Micheline Calmy-Rey, 'Visitante Ilustre' de Madrid

La presidenta suiza, Micheline Calmy-Rey, con el presidente del Gobierno Español, José Luis Rodríguez Zapatero en Madrid. Keystone

La presidenta suiza Micheline Calmy-Rey se reunió con el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, para revisar los temas de la agenda bilateral.

Este contenido fue publicado el 12 junio 2007 - 15:07

Previamente, la mandataria helvética recibió el título de 'Visitante Ilustre' que le otorgó el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón.

El jefe de gobierno español recibió en el Palacio de la Moncloa a la presidenta de Suiza, Micheline Calmy-Rey. Reunidos por primera vez, los dirigentes europeos pasaron revista a la temática bilateral.

El encuentro, que incluyó un almuerzo en el propio recinto gubernamental, marcó el cierra de un periplo oficial de dos días de la comitiva suiza en España.

De manera previa, la también ministra de Asuntos Exteriores se reunió con el Alcalde de Madrid, que la recibió con honores en la plaza frente a "la Casa de los Madrileños", rodeada de decenas de curiosos que siguieron la recepción.

El Consejo del Gobierno de la ciudad de Madrid otorgó a la presidenta suiza una medalla y el título de 'Visitante Ilustre'. También por la mañana se reunió con el presidente del Senado, Javier Rojo.

Vuelta de Córdoba

La comitiva presidencial viajó en horas de la mañana de este martes de la ciudad andaluza de Córdoba a la capital española.

La primera jornada de la visita oficial de la presidenta suiza, Micheline Calmy-Rey terminó la víspera en un teatro al aire libre con un espectáculo de bailaoras, luego de una visita a la Iglesia-Mezquita de Córdoba.

Esa histórica ciudad española fue el marco de las conversaciones entre la también ministra de Asuntos Exteriores helvética y su homólogo, Miguel Ángel Moratinos.

En rueda de prensa posterior, Calmy-Rey destacó que no era fortuito que el responsable de la diplomacia española le hubiese invitado a Córdoba, en donde "tres diferentes culturas y religiones han vivido pacíficamente (Cristianismo, Islamismo y Judaísmo) durante la Edad Media".

Y en ese tenor, la presidenta enfatizó que "es necesario avanzar en la comprensión mutua sin por ello renunciar a su propia identidad".

Cohabitación posible

"La cohabitación de las culturas es posible cuando la religión no es instrumentalizada por la política", sentenció la presidenta Micheline Calmy-Rey.

Para la mandataria suiza esa mezquita-catedral, uno de los más elocuentes y soberbios testimonios de siete siglos de presencia árabe en España, "es un alto símbolo de la coexistencia de las civilizaciones y las religiones".

"Suiza necesita lugares como éste", enfatizó la dirigente helvética para aludir a la iniciativa lanzada por la Unión Demócrata del Centro (UDC/Derecha dura) que busca desautorizar la construcción de alminares en Suiza. La tentativa, ratificó, es "anticonstitucional".

España y Suiza quieren intensificar esfuerzos

En el marco de la visita de Micheline Calmy-Rey a Andalucía, España y Suiza manifestaron su intención de "intensificar los contactos" con vistas a lograr la liberación de los rehenes en manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Ambos países (junto con Francia) están comprometidos en la búsqueda de una solución negociada al conflicto que golpea al país sudamericano desde hace más de medio siglo.

Los ministros de Exteriores de Suiza, Micheline Calmy-Rey y de España, Miguel Ángel Moratinos, emitieron una declaración conjunta en la que asientan su decisión de adoptar "iniciativas comunes y apoyarse mutuamente en los esfuerzos que despliegan para promover la paz".

Acuerdo humanitario

Luego de la "liberación unilateral, aplaudida por España, Francia y Suiza, implicados los tres como mediadores, del jefe guerrillero de las FARC, Rodrigo Granda, por el gobierno de Álvaro Uribe (presidente colombiano), trabajamos para obtener un acuerdo humanitario que permita liberar a los rehenes y particularmente a Ingrid Betancourt", subrayó la dirigente helvética.

Cabe recordar que la primera fuerza revolucionaria colombiana, las FARC, mantiene en su poder a más de medio centenar de rehenes a cambio de cuya liberación exige la puesta en libertad de unos 500 de sus efectivos que se encuentran en las cárceles colombianas.

París, Madrid y Berna propusieron la creación de una zona desmilitarizada para efectuar el canje, una estrategia que, sin embargo, no ha podido concretizarse.

swissinfo, Patricia Islas Züttel, enviada especial, Madrid

Suiza-España

En España están registradas 22.680 personas de nacionalidad suiza, según indica la Organización de Suizos en el Extranjero (ASO)

Por su número, se trata de la quinta comunidad en importancia de los países de la Unión Europea, luego de Francia (171.732), Alemania (72l.384), Italia (47.012) y Gran Bretaña (27.326).

En 1990 vivían en Suiza unos 116.000 españoles, de acuerdo con cifras de la Oficina Federal de Estadísticas.

En el año 2000 su número se habría reducido a 83.000.

Sólo en el 2005, cerca de 4.000 españoles abandonaron Suiza.

En ese mismo año, llegaron a Suiza poco más de 1.600 nuevos inmigrantes españoles.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo