Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La Comisión Bergier entrega su último informe

Jean-François Bergier (cuarto de izqda a dcha), con los miembros de la Comisión el pasado 20 de agosto.

(Keystone Archive)

Sus miembros tenían como misión esclarecer el pasado de Suiza. Este miércoles entregan su síntesis final al Gobierno.

Este miércoles no es una echa cualquiera para la Comisión independiente de expertos Suiza-Segunda Guerra Mundial (nombre oficial del gremio que preside el profesor Jean-François Bergier). Porque fue un 19 de diciembre que nació la comisión por decisión unánime del Parlamento. De eso hace cinco años.

Suiza se hallaba entonces en plena polémica por las cuentas no reclamadas. Las acusaciones se multiplicaban y, ante la creciente presión, el país decidió esclarecer todo sobre su actitud durante el periodo nazi, dotándose de medios para lanzar ese programa de investigación histórica.

Fin del mandato

Fue una iniciativa sin precedentes. La Comisión disponía de un presupuesto de más de 20 millones de francos. Además de su presidente, estaba constituida a partes iguales por especialistas suizos y extranjeros. Y, sobre todo, recibió el privilegio de acceder a todos los archivos de interés para la investigación, públicos o privados.

1996-2001: cinco años de pesquisas que llegan a su término este miércoles. De forma un poco simbólica, la Comisión va a entregar al Consejo Federal (gobierno) el manuscrito de su informe final, que en cierta forma son sus conclusiones, todo ello reunido en un solo ejemplar. Después se disolverá, puesto que su mandato finaliza el próximo 31 de diciembre.

Una síntesis esperada

Es un gesto simbólico, porque la Comisión está lejos de concluir su trabajo. En agosto pasado, comenzó a hacer públicos sus resultados en forma de estudios históricos de gran densidad. Cada volumen, de considerables páginas, está consagrado a un tema y un periodo bien preciso.

Pero queda por publicar una parte de esos 25 informes. 7 estudios (en especial la versión final del informe sobre las transacciones de oro nazi) que aparecerán en marzo. Falta lo más esencial o por lo menos lo más esperado: la visión general, la famosa síntesis que recibe este miércoles el Gobierno.

Tres meses de fabricación

La recibe como primicia, porque la opinión pública tendrá que esperar hasta el 22 de marzo próximo, fecha oficial prevista para la publicación oficial, para conocer el contenido. El motivo es de índole técnica. Se necesitan tres meses para ultimar los preparativos del libro, traducciones y trabajo de imprenta incluidos.

¿Quiere decir que el texto puede ser modificado a raíz de eventuales comentarios por parte del Gobierno? No, responde claramente Myrtha Welti, secretaria general de la Comisión Bergier. "Nuestro trabajo está terminado. No cambiaremos nada."

Una situación un poco delicada

El Consejo Federal esperará el final de marzo para tomar posición. Resulta curioso. El Gobierno recibe un informe muy esperado tanto en Suiza como en el extranjero, pero prevé guardarlo bajo llave durante tres meses. "La situación es un poco delicada", reconoce una fuente cercana al expediente en el Ministerio de Asuntos Exteriores.

El documento, qué duda cabe, es fundamental. Contrariamente a los 25 estudios, en gran parte ya publicados, el texto de aproximadamente 450 páginas tiene como autores a los miembros mismos de la Comisión. Se dirige, entre otros, a la opinión pública y será publicado en cuatro idiomas: francés, alemán, italiano e inglés.

Reacción por teléfono

Obviamente, es la síntesis del conjunto de resultados que han obtenido los historiadores de la Comisión. Pero también los pone en perspectiva. "No es una nueva historia de Suiza, sino que se trata de explicar cómo se llegó a tal situación y cómo se desarrollaron esos problemas", señala Marc Perrenoud, consejero científico de la Comisión.

Lo que es seguro es que el trabajo - condensar, tomar distancia - no fue tarea fácil. "Había que llegar a un consenso, a costa de intensos debates", explica Myrtha Welti. Sin contar el esparcimiento geográfico de los miembros de la Comisión, de los cuales varios residen en Estados Unidos.

La redacción se concluyó en las últimas semanas en reuniones plenarias. Pero también hubo que organizar conferencias telefónicas nocturnas, a veces de varias horas de duración, debido a la diferencia horaria. ¿Con qué resultado? Habrá que esperar hasta el 22 de marzo.

Pierre Gobet, Zúrich


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×