Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Impacto del calentamiento global en turismo alpino

Turistas de retorno de los Alpes suizos.

(Keystone)

El responsable del turismo en el exclusivo centro turístico de Gstaad señala que la industria suiza del ramo debería hacer más para capitalizar las cada vez más altas temperaturas.

Roger Seifritz conduce un grupo de trabajo que investiga las ventajas potenciales que los cambios meteorológicos podrían tener para los destinos alpinos.

"Siempre hay noticias en la prensa sobre los aspectos negativos (del calentamiento global), como la disminución de la nieve en el invierno y los derrumbes e inundaciones en el verano", dijo Seifritz a swissinfo.

"Sin embargo, hay aspectos positivos, temperaturas más altas, veranos menos lluviosos. Esto atrae a más personas a los Alpes".

El director turístico de Gstaad señaló que durante el pasado mes de julio, -el más caluroso en los registros, con temperaturas que superaron regularmente los 30 grados-, aumentó el número de visitantes.

El teleférico de Gstaad y las empresas de ascensores vendieron un 20% más de boletos que en el mismo período del año pasado, principalmente a personas que huían de la ola de calor en altitudes inferiores. Y los registros de los hoteles se incrementaron en por lo menos 5%.

El responsable del turismo de Gstaad indicó que aumentos similares se produjeron en el verano 2003, caliente y seco.

En un artículo publicado por la revista suiza, el Hotel + Turismo, Seifritz calificó el cambio climático y su impacto sobre la industria turística como un "asunto caliente".

Tanto él como otros directores turísticos del Oberland Bernés trabajan con la Universidad de Berna para analizar futuros escenarios posibles.

Impacto

El estudio, parcialmente financiado por el cantón de Berna, observa el impacto potencial de calentamiento global sobre los centros alpinos durante los próximos 20 años. Los primeros resultados serán publicados en septiembre.

Seifritz explicó a swissinfo que el objetivo es definir posibilidades y riesgos. "Con base en ese estudio, trataremos de desarrollar estrategias conjuntas con nuestros socios, como las empresas de ascensores, asociaciones de hoteleros y municipios locales".

Aún es muy pronto para usar el calentamiento global en cualquier campaña de promoción turística, señaló el director del rubro en Gstaad. Agregó, sin embargo que si las previsiones meteorológicas son correctas y las temperaturas estivales en los Alpes aumentan en aproximadamente cuatro grados, "tendremos que aprovechar esa ventaja".

En su opinión, esa situación será favorable en el caso de que los destinos del sur tiendan a hacerse demasiado calientes para los veraneantes. "Ellos aprovechan nuestras pérdidas en el invierno cuando cada vez más gentes van a las Islas Canarias o al Caribe porque hay menos nieve en los Alpes".

Inestabilidad

Thomas Bieger, jefe del Instituto para los Servicios Públicos y el Turismo de la Universidad de San Gall, no ve nada moralmente censurable en la tentativa de los centros turísticos de montaña "de aprovechar la situación".

Dijo a swissinfo que estos últimos tienen pocas opciones para encontrar otro modo de generar ingresos, ya que el pronóstico de inviernos más calientes significa que la estación de esquí será menos atractiva y por lo tanto menos provechosa. "Para asegurar buenas condiciones de esquí, tendrán que hacer mayores inversiones, por ejemplo, en la infraestructura para la elaboración de nieve artificial".

Advierte, sin embargo que "el cambio climático no es sólo el aumento o la baja de las temperaturas, sino también el tiempo inestable. Nosotros tuvimos un julio maravillosamente cálido seguido de un agosto frío. Cada vez es más difícil pronosticar el tiempo".

Los mayores ganadores, apunta Bieger, serán las ciudades, donde los turistas pueden disfrutar de la atracción cultural sin preocuparse de inundaciones o desbordes de tierra.

Esta es una razón a la que atribuye la creciente demanda de destinos de desierto como Dubai. "El tiempo allí es estable, y si la gente va a viajar tan lejos, quiere estar segura de que tendrá sol".

Pero, agrega, esto es funesto. El aumento en los vuelos largos para satisfacer la demanda se traducirá en más emisiones nocivas para la atmósfera, y en un mayor número de personas afectadas por la ya limitada existencia de agua.

"Este es un ciclo vicioso. A mayor energía requerida por la industria turística, mayor desventaja para el clima".

swissinfo, Dale Bechtel
(Traducción, Marcela Águila Rubín)

Contexto

Según el informe 2001 del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático, los incrementos en las temperaturas registrados desde el principio del Siglo XX no se dieron por un período tan prolongado o una magnitud semejante, durante los 1,000 años anteriores.

Las temperaturas mundiales se han elevado en un promedio de 0.6 grados Celsius. Durante los pasados 30 años el aumento de las temperaturas ascendió a 0.1-0.2 grados por década como promedio global.

En Suiza la temperatura media se ha elevado en casi 2 grados desde 1970.

Los expertos en Clima pronostican aumentos en las temperaturas estivales de los Alpes de entre 3 y 5 grados en las próximas décadas.

Si las predicciones con correctas, los Alpes perderán aproximadamente el 80% de su cubierta glaciar.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×