La seguridad en los túneles ferroviarios suizos es satisfactoria

Portones del túnel de San Gotardo. (Foto de archivo Keystone). Keystone Archive

No se impone ninguna medida de urgencia para los túneles ferroviarios suizos. Según el informe de la Oficina Federal de Transportes, el nivel de seguridad sigue siendo elevado. Sin embargo se necesitan medidas específicas para los túneles más largos.

Este contenido fue publicado el 22 enero 2001 - 15:36

La investigación fue realizada el año pasado a pedido de Moritz Leuenberger, ministro de Transportes, después de los accidentes que ocurrieron en los túneles de Mont Blanc y de Tauern. Fueron examinados 689 túneles ferroviarios, en servicio hasta el 1 de enero de 2000.

Cinco de cada seis túneles totalmente seguros

Se han distinguido cuatro categorías de túneles. Las dos primeras, que representan el 84% de los túneles examinados, no ofrecen problemas de seguridad. Se trata de obras de una longitud inferior a 300 metros, que ofrecen buenas posibilidades de evacuación.

Por el contrario, se deberán tomar medidas de seguridad complementarias en túneles de la categoría "C" (12% en total). Se estudiarán medidas específicas en función de la relación costo-eficacia.

Riesgos en los túneles largos

En cuanto a los 26 túneles "D" (4%), casi todos con más de 3 kilómetros, se justifican medidas para reforzar la seguridad. Se trata de facilitar el auto-socorro o el fácil salvamento por socorristas gracias a posibilidades de evacuación mejoradas.

Para la mayoría de los túneles, los últimos grandes trabajos de revisión remontan a más de 20 años. Uno solo de los túneles largos, el túnel de Jaman, en la línea de Montreux-Oberland bernés, necesita trabajos rápidamente, pero sin que la seguridad esté en juego, según la OFT.

Medidas y prevención

A la luz del informe, los encargados del mantenimiento de los ferrocarriles tienen hasta septiembre de 2001 para proponer medidas de optimización. Las mejoras se relacionan sobre todo con la aireación, la iluminación y el balizaje de los caminos de huida o el acceso a los pórticos. También se controlará el material rodante.

Para la OFT, el objetivo prioritario debe ser la prevención de accidentes ferroviarios. Hay que reforzarla con un equipo adecuado de material y con una información a los viajeros sobre el comportamiento a adoptar en caso de accidente.

Poco peligro según las estadísticas

El ferrocarril es más seguro que la carretera, señala el estudio. Según un análisis de los Ferrocarriles suizos, los accidentes mortales son además netamente inferiores en los túneles que en plena vía. Los últimos accidentes mortales en túneles suizos remontan a 1971 y 1932.

Entre 1990 y 1997, se produjo un promedio de 260 accidentes ferroviarios, en su mayoría por choques, que ocasionaron 48 muertos en Suiza. Durante ese mismo periodo, los accidentes en las carreteras helvéticas ocasionaron 743 muertes, es decir, quince veces más.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo