La fiebre del fútbol aún no ha llegado a Ginebra

En el estadio de Ginebra, con capacidad para 30.000 personas, se disputarán los partidos entre República Checa, Portugal y Turquía. Keystone

A seis meses del comienzo de la Eurocopa 2008, swissinfo visitó Ginebra, una de las cuatro ciudades anfitrionas. Hasta ahora el evento despierta poco entusiasmo.

Este contenido fue publicado el 17 diciembre 2007 - 11:31

El estadio de la ciudad de Calvino será escenario de varios partidos del grupo A, que integran Suiza, Turquía, República Checa y Portugal.

"El sorteo ha sido casi ideal para nosotros", confiesa a swissinfo Marc Müller, senador nacional y responsable de la organización de la Eurocopa 2008 en Ginebra.

"El grupo me parece equilibrado, Suiza tiene posibilidades para seguir adelante. Y los portugueses, la comunidad extranjera más numerosa de Ginebra, van a crear un ambiente estupendo, al igual que los turcos que siempre viajan para apoyar a su equipo".

La colonia portuguesa suma unas 30.000 personas, por lo que la selección lusa se sentirá como en casa en los dos partidos que disputará en el estadio de Ginebra. Se espera, además, que numerosos grupos de aficionados turcos se desplacen a Ginebra desde la región de Basilea, Alemania y Francia.

"Son dos equipos con hinchas muy apasionados, pero a pesar de ello estamos convencidos de que los partidos se disputarán en un ambiente tranquilo y con un excelente espíritu deportivo", señala Müller.

Gracias al resultado favorable del sorteo, Ginebra consiguió evadir un mayor problema de seguridad que hubiera supuesto la llegada de numerosos aficionados de fama alborotadora procedentes de Alemania, los Países Bajos o incluso de Inglaterra, de haberse clasificado para la Eurocopa.

Superar el escepticismo

En Suiza prevaleció hasta ahora el escepticismo en lugar de la ilusión por el fútbol debido a la preocupación general por la seguridad, el ruido y los gastos públicos que genera la Eurocopa.

El periódico ginebrino 'Le Temps' resumió la situación en una columna: "Ahora el gigante ya tiene una cara. Quizás deberíamos dejar de estar preocupados y tratar de empezar a poner una sonrisa."

"Los suizos tienen que demostrar que se les puede asociar a más cosas que los lingotes de oro, relojes o chocolate", añade el columnista.

"Acostumbrados a vivir en una ciudad internacional, los ginebrinos tendríamos que ser algo más abiertos y capaces de celebrar y conocer a otras culturas", señala a swissinfo Johanna Medellín que reside en Ginebra.

Preparativos en marcha

Los organizadores en Ginebra están convencidos de que en su ciudad los preparativos para la Eurocopa van por buen camino. "Ginebra es la ciudad mejor preparada", señala Marc Müller.

Más allá de algunas pancartas en la estación ferroviaria hay pocas referencias de que Ginebra acogerá el próximo año el tercer evento deportivo más importante del mundo, después del Mundial de Fútbol y los Juegos Olímpicos.

"Es normal; aquí en Suiza la gente no suele entusiasmarse tan pronto", declara Frédéric Hohl, uno de los organizadores. Estima que "hasta un millón de personas" podría llegar a ver los partidos que tendrán lugar en esta ciudad en el mes de junio.

Se han vendido ya casi todas las entradas para los partidos que se disputarán en el 'Stade de Genève' que dispone de capacidad para 30.000 espectadores.

Los organizadores quieren que los aficionados se reúnan en las denominadas 'zonas fan' donde podrán seguir los partidos en directo en grandes pantallas que se instalarán en los barrios Plainpalais (capacidad para 100.000 personas) y Le Bout-du-Monde (30.000 personas). Ambos serán escenario de otros actos festivos.

"Cuenta sólo el dinero"

Muchos ginebrinos ven con escepticismo que su ciudad sea anfitriona de la Eurocopa. Les preocupan los 'hooligans', el ruido de la música callejera y eventuales actos de vandalismo.

"Es inadmisible; ¿por qué no lo hacen en otro sitio? La ciudad no se preocupa por nosotros. Tengo pensado abandonar Ginebra durante esas tres semanas", asegura un residente del barrio Plainpalais.

"Cuenta sólo el dinero", lamenta Jacqueline Dabbagh, una vecina de 78 años. "Las autoridades están contentas porque durante la competición la gente sólo se interesa por el fútbol y se despreocupa de otras cosas."

No obstante, la mayoría de los empresarios locales se frotan las manos. "Durante el Mundial de 2006 en Alemania había una gran pantalla aquí. Pero incluso con cuatro empleados no fuimos capaces de abastecer la demanda de cerveza", recuerda Walid Panschiri, propietario de un colmado local en Plainpalais.

No obstante, siempre queda algo por implorar: "Es una vergüenza que los ingleses no se hayan clasificado. Es verdad que sus hinchas son caóticos, pero también son los mejores clientes", afirma un taxista ginebrino.

swissinfo, Simon Bradley, Ginebra
(Traducción: Antonio Suárez)

Datos clave

Según un sondeo de 2006, la comunidad portuguesa (174.000) es la tercera más grande en número en Suiza, precedida únicamente por las comunidades italiana y serbia. Tras los españoles sigue en quinto lugar la comunidad turca, integrada por 74.000 residentes que en su mayoría viven en Basilea.

Según informaciones proporcionadas por el periódico 'Le Matin Bleu"', aficionados con entradas para partidos disputados en Ginebra lo van a tener difícil a la hora de encontrar un alojamiento. La ciudad dispone de 9.200 habitaciones de hotel, pero la Organización Internacional del Trabajo ya ha reservado muchas de ellas para los participantes del congreso anual del 30 de mayo al 15 de junio.

Partidos de la Eurocopa 2008 disputados en Ginebra: 7 de junio, Portugal – Turquía (18.45 h); 11 de junio, República Checa – Portugal (16.00 h); 15 de junio, Turquía – República Checa (18.45 h).

End of insertion

Eurocopa 2008

Como países anfitriones, Suiza y Austria se clasificaron automáticamente para la Eurocopa de Fútbol 2008, que tendrá lugar del 7 al 29 de junio de 2008.

Los 31 partidos se disputarán en cuatro ciudades suizas (Basilea, Berna, Ginebra y Zúrich) y en cuatro ciudades austríacas (Innsbruck, Klagenfurt, Salzburgo y Viena). La final será en Viena el 29 de junio. La selección suiza disputará los tres primeros partidos en Basilea.

La Eurocopa se transmitirá a 170 países y llegará a 8.000 millones de espectadores.

Se estima que unos 5,4 millones de aficionados seguirán los partidos en Suiza, de los cuales un 1,4 millón extranjeros.

Según la UEFA, 8 millones las personas han tratado conseguir una de los 1,05 millones entradas disponibles.

Una encuesta de MasterCard revela que la Eurocopa 2008 aportará ingresos superiores a los 2.300 millones de francos suizos a las economías europeas.

End of insertion
swissinfo.ch

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo