Navigation

La economía no quiere alza en los tipos de interés

La baja del dólar influencia negativamente las exportaciones helvéticas. Keystone Archive

Los medios económicos advierten el Banco nacional: la recuperación es "frágil" y no hace falta una nueva subida de los tipos de interés este año.

Este contenido fue publicado el 10 diciembre 2004 - 12:16

‘economiesuisse’, la federación de empresas del país, considera además que la caída del dólar penaliza a las industrias de exportación.

Actualmente el dólar es débil, la economía mundial acaba de registrar una disminución de su crecimiento y el riesgo de inflación es bajo.

En estas condiciones, Rudolf Walser, jefe economista de la asociación empresarial, estima que el Banco Nacional Suizo (BNS) no tendría "ninguna razón" para aumentar los tipos de interés este año.

"Si el BNS decidiera, en el curso de su reunión anual del 16 de diciembre, aumentar los índices, esto daría una señal falsa", estima Rudolf Walser. "Creeríamos entonces que la economía suiza es más fuerte, que no lo es en realidad ".

“Es verdad, agrega el economista, mientras la debilidad del dólar continúe, lo que influye a la vez en la economía, en general, y los precios en particular, afectará más directamente al franco que al euro ".

El dólar bajo dificulta las exportaciones

Este año, el BNS ya procedió a dos aumentos consecutivos de su principal tipo director, la última vez en septiembre. El banco central demuestra así su confianza en una recuperación constante.

Pero la debilidad del dólar encarece los productos suizos y dificulta las exportaciones, que son uno de los principales pilares de la economía del país.

En los últimos meses, el billete verde cayó por debajo de la barra de un franco treinta, que los numerosos exportadores suizos consideran como "el límite del dolor". ¡Y hace algunos días, estuvo próximo de un franco quince!

Los resultados récord

A pesar de todo, Rudolf Walser considera que el 2004 habrá sido un "año relativamente bueno " para la economía suiza, con un crecimiento global del 1,8 %, es decir dos veces la tasa de inflación anual esperada.

Cabe recordar que los diez primeros meses del 2004 vieron un "mejoramiento neto" de los ingresos del sector exportador. Algunas empresas hasta alcanzaron "resultados récord".

Globalmente, el sector de servicios también conoció un "desarrollo positivo" en el curso del año, mientras que la rama turística "superó la baja de los últimos tres años".

Rudolf Walser considera que todos estos sectores deberían seguir creciendo en 2005, mientras que el consumo debería aumentar su índice actual del 1,3 % al año.

Siempre según el especialista de ‘economiesuisse, el crecimiento global del Producto Interior Bruto debería disminuir levemente, para establecerse entre el 1,4 y 1,8 %, la inflación aumentaría ligeramente (1,3 %) y la tasa de desempleo se mantendría estable, alrededor del 3,6 %.

Los obstáculos al crecimiento

Rudolf Ramsauer, director de ‘economiesuisse’, recuerda que las perspectivas económicas del país dependen esencialmente del mundo político.

Suiza sufre de un cierto número de barreras "estructurales" que afectan su crecimiento. Así, Rudolf Ramsauer considera que las reducciones en curso de los déficits presupuestarios de la Confederación y de los cantones siguen siendo "el tema número uno".

Otras cuestiones vitales son para él la política monetaria (los tipos de interés), el sistema de fiscalidad de las empresas - tema de un informe reciente de ‘economiesuisse’-, y la reforma de las Altas Escuelas.

Rudolf Ramsauer insiste además sobre la necesidad de una liberación más rápida del mercado interno, en especial el sector de la electricidad, y sobre la aceptación del segundo paquete de los acuerdos bilaterales con la Unión Europea.

“Pienso que los problemas económicos y políticos que tenemos hoy son el fruto de un proceso que dura varios años. Sería una ilusión creer que vamos a solucionarlos en un año o dos,” agrega Ramsauer.

Para el director de ‘economiesuisse’, Suiza se comprometió en un debate político “algo amargo”, pero es necesario para hacer un “diagnóstico preciso de los problemas”.

“En un cierto momento habrá que buscar consenso, pero antes hay que hacer el diagnóstico”, concluye Rudolf Ramsauer.

swissinfo, Chris Lewis, Zúrich
(Traducción: Alberto Dufey)

Contexto

Cerca del 40% de las exportaciones suizas se eectuaron en dólares, lo que convierte al billete verde en la segunda moneda de exportación después del euro.
El dólar se cotizó a comienzos de año a 1,23 francos para situarse actualmente a 1,15, con una baja histórica de 1,11 francos registrada hace dos semanas.
Los economistas esperan una recuperación del dólar a corto plazo.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.