Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Los palestinos, consternados por la amplitud de los daños

Niñas palestinas caminan sobre los escombros de la escuela de Sakhnin, en Beit Lahiya, norte de Gaza.

(Keystone)

El delegado para la Ayuda Humanitaria Suiza, que este lunes concluyó una visita a la Franja de Gaza, dice que la ayuda a los palestinos es entregada en forma independiente al gobierno de Hamás.

Toni Frisch señala a swissinfo que la gente no atina a explicar la amplitud de los daños ocasionados durante la ofensiva militar del mes pasado.

"La gente entiende de algún modo que hubo ataques y bombardeos aéreos. Pero no puede entender que haya tanto daño colateral, tanto daño en escuelas, en centros de almacenamiento, que inclusive los hospitales hayan sido afectados y tantos civiles asesinados", subraya el también subdirector de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE).

Entrevistado vía telefónica desde el Valle del Jordán, Toni Frisch agrega que para la población palestina "es difícil entender que los programas de agricultura hayan sido perjudicados". Y es que, además, "los tanques y excavadoras cruzan los campos y tierras de labranza".

Fuerzas israelíes han lanzado prospectos y hecho llamadas telefónicas para advertir de ataques inminentes. Sus diplomáticos aseguran que, de manera reiterada, los militares suspenden ataques en casos donde estiman que civiles estarían en peligro.

Lo anterior después de que Israel fuera acusado de uso desproporcionado de la fuerza durante el conflicto de 22 días, en el que resultaron muertas entre 1.200 y 1.300 personas. Israel aduce que los combatientes de Hamás se mezclaron con la población civil y que la organización islamista utilizó escuelas y mezquitas como plataformas para los ataques contra Israel.

Este lunes, Hamas acusó a su rival, Fatah, de coludirse con Israel para atacar la Franja de Gaza mediante el uso de 'Google Earth'.

swissinfo: ¿Puede describir lo que vio en la Franja de Gaza?

Toni Frisch: No me sorprendió lo que vi. Estoy en el rubro humanitario desde hace 30 años. He visto muchos, muchos desastres y crisis, y desde luego, hubo daño. Hubo muertos y heridos y eso fue muy dramático. Pero en general, no me sorprendió ver la realidad ahora después de haber escuchado y leído, y después de haber sido informado por nuestro equipo.

swissinfo: ¿Cuál es el mayor problema?

T.F.: El gran problema sigue siendo el acceso. La Franja de Gaza está en una situación en la que la gente se encuentra como en una prisión. No tienen libertad de movimiento en lo absoluto. Cada día, desde hace año y medio, hay mercancías que no pueden pasar. No se entiende por qué no se permitió el acceso de la ayuda y los suministros médicos.

Nosotros fuimos privilegiados al traer nuestra ayuda, pero muchos tuvieron que esperar día tras día para traer esos abastecimientos. Este es el problema más serio.

swissinfo: Usted mencionó su consternación por los daños causados a las instalaciones agrícolas y las escuelas de la Franja de Gaza. ¿Qué capacidad tiene la administración de Hamás para organizar un proceso de reconstrucción?

T.F.: Puedo decirle que todos esos programas son totalmente independientes del gobierno local o la autoridad política responsable, Hamás.

Tenemos nuestra red de distribución, tenemos especialistas locales, colaboradores locales desde hace muchos años. Trabajamos con la UNRWA (Oficina de Socorro y Trabajos de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Cercano), con el CICR (Comité Internacional de la Cruz Roja), tenemos una red de cientos de personas y podemos identificar con precisión a dónde va esa ayuda.

Los futuros proyectos de recuperación y reconstrucción serán organizados de modo que no haya ningún peligro. La gente piensa que la ayuda humanitaria es algo que se puede aprender hoy y mañana se es especialista. No es el caso. Esta es también una profesión. Muchas personas piensan que es solamente algo que se hace de buen corazón, pero eso no es suficiente.

swissinfo: La ONU detuvo suministros humanitarios destinados a la Franja de Gaza tras de que Hamas confiscara provisiones. ¿Cómo es posible equilibrar una operación autónoma y tratar con Hamas, que gobierna por voto popular?

T.F.: Es claro que muchas organizaciones y gobiernos están poco dispuestos a cooperar totalmente. Si lo hacen, son criticados. Ese es un problema. Entonces, cada gobierno debe decidir por sí mismo el mejor modo de hacerlo. Nosotros tenemos nuestros caminos; tenemos una visión clara de cómo lo haremos.

Para Suiza, en la fase temprana de recuperación o en el seguimiento de los programas, tenemos que actuar ahora, yo no veo ningún problema y puedo decirle que nada va a las manos equivocadas.

En la conferencia de Sharm el Sheik, había dos asuntos: ayuda humanitaria y reconstrucción y recuperación temprana. Pero no se puede hablar de recuperación temprana mientras no se permita traer cemento en cantidades suficientes. No se puede hablar de reconstrucción. El problema más serio es dar libre acceso a los bienes necesarios de cada día.

swissinfo: ¿Cree usted que la Franja de Gaza pueda ser independiente de la ayuda humanitaria en un futuro cercano? ¿Será capaz la administración de proveer a su propia gente?

T.F.: Espero eso, que sean independientes. Por el momento, debo decir, estas personas de ninguna manera están interesadas en la ayuda humanitaria. Quieren tener el acceso y los bienes que necesitan para su vida normal, reconstruir, que los niños puedan ir a la escuela, que los pacientes pueden ser tratados en hospitales.

Esto es lo que necesitan y lo que quieren. Pero puedo decirle que en cuanto haya normalidad ya no será necesaria la ayuda humanitaria. Supongo, desde luego, que quizás de vez en cuando, pero no de un modo general.

Pero ahora, al menos el 50% o aún más -70%- de la gente en la Franja de Gaza depende de las operaciones de socorro y de los suministros de ayuda. Es una situación absolutamente alarmante y desastrosa.

swissinfo entrevista: Justin Häne
(Traducción y adaptación Marcela Águila Rubín)

ATAQUES "ESCANDALOSOS"

En visita el martes a la Franja de Gaza, donde inspeccionó uno de los almacenes de la UNRWA alcanzado por un bombardeo israelí el 15 de enero, el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, declaró que las personas responsables de los bombardeos deberían "rendir cuentas ante instancias judiciales".

El secretario general de la ONU calificó estos bombardeos de "ataques escandalosos y totalmente inaceptables".

"Debe efectuarse una profunda investigación y una explicación completa para asegurar que eso no se reproduzca nunca más", añadió Ban Ki-moon.

Fin del recuadro

22 DÍAS DE PESADILLA

Los equipos médicos palestinos estiman que al menos 1.300 habitantes, entre ellos, 410 niños y 108 mujeres, murieron durante la ofensiva militar israelí iniciada el 27 de diciembre.

La cifra de heridos es de 5.300, según los servicios de emergencia de Gaza.

En el campo israelí, 10 militares y tres civiles perdieron la vida.

Israel afirma haber matado a 500 combatientes de Hamas.

Fin del recuadro
(swissinfo.ch)


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×