Navigation

Joseph Deiss en Kosovo

El jefe de la diplomacia helvética en una escuela de Kosovo Keystone

El ministro de Exteriores cree admisible la repatriación gradual de 3.000 refugiados kosovares que viven en Suiza. Este lunes estuvo en Prístina.

Este contenido fue publicado el 07 mayo 2002 - 09:42

El retorno de los refugiados kosovares sería individual y voluntario. Quienes lo hagan contarán con ayuda financiera que facilite sus pasos iniciales de reinserción en su país.

El programa de repatriación incluye básicamente a unas 3.000 personas de las minorías musulmanas en la provincia serbia, informó Muriel Berset-Kohen, portavoz del ministerio de Exteriores, sin precisar el monto de la ayuda.

Se trata concretamente de refugiados de las etnias Roma y Ashkali, a menudo oprimidas por la mayoría albanesa de Kosovo. Tras ser expulsadas por las fuerzas serbias, en 1999, 50.000 de ellos buscaron refugio en Suiza.

30.000 ya han vuelto a su patria acogiéndose a programas de retorno preparados y ejecutados por la Oficina Federal de Refugiados y otras instancias encargadas.

Estabilidad en Kosovo

A juicio del jefe de la diplomacia helvética, la situación en la provincia serbia, administrada por Naciones Unidas, ha mejorado considerablemente en los ámbitos de la seguridad, la economía y la reintegración de las minorías.

Sin embargo, recalcó que no se puede generalizar, porque el estado de las cosas puede cambiar de un lugar a otro, aún cuando sea claramente perceptible "la verdadera voluntad de avanzar en el camino de la reintegración de todas las partes".

En este marco, el titular de la cartera de Exteriores visitó también Gracanica, un enclave serbio próximo a la capital kosovar de Prisitina. En su conversación con los representantes de ese municipio abordó esencialmente al alcance del desempleo que afecta a un 60% de su población activa.

El cuadro económico de Kosovo es bastante difícil. 70% de la población menor de 30 años de edad no tiene un puesto de trabajo y las inversiones extranjeras no llegan en la proporción necesaria, debido a las condiciones todavía insuficientes en materia de estabilidad social, política y de infraestructura.

Cooperación suiza

Entre 1999 y 2002, La Confederación Helvética ha destinado unos 334 millones de francos para programas de cooperación en Kosovo.

Gan parte de ese monto ha sido consagrada a proyectos de alojamiento, reconstrucción y rehabilitación. La contribución en el presente año se eleva a 67 millones de francos.

El ministro Deiss visitó una escuela reconstruida íntegramente por la Agencia para el Desarrollo y la Cooperación, COSUDE, en una comunidad serbo-albanesa.

Por lo demás, desayunó e intercambió ideas con los suizos y suizas que trabajan en organizaciones como la MINUK, el contingente militar voluntario Swisscoy y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.