Navigation

Los suizos viven más tiempo y en buena salud

Las actividades deportivas ayudan a los ancianos a mantenerse en buena salud. Keystone Archive

La longevidad de los suizos es un hecho probado, pero lo más importante es que se mantienen en buen estado de salud.

Este contenido fue publicado el 08 julio 2003 - 12:04

Es el resultado de los avances realizados en medicina y prevención de salud.

El Observatorio suizo de Salud hizo público un informe donde analiza el estado de salud de la población adulta. En general, los suizos viven más tiempo y gracias al progreso de la medicina, resisten mejor a las enfermedades de la vejez.

Dado que la pirámide invertida de las edades es un hecho irreversible, (más ancianos y menos jóvenes) los expertos temían que los servicios de salud se verían confrontado a un aumento de la demanda de cuidados médicos para los adultos mayores.

Sin embargo el estudio elaborado por los investigadores François Höpflinger y Valérie Hugentobler revela que el número de personas ancianas que necesitarán atención médica particular no aumentará en la proporción esperada. Ello debido a las políticas de prevención y salud que mantienen en buena forma a esta capa de la población.

Menos gastos médicos

Los investigadores afirman que en la actualidad se registra un aumento de los años en que las personas adultas no se ven afectadas por algún tipo de incapacidad, ya sea física o mental. Debido a una mejora de las condiciones de vida y al seguimiento preventivo de los organismos de salud, los ancianos gastan menos en tratamientos y medicinas.

Las estadísticas indican que entre 109 mil y 126 mil personas son actualmente atendidas por los servicios hospitalarios, es decir se trata de personas que no pueden llevar una vida completamente autónoma.

Una proyección estima que el número de ancianos dependientes aumentará de aquí al año 2020 entre 144 mil y 172 personas, pero debido a los avances médicos, esencialmente terapias, se espera reducir esta población a 150 mil personas.

Menos demencia

En donde se ha registrado el mayor avance, ha sido en los casos de demencia senil, cuya aparición puede ser retardada en dos años gracias a la medicina.

Sin embargo, el profesor Christian Lalive d’Epinay, fundador del Centro de Gerontología de la Universidad de Ginebra, afirma que la demencia se puede atenuar, pero no disminuir del todo, lo que implica que la vejez sea tributaria de una salud frágil, que convierte a un anciano en una persona dependiente.

Para el sociólogo es un mito afirmar que se puede vivir más tiempo sin que la salud de los ancianos se debilite. Esta situación, provocará a su juicio, que las necesidades de seguimiento y atención médica para los adultos tendrá en los próximos años una mayor demanda.

Adaptar el sistema

En términos de planificación de salud, las estructuras de atención a los ancianos deberán ser adaptadas a la longevidad, en particular a los personas que se mantienen en buena estado físico y mental. Es decir, habrá que reforzar los servicios de ayuda a domicilio.
Para Peter Meyer director del Observatorio suizo de Salud, una de los problemas de longevidad helvética, se produce con el costo de los seguros médicos. Admite que si los ancianos gastan menos en hospitalizaciones y tratamientos, las primas deberían disminuir.

Un debate de actualidad y que el Consejo Federal estudia en el marco de la futura reforma del sistema de salud en Suiza.

swissinfo y agencias

Datos clave

Gracias a los avances en la medicina y la prevención los suizos viven más tiempo en buena salud.

End of insertion

Contexto

Debido a la longevidad, los servicios de salud para ancianos deberán ser adaptados.
Vivir más tiempo no significa que la salud no se debilite, sostiene sociológo ginebrino.
Los mayores avances se han logrado en retrasar aparición de la demencia senil.
Las actividades deportivas, mayor seguimiento y atención de los adultos a domicilio, explican su buen estado físico.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.