Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La integración en Suiza desde la óptica africana

La aribitraria amalgama entre africanos y traficantes de drogas, perjudica a la comunidad negra.

(Keystone)

Dos libros recién publicados y firmados por dos africanos radicados en Suiza, ilustran sobre el abismo entre integración y aceptación.

Ambas miradas aportan una contribución importante en vista de la votación del 24 de septiembre sobre la nueva Ley en materia de extranjeros.

"La sociedad suiza multicultural está en construcción. Esto lleva tiempo pero Suiza está bien ubicada ya que no tiene un pasado colonial ", afirma Innocent Naki.

Este periodista de la Costa de Marfil, establecido en Suiza desde el 2000, defiende con optimismo la convivencia de las culturas desde un enfoque sociológico de la integración. Acaba de publicar su segundo libro, 'Mestizaje cultural, miradas de mujeres', compuesto por cinco entrevistas con suizas casadas con africanos y cuyo prólogo obedece al sociólogo suizo Jean Ziegler.

El autor conoce bien el tema, vino a Suiza "por amor", para reunirse con su futura esposa, a la que había encontrado en Costa de Marfil, después de haber esperado un visado durante años. Hoy, padre de dos chicos, trabaja como profesor y periodista en Friburgo.

¿Por qué un libro sobre las mujeres? "Para mí, las mujeres son un barómetro que me permite medir el grado de acogida, ya que ellas se liberan más fácilmente de perjuicios para dar el primer paso", confía Innocent Naki a swissinfo.

Por otro lado, encuentra "grandes similitudes en el combate de las mujeres y de las minorías negras". Por ejemplo, sufren el mismo racismo en los procesos de contratación si llevan un nombre africano.

Los papeles y la mirada de los otros

Las cinco interlocutoras de su libro tienen una trayectoria muy diferente, con zambullidas a veces, en la marginalidad o el infierno. Pero todas ellas hablan de la misma carrera de obstáculos administrativos con su compañero, sea para obtener un visado de entrada o un estatuto de refugiado.

En Zúrich, Lausana o Solothurn, ese problema de papeleo "pone una suerte de velo sobre las historias de amor, porque para las miradas externas, esos matrimonios siempre son por los papeles", narra Claudia en este libro.

Y luego está la mirada de los otros. "Algunos estudios han mostrado que las parejas binacionales son mejor aceptadas en el país del marido que en el de la esposa la cual, por extensión, se convierte a menudo en víctima de reacciones racistas", declara el periodista de la Costa de Marfil.

Para él, la explicación de lo anterior se encuentra en el machismo que caracteriza nuestra sociedad patriarcal.

¿Qué es lo más difícil en Suiza? "El sistemático reflejo policial", responde, refiriéndose a la frecuente amalgama que se hace entre africanos y traficantes de drogas. Amalgama que causa tanto daños entre suizos como entre africanos.

"La policía de este país debe esforzarse en erradicar a los distribuidores de droga sin llenar de oprobio a la mayoría de los negros", asienta y añade que la comunidad negra debe poder vivir en paz.

Racismo 'ordinario'

Sabemos poco sobre los negros en Suiza, estimados en 40.000 por la Oficina Federal de Estadísticas.

El año pasado, la Comisión Federal contra el Racismo (CFR) publicó un estudio. La mayor parte de las 27 personas interrogadas, de medios y condiciones muy diversas, tiene el sentimiento de que jamás formará realmente parte de nuestra sociedad, aunque nació aquí o tiene el pasaporte suizo.

Un problema oculto resumido en esta terrible expresión: 'racismo ordinario'. ¿Ordinario como 'normal'? ¿Los insultos, la injusticia, los clichés y los perjuicios son normales en Suiza, campeona de los humanos derechos?

"El mejor terreno del racismo sigue siendo la falta de comprensión y de interés... hacia el otro, el extranjero, el semejante". Estas palabras son de Cikuru Batumike, que también acaba de publicar un libro.

En 'Ser negro africano en Suiza', este periodista y escritor de origen congolés reunió los poco datos disponibles sobre esta 'minoría visible'.

Historia, economía, formación, cultura, religión, analiza todos los rubros posibles, sin olvidar los consejos prácticos y las direcciones convenientes (asociaciones, tiendas, etc.).

Reflexiona de manera crítica sobre las facetas de la integración, de la identidad, las percepciones, perspectivas, en suma, sobre el margen de maniobra de los negros africanos que eligen Suiza para residir. Su vida, "entre el indispensable proceso de hacerse aceptar por el otro, las preocupaciones de la vida diaria y la preocupación de hacer aceptar su identidad".

¿Integración o convivencia?

Para Cikuru Batumike, los intentos de respuestas siguen siendo meros votos piadosos, al menos en lo que toca a una "real política de migración capaz de tomar en cuenta el aspecto de las representaciones dominantes, sean políticas o económicas".

A Innocent Naki tampoco le agrada mucho el término de integración y prefiere el de convivencia. "Es un término trillado, me parece que la integración no se adquiere jamás, pero se trabaja de manera permanente para que cada uno cambie de manera permanente".

Siempre según el estudio de la CFR sobre los negros en Suiza, las personas interrogadas declaran que el foso entre la integración y la aceptación es muy profundo. Algo para reflexionar.

Estos dos libros-espejo aportan una contribución importante (el de Innocent Naki aparecerá este verano en alemán) a esta reflexión, en la perspectiva de las votaciones del 24 de septiembre en torno a la nueva Ley sobre los extranjeros, que en particular, establece nuevos obstáculos para los matrimonios mixtos.

swissinfo, Isabel Eichenberger
(Traducción, Marcela Águila Rubín)

Contexto

Cikuru Batumike es originario de Bukavu, República Democrática del Congo. Vive y trabaja en Bienne como periodista. Ha publicado 4 libros, incluida una colección de poemas. El quinto, 'Ser negro africano en Suiza', fue editado en el 2006 por L'Harmatan, París.

Innocent Naki, nacido en 1976 en Costa de Marfil, posee una maestría en comunicación. Vive en Suiza desde el 2000 y trabaja como periodista. Acaba de publicar su segundo libro, 'Mestizaje cultural, miradas de mujeres' en las Ediciones Swiss.

Fin del recuadro

Datos clave

De un total de más de 7 millones de habitantes, Suiza cuenta 1.5 millones de extranjeros, entre los cuales 40.000 son de origen subsahariano; es decir, dos veces más que en 1991.

Según 'Los Negros en Suiza', estudio publicado en el 2005 por la Comisión Federal Contra el Racismo (CFR), la mayoría de las 27 personas interrogadas siente que jamás formará parte de Suiza, aunque haya nacido aquí o tenga el pasaporte helvético.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×