75 años, este hombre, toda una institución en el mundo del puro en Suiza, deja las riendas del imperio familiar en manos de la cuarta generación.

Cada año, Heinrich Villiger acude al Festival del Habano en la capital cubana, donde es recibido como a un jefe de Estado y estrecha la mano de los más selectos conocedores y aficionados que se dan cita en la gran feria del puro en La Habana.

Este hombre, siempre con un puro entre los dedos, impone respeto, fruto de su experiencia, conocimientos y sabiduría sobre un producto artesanal de tradición milenaria. El gran señor del puro en Suiza, originario del cantón de Lucerna, no busca el protagonismo, se lo ha ganado a pulso en el transcurso de más de medio siglo de trabajo y entrega.

Campañas antitabaco

Hoy, los vientos no soplan a favor de los fumadores, como confirma a swissinfo Heinrich Villiger: "La industria tabaquera en Suiza está en el punto de mira de los países de la Unión Europea (UE) y es también blanco de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha decretado un código de conducta – el Convenio Marco para el Control del Tabaco – para reducir el consumo del tabaco".

Las leyes prohibitivas parecen surtir efecto. "La industria tabaquera estima que las campañas antitabaco van a reducir el consumo en los países industrializados en un 10%", señala Heinrich Villiger.

Paralelamente, la población mundial crece un 10%, al igual que el poder adquisitivo del mundo en vías de desarrollo y, especialmente en los países asiáticos, por lo que se podrán mantener los niveles de producción, acota.

Los fabricantes de puros buscan conquistar silenciosamente los mercados asiáticos, Europa protagoniza una batalla feroz contra el tabaquismo. Más de 200 países han firmado ya el código antitabaco de la OMS, entre ellos Cuba y Suiza. Y más de 120 estados lo han ratificado.

Puros y cigarrillos

El puro, que representa sólo el 2% del consumo mundial de tabaco, no es el objetivo principal de la lucha de la OMS. "Aún así, en la opinión pública se da el mismo trato al cigarro y al cigarrillo", deplora Heinrich Villiger.

La industria del tabaco y del puro ha desarrollado nuevas estrategias contra estas acusaciones, a veces excesivas: "No podemos luchar contra el fanatismo antitabaco que recurren a estadísticas que no podemos verificar", opina Villiger.

Mientras hay varias decenas de juicios abiertos contra la industria del cigarrillo, son contadas las querellas presentadas contra los fabricantes de puros. La campaña feroz que han emprendido la OMS y la UE contra la industria del tabaco en su conjunto ha conducido a que ésta se halle hoy prácticamente marginada del debate público.

Habanos: los mejores puros

Heinrich Villiger, que este año cumple 76 primaveras, es un gran fumador: "Comienzo y termino cada día con un habano, y entre los dos fumo puros de la marca de nuestra casa (Villiger)".

En su opinión, los habanos son los mejores del mundo. "Desde 1999 hasta el 2001 tuvimos problemas de calidad. Los cubanos quisieron acelerar la producción y desarrollaron una nueva semilla (Habana 2000), variedad resistente al temido moho azul, pero perjudicial para el cigarro."

Hoy se ha recuperado la calidad, también gracias a los medios de comunicación cuya presión tuvo más impacto sobre los productores cubanos que la de los tabaqueros e importadores.

Del patriarcado al matriarcado

Heinrich Villiger ya tiene sucesor al frente del negocio familiar. De sus cuatro hijos, será su primogénita, Corina Villiger, médico y homeópata, quien presidirá el consejo de administración de la empresa.

Michael Beck, quien proviene del negocio de la cerveza, asumió el año pasado la dirección del grupo. Heinrich Villiger deja las riendas del negocio familiar, pero seguirá presente como miembro, consejero o presidente en los consejos de administración de las filiales que el grupo posee.

swissinfo, Erwin Dettling, La Habana
(Traducción y adaptación del alemán: Belén Couceiro)

Datos clave

El año pasado el grupo Villiger facturó un 22% más respecto al ejercicio 2004.

Las ventas totalizaron 118 millones de euros (casi 185 millones de francos suizos).

La producción anual de puros y puritos Villiger supera los 500 millones de unidades.

Fin del recuadro

Contexto

El grupo Villiger se fundó en 1888 como empresa familiar.

Su producción anual ronda de puros y puritos ronda los 500 millones de unidades que vende en más de 60 países.

Los centros de producción se encuentran en Pfeffikon, cantón de Lucerna, y en las localidades de Waldshut-Tiengen y Bünde, ambas en Alemania.

Dispone de otro centro propio en Ngoro (Indonesia) donde cultiva las capas que cubren los puros y puritos de la casa que luego se confeccionan en Suiza y Alemania.

El grupo emplea a cerca de 900 personas, sin contar las 'joint ventures' con Cuba.

Tienes sociedades distribuidoras propias en Estados Unidos y Francia.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×