Navigation

La política fiscal, tema electoral omnipresente

Keystone

El Partido Radical (PRD) preconiza una simplificación drástica, el Demócrata Cristiano (PDC) quiere exonerar las primas familiares y el Socialista (PS) se inclina por mayores imposiciones para los ricos...

Este contenido fue publicado el 29 agosto 2007 - 11:04

Si bien el sistema fiscal suizo actual es ingenioso, no deja de ser bastante complicado.

Actualmente, muchos ciudadanos no podrían llenar su declaración anual de impuestos sin la ayuda de un especialista fiscal. La dificultad principal es que los sistemas de deducción no están armonizados entre las comunas, los cantones y las autoridades federales.

De esta manera, las deducciones para las familias con niños, para los gastos profesionales, para las mensualidades tras la jubilación o en caso de dar un donativo o poseer un inmueble, por ejemplo, no son las mismas de un cantón suizo a otro.

Comparaciones muy difíciles

Incluso las comunas de un mismo cantón tienen su propia tasa impositiva y su propia curva de progresión, por lo que resulta difícil hacer comparaciones.

El Partido Radical (PRD, derecha) se ha ocupado del problema. Dos meses antes de las elecciones federales, lanza su propuesta. Una idea que emerge cada vez que se evoca una simplificación del sistema fiscal.

Denominado 'EasySwissTax', el proyecto radical no pretende establecer una tasa fiscal uniforme, sino instaurar dos o tres niveles de tarifas, de acuerdo al ingreso del contribuyente. Podría pensarse en imposiciones del 10% para un ingreso no mayor a los 100.000 francos por año, de 20% hasta los 200.000 y de 30% más allá de esa cifra.

Para la fortuna, el sistema propone una "imposición al rendimiento hipotético del capital, para incitar a la gestión activa de la fortuna; es decir: invertir más que ahorrar", explica el partido en la documentación al respecto.

Esta imposición sería calculada de acuerdo a una tasa específica, única, además del ingreso bruto. Las ganacias adicionales no serían tocadas por el fisco.

Los cientos de formas de deducciones posibles en la actualidad se reducirían a cuatro, de acuerdo al plan del PRD: Para las personas económicamente activas, las jubiladas, las discapacitadas, para aquellas que reciben ayuda y para los donadores públicos habría entonces retenciones globales.

Para favorecer el crecimiento económico

"El objetivo es que la nueva declaración de impuestos sea sólo de una página y que se pueda llenar en media hora", dice el presidente del PRD suizo, Fulvio Pelli.

No obstante, aún quedan muchas imprecisiones: el partido quiere conservar los privilegios acordados a los propietarios de inmuebles, pero introducir una deducción para los gastos de mantenimiento, prevista en las opciones del proyecto.

Entre esas posiblidades, los radicales planean la abolición en toda Suiza del impuesto sobre donaciones. En cambio, juzga imperativo abolir el impuesto a los intereses y los dividendos.

Básicamente, el PRD calcula que su propuesta significaría la pérdida de unos 250 millones de ingresos a las arcas fiscales. El cantón de Zúrich perdería 3% de los ingresos.

Pero el partido advierte que estas medidas estimularían el crecimiento económico y compensarían las pérdidas en los ingresos fiscales.

El modelo deberá ser discutido públicamente en los próximos meses.

Oposición, programada

"La idea es atractiva para la mayoría de la población. No obstante, el PRD debe tomar en cuenta a su propia clientela. Se trata de muchos propietarios de casas que quieren poder deducir los costos de reparación de sus hogares", dice al respecto el politólogo Hans Linder.

La reforma fiscal es un buen tema de la batalla electoral que "le sumará votos" al PRD, agrega Linder. Pero las posibilidades de aplicación son más bien escasas, considera el experto.

"Este modelo aparentemente simple sería extremadamente complicado de aplicar porque muchos intereses divergentes estarían en juego."

Las voces en contra no sólo aparecerían del lado de los círculos políticos de izquierda que buscan una imposición más dura y no aligeramientos, sino también de los cantones, considera el politólogo.

"Los cantones pronto mostrarían sus intereses propios y sus sensibilidades políticas."

Reducir la presión a las familias

Menos radicales son las reformas que alimentan la campaña electoral del Partido Demócrata Cristiano (PDC centro-deracha). El partido "se contenta" con que el fisco no incida en los subsidios familiares destinados a los niños y jóvenes en formación.

Con ello, el PDC quiere convertirse "en una fuerza promotora de la política familiar", descargando la presión fiscal para las familias.

Por su parte, el Partido Socialista (PS) critica el modelo del PRD y argumenta que con ello se busca "hacer regalos" a los ricos.

Los socialistas quieren impulsar su posición con respecto al fisco a través de la iniciativa popular 'Por más justicia fiscal', que pretende mayores gravámenes para los ricos y prohibir formalmente los modelos fiscales que se basan en el impuesto decreciente.

En el modelo del PS, los ingresos que superen los 250.000 francos anuales serían grabados con una tasa mínima del 22%. A partir de los dos millones de francos, la fortuna sería sometida a una tasa de 5 por mil.

Con ello, el Partido Socialista quiere poner fin a la caza de grandes acaudalados que los cantones emprenden actualmente en Suiza.

swissinfo, Andreas Keiser
(Traducido del alemán por Patricia Islas Züttel)

Sistema fiscal suizo

En Suiza, las comunas, los cantones, las autoridades federales y las instituciones eclesiásticas reconocidas en el país tienen el derecho de recibir impuestos.

Esta competencia les permite fijar las tasas de imposición y la progresión fiscal.

Esta progresión cuida de que los ingresos más altos tengan imposiciones más elevadas que los ingresos más bajos.

El sistema suizo de imposiciones es tan complicado que los 2.500 asesores fiscales registrados en el país ganan anualmente 700 millones de francos.

End of insertion

FLAT TAX RATE

Hasta ahora, ningún país del este europeo ha impuesto la Flat Tax Rate, una tasa que se ha instaurado en los ex países del bloque del Este: Letonia, Rusia, Eslovaquia, Ucrania y Serbia.

Este modelo prevé un sistema fiscal con una tasa única de imposición para los altos y los bajos ingresos.

EasySwissTax propone establecer, en vez de una única tasa impositiva, varios niveles fiscales.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.