Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un avión de fabricación francesa modelo ATR-72, de la compañía iraní Aseman Airlines, en el aeropuerto de Dubái en 2008

(afp_tickers)

La aerolínea iraní Aseman firmó un acuerdo de compra de 30 Boeing 737 MAX por 3.000 millones de dólares, indicó este sábado.

El contrato, anunciado en abril, se firmó durante una ceremonia en Teherán, y la compañía aérea recibirá los 30 aviones entre 2022 y 2024.

"Estoy contento de que podamos mejorar la flota aérea para que conquiste mercados regionales", declaró el ministro de Trabajo Ali Rabii tras la firma del acuerdo, según la agencia de noticias ISNA.

Sin embargo, el contrato podría no llevarse a cabo si el presidente estadounidense, Donald Trump, cumple sus amenazas de volver a imponer sanciones a Irán.

La Casa Blanca se ha tomado un periodo de 90 días para decidir si sigue adelante con el acuerdo cerrado en 2015 entre Irán y las grandes potencias mundiales, en el que Teherán se comprometió a garantizar el carácter pacífico de su programa nuclear a cambio del levantamiento de sanciones occidentales.

Aunque Trump no abandone el acuerdo nuclear, la venta de los Boeing debe recibir la autorización de la oficina estadounidense de control de activos extranjeros (OFAC).

Boeing, que también está fabricando 80 aviones para la aerolínea nacional Iran Air, ha recibido críticas de senadores estadounidenses que aseguran que las compañías aéreas iraníes han sido utilizadas para transportar armas y tropas a Siria y otras zonas de conflicto.

La empresa aeronáutica estadounidense insistió, por su parte, en los beneficios del contrato con Aseman, que "creará o mantendrá cerca de 18.000 empleos en Estados Unidos", según ella.

Irán lleva tiempo intentando renovar su envejecida flota de aviones, pero no ha podido comprar nuevos aparatos hasta la firma del acuerdo nuclear en 2015.

AFP