Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La UE apuesta por el lujo helvético

Vacheron Constantin pertenece al grupo de relojes de lujo Richemont.

(Keystone)

Richemont se beneficia de un mayor consumo de joyas y relojes por parte de los países vecinos, quienes simultáneamente compran menos productos básicos a Nestlé.

ABB logra salir de los números rojos en el primer trimestre del 2005, aunque sus finanzas siguen mermadas por ilícitos del pasado.

Las preferencias de los consumidores de la Unión Europea (UE) -el principal vínculo comercial de Suiza-, dictaron el ritmo de la presente semana económica.

De hecho, sus patrones de consumo construyeron una paradoja: en un periodo de bajo crecimiento económico (menos de 1,8% en 2005), los países vecinos aprestaron la cartera para adquirir artículos de lujo mientras su adquisición de alimentos básicos de origen suizo disminuyó.

Entre lo más relevante de los últimos días está también el esfuerzo de un gigante empresarial por ganarle la batalla a los números "rojos". A continuación, lo más importante.

El lujo vende

El grupo empresarial ginebrino Richemont, famoso por la manufactura de artículos de lujo (Mont Blanc entre muchas otras marcas), sorprendió el pasado martes (26.04) con sus resultados financieros correspondientes al primer trimestre del 2005.

Las ventas de sus ramas relojera y joyera aumentaron 10%, lo que se tradujo para la compañía en ingresos totales del orden de los 5.760 millones de francos suizos.

Y si evaluamos su rentabilidad por regiones, Europa fue la más interesante, pues las ventas aumentaron 10,5% para reportarle al grupo ingresos por más de 2.400 millones de francos suizos. Francia e Italia, los principales compradores.
La región Asia-Pacífico aunque menos espectacular por el monto de sus ventas (1.110 millones de francos), fue la más dinámica, pues creció 26% durante esos tres meses.

Los consumidores de Norte y Latinoamérica, por su parte, le compraron a Richemont 1.080 millones de francos, 14% más que durante el primer trimestre del 2004.

Nestlé, fuera de metas

El reverso de la moneda esta semana lo vivió Nestlé.

La número uno de la alimentación mundial atraviesa un periodo de altas y bajas desde 2004, y durante el primer trimestre del 2005 no logró evitar que sus ventas se estancaran.

El pasado lunes (24.04), al presentar su informe financiero enero-marzo del 2005, detalló que sus ventas sumaron 20.460 millones de francos suizos, apenas 0,3% por encima del mismo lapso del 2004.

La debilidad del dólar fue la principal causa, suficiente para obligar a Nestlé a incumplir los objetivos financieros que se fijó para el 2005.

Al respecto, Peter Brabeck, presidente y recién nombrado Director General del grupo, aseguró que los resultados son "satisfactorios y congruentes con las expectativas".

Los mercados no opinan lo mismo, y una de sus principales preocupaciones es que Europa, el principal mercado de Nestlé, esté desinteresado en sus productos (las ventas no aumentaron).

En el continente americano -y especialmente en México y Brasil- las ventas marcharon mejor (aumentaron 7,3%).

ABB en el "estira y afloja"

Abril no ha sido un mes fácil para el grupo de tecnología electrotécnica y de automatización ABB.

La compañía, de origen helvético-sueco, anunció ayer (28.04) ganancias por 237 millones de francos suizos durante el primer trimestre del 2005, y un interesante volumen de ventas por 6.045 millones de francos suizos (12% arriba del mismo lapso del 2004).
Y aunque los datos resultan particularmente alentadores y la empresa los considera un "excelente despegue de ABB", todavía arrastra las secuelas del pasado negro que escribió en 2004.

Cabe recordar que los ejercicios 2002 y 2003 fueron de pérdida para ABB, y aunque la empresa anunció hace dos meses (17.02) con bombos y platillos que el 2004 había cerrado con ganancias, este mes (19.04) se vio obligada a reconsiderar y corregir sus resultados.

La Comisión de Operaciones de Bolsa de Estados Unidos (SEC por sus siglas en inglés) la multó por una serie de pagos irregulares por 650.000 francos suizos que realizaron algunos empleados suyos en Estados Unidos a clientes potenciales en América Latina y Medio Oriente.

El ilícito obligó a ABB a corregir, y a aceptar que no ganó 238 millones de francos el año pasado. Una vez pagada la deuda a la autoridad estadounidense, perdió 41 millones de francos.

Emmi, un nuevo peldaño

Otra noticia destacada esta semana corrió a cargo de Emmi, la número uno de la industria lechera suiza.

Este jueves (28.04) anunció que sus utilidades crecieron 12,6% para sumar 47.3 millones de francos suizos.

Si bien, su talla no tiene comparación con la de cualquiera de las otras empresas citadas previamente en este balance, Emmi subió un peldaño dentro del ámbito empresarial al comenzar a cotizar en el mercado de valores.

Una empresa que se vuelve pública está obligada a manejar sus finanzas con toda transparencia, y en el caso de ésta en particular, una de sus políticas es utilizar sólo leche suiza para sus productos.

swissinfo, Andrea Ornelas

Datos clave

Richemont vendió 5.760 millones de francos suizos durante el primer
trimestre del 2005.
Más de 40% de sus artículos fueron adquiridos por consumidores de la UE.

Fin del recuadro

Contexto

Los 25 países de la Unión Europea (UE) constituyen la región que mayor intercambio comercial sostiene con Suiza, por lo que su perfil de consumo tiene un gran impacto sobre las finanzas de las empresas helvéticas.

Durante el primer trimestre del 2005, Richemont, especializada en artículos de lujo, tuvo un extraordinario desempeño.

El gigante de la alimentación, Nestlé, no avanzó durante el primer trimestre del año debido a que la depreciación del dólar jugó en su contra.

Las ventas de Nestlé aumentaron sólo 0,3% en ese periodo.

ABB registró utilidades por 237 millones de francos en el primer trimestre.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes