La "generación SMS" entra en política

Crece el interés de los jóvenes por la política. Keystone

Como en otras partes del mundo, la guerra estadounidense contra Irak ha movilizado a millares de suizos, sobre todo de jóvenes.

Este contenido fue publicado el 21 marzo 2003 - 19:19

Pacifista y antimundialista, el movimiento revela una movilización creciente y diferente del marco político tradicional.

Decenas de millares de manifestantes en las calles de las ciudades suizas, es inaudito. Una mayoría de jóvenes, unánimes en su rechazo al ataque estadounidense contra Irak y sus motivos económicos, es también muy nuevo.

"Nunca había participado en una manifestación, pero ahora es demasiado, decidí sumarme para denunciar la actitud inaceptable del presidente Bush, aun cuando eso no cambie nada la guerra", subraya Myriam, estudiante de Lausana.

Algunas escuelas suspendieron las clases para que sus alumnos pudieran ir a manifestarse. Jóvenes de instituciones que mantuvieron actividades, decidieron faltar a la escuela. Algunos acudieron a otros centros escolares para aumentar la concentración.

Jóvenes y espontáneos

Más allá de la anécdota, asistimos quizá a un verdadero fenómeno social. El 15 de febrero, el rechazo a una guerra contra Irak había movilizado en Berna a 40 mil manifestantes anti-guerra, entre ellos, 15 mil de menos de 25 años, incluida una tercera parte de colegiales, de acuerdo con el Instituto de Ciencias Políticas de Zúrich.

"Dos terceras partes de los jóvenes interrogados se manifiestan muy interesados por la política y ya han participado en manifestaciones", precisa Michelle Beyeler.

Este politólogo zuriqués advierte también que los jóvenes se movilizan mutuamente. "Estamos en presencia de un movimiento espontáneo que se apoya en una toma de conciencia política".

Una espontaneidad que debe mucho a las posibilidades ofrecidas por Internet y al teléfono celular, indispensables accesorios de la "generación SMS" ¿Hay un mejor medio para reunir rápida y masivamente a los amigos?

Movilización más que politización

Los observadores sitúan una de las fuentes del fenómeno en las manifestaciones anti-globalización organizadas en el marco del Foro Económico Mundial de Davos.

Jérome Faessler, de la asociación ATTAC, confirma: "No estamos sorprendidos de la movilización política de los jóvenes. Davos marcó una suerte se salto cualitativo, de maduración del discurso. Esta politización manifiesta la cólera contra la injusticia, contra el gobierno y las empresas 'made in USA' pero no contra los estadounidenses".

En el Grupo por una Suiza sin Ejército, Nico Lutz prefiere hablar de movilización creciente más que de politización creciente: "No es un movimiento verdaderamente organizado pero se apoya, de cualquier forma, en un contenido político. Asistimos a una especie de fusión entre los movimientos anti-mundialización y pacifista".

Más allá del marco político

Cyril Myzrahi, portavoz de los jóvenes socialistas, hace este análisis: "Esta movilización supera los movimientos políticos tradicionales, supera el círculo más limitado de aquellos que siguen la política. Es una masiva toma de conciencia".

Rémy Pagani, diputado de la Alianza de izquierda del legislativo ginebrino, hace una lectura económica del fenómeno.

"Desde la Guerra del Golfo, la gente ha considerado el peso económico de una guerra semejante en su propia vida. Consideran que han pagado un enorme tributo con diez años de crisis económica".

Para Rémy Pagany, antiguo asistente social, se trata entonces de un movimiento de carácter social. "Desde 1991 he podido constatar los impactos de esta crisis en las familias. Y como la gente habla en familia, los hijos advierten los riesgos de una nueva guerra".

Un fenómeno a seguir. Sobre todo porque la cumbre de los países más industrializados (G8) tendrá lugar en la vecina ciudad francesa de Evian, del primero al 3 de junio próximos. Más aún porque el 3 de junio está prevista una visita del presidente estadounidense. Es decir: 2003 será el año de las manifestaciones en Suiza.

swissinfo, Isabelle Eichenberger y Elvira Wiegers
(Traducción Marcela Águila)

Contexto

El 15 de febrero, el rechazo a una guerra contra Irak moviliza a 40 mil pacifistas en Berna.

De los participantes, 15 mil tenían menos de 25 años y, entre ellos, una tercera parte eran colegiales, según el Instituto de Ciencias Políticas de Zúrich.

Dos terceras partes de los jóvenes encuestados se dijeron interesados en la política y han participado en manifestaciones.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo