Más de 200 turistas suizos regresaron de Cancún

La mayoría de los turistas suizos decidieron tomar el avión ante la amenaza del huracán. Reuters

Este martes por la mañana aterrizó en el aeropuerto de Zúrich un vuelo procedente de Cancún con 226 turistas a bordo que volvieron del Caribe mexicano ante la inminente llegada del huracán Dean.

Este contenido fue publicado el 21 agosto 2007 - 13:58

Luego de golpear duramente las costas de la Península de Yucatán, el huracán se debilitó para pasar de la categoría 5 a la 3, según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

El huracán Dean, que ya ha provocado la muerte de al menos 11 personas, azotaba este martes con lluvias torrenciales y poderosos vientos la costa caribeña de México, donde miles de turistas se apiñaban en refugios.

Entre tanto, otros viajeros han preferido regresar a casa ante el peligro de este huracán, que ha alcanzado la categoria 5 - la máxima- de la escala Saffir-Simpson, basada en la velocidad del viento.

Los turistas suizos que en estos días se encontraban en las costas de Yucatán (México) tuvieron la oportunidad de regresar a Suiza en forma previa, merced a las medidas adoptadas en ese sentido por los operadores turísticos Kuoni, Hotelplan y TUI Suisse.

Este martes llegó al aeropuerto de Zúrich-Kloten un primer vuelo charter, con 226 pasajeros, procedente de Cancún. El vuelo fue gratuito para las personas que contrataron previamente un seguro de viaje; las otras, en cambio, tendrán que pagar un suplemento. Un segundo avión sale este martes de ese centro turístico mexicano rumbo al país alpino.

"El regreso a Suiza es voluntario y no una evacuación", explicó el portavoz de TUI Suisse, Roland Schmid.

Peter Brun, de la agencia de viajes Kuoni indicó a swissinfo que de sus 160 clientes suizos de vacaciones en Yucatán, 121 regresaron en el vuelo que este martes aterrizó en Zúrich.

Los 39 vacacionistas restantes de Kuoni Suiza han sido llevados a hoteles donde se han implementado medidas de seguridad ante el paso del Dean, que registraba vientos sostenidos de 260 km/h antes de tocar la costa mexicana.

Cambio a otro destino

Los clientes de Hotelplan con reservaciones para el próximo vuelo charter del jueves 23 de agosto a Cancún pueden cambiar el destino de su viaje sin costo suplementario, según indica un comunicado de la agencia de viajes.

Las personas con billetes de avión con destino a Cancún vía Cuba, y a Cuba, pueden modificar su reservación, según explicó Peter Schmidli, portavoz de Hotelplan.

Peligro extremo

Entre tanto el huracán Dean, que se desplazaba a una velocidad de 32 kilómetros por hora, despertó este martes a los habitantes de la península de Yucatán con lluvias torrenciales.

Los últimos informes del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos indicaron que tras golpear con furia las costas del Caribe mexicano, el huracán Dean se debilitó a categoría tres.

En Playa del Carmen y otros puntos turísticos de la costa mexicana, ventanas y escaparates ya han sido tapiados por los dueños de los comercios, quienes conocen bien los posibles efectos de este tipo de fenómenos naturales.

En 2005, el huracán Wilma arrasó con varias de las blancas playas mexicanas. Siete personas murieron entonces y los daños materiales se situaron en alrededor de 3.000 millones de francos.

swissinfo y agencias

Estimación de daños

Según los expertos, el huracán Dean dejará huellas nada desdeñables en los balances de las aseguradoras, entre ellas las reaseguradoras suizas.

Se calcula que la suma total de los siniestros asegurados oscila entre 1.500 y 3.000 millones de dólares.

Hasta ahora el huracán ha causado los mayores estragos en Jamaica, dejando casas y fábricas destruidas.

El huracán 'Dean' ha crecido en fuerza y ha alcanzado la categoría de la pasada tormenta Katrina. La intensidad de ese fenómeno natural que devastó Nueva Orleans en 2005, dejó tras de sí una vorágine financiera de 62.000 millones de francos para las compañías aseguradoras.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo