Navigation

Lucerna tiende un puente a Europa

Unos 200 parlamentarios europeos asisten a la cita de Lucerna. swissinfo.ch

La Asamblea del Consejo de Europa inicia sus trabajos de primavera este lunes en Lucerna. Una mini sesión a la medida del país anfitrión.

Este contenido fue publicado el 27 mayo 2002 - 09:12

La Asamblea del Consejo de Europa efectúa una vez por año una reunión fuera de su sede en Estrasburgo y es la segunda vez que se reúne en Suiza. En 1987, Lausana acogió a los parlamentarios europeos.

De hecho, sólo 200 de los alrededor de 600 miembros de la Asamblea son esperados este lunes en Lucerna en respuesta a la invitación del Consejo Nacional, la cámara baja del parlamento helvético.

Lo anterior, merced a que se trata de una mini sesión en la que sólo tres comisiones son convocadas. A saber, la Comisión de Migraciones, la Comisión de Asuntos Políticos y la Comisión Permanente.

Migraciones y refugiados en el menú

La jornada de este 27 de mayo está consagrada al problema de las migraciones. Se trata de una oportunidad para que la ministra suiza de Justicia y Policía, Ruth Metzler, presente la política de Berna en materia de migraciones y de refugiados.

El día siguiente corresponderá al ministro suizo de Asuntos Exteriores, Joseph Deiss, encontrarse con los delegados de la Comisión de Asuntos Políticos.

Muchos de los temas están inscritos en la orden del día de la Comisión Permanente. Temas tan diversos como la situación humanitaria de la población Kurda en Turquía, el uso de productos prohibidos en el deporte y el tratamiento de la hiperactividad en los niños.

Finalmente, los delegados de la Asamblea del Consejo de Europa deberán conocer un informe sobre el estado de la población mundial.

El informe llama la atención, en particular, sobre los huérfanos del Sida y el número importante de personas portadoras de ese virus (40 millones de personas). Insiste particularmente en la necesidad de instrumentar planes de acción.

Una docena de delegados suizos

Fundado en 1949, el Consejo de Europa -no confundir con la Unión Europea- es la más antigua de las organizaciones del Viejo Continente. Actualmente cuenta con 44 países, incluida Suiza.

En cuanto a su Asamblea, está compuesta por 612 miembros -la mitad de titulares y la mitad de suplentes- entre los cuales 12 parlamentarios suizos.

Creada en plena II Guerra Mundial, esta organización trabaja esencialmente en la defensa de los derechos humanos y de la democracia.

Barbara Speziali, Bruselas

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo