Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Muere un símbolo de unidad y de paz

El Hermano Roger, defensor de la paz, la solidaridad y la tolerancia.

(Keystone)

Consternación por el asesinato del Hermano Roger, fundador de la Comunidad Ecuménica de Taizé (Francia).

La Misión Católica en Lengua Española de Berna insta a rendirle homenaje mediante el fomento de los valores de solidaridad y respeto que promovió el religioso.

"La noticia de la muerte del Hermano Roger debe dolernos a todas las personas de bien de todo el mundo, creyentes o no, ya que él ha sido y es un símbolo de unidad y de paz para una sociedad que ha perdido tantos valores", señaló a swissinfo el titular de esa representación religiosa, Herminio Rodríguez.

Roger Schutz-Marsauche, el Hermano Roger (90 años), fue apuñalado a las 20.45 horas de este martes (16.08), por una rumana de 36 años, cuando celebraba un servicio religioso.

El drama se produjo ante unos 2.500 jóvenes de diversas nacionalidades que asistían a la oración vespertina tradicional en la Iglesia de la Reconciliación en el poblado de Taizé (Bourgogne).

"Miles de jóvenes en todo el mundo han bebido en las fuentes de su espiritualidad fundamentada en el ecumenismo, trabajar por la unidad, rezar por la paz. Al igual que lo fue la Madre Teresa de Calcuta, Juan Pablo II o el Dalai Lama, entre otros, yo creo que el Hermano Roger es y será siempre, sin duda, un icono para nuestro mundo", añadió el padre Rodríguez.

En plena oración

De acuerdo con la versión del Hermano Emilio, portavoz de la comunidad de Taizé, la agresora habría logrado introducirse en medio del coro durante el servicio religioso.

"Avanzó hacia él (el Hermano Roger) pero no la vimos porque estábamos de espaldas. Escuchamos el grito, nos volvimos y ya estaba hecho", señaló.

La atacante asestó tres puñaladas en la garganta al religioso, precisó la gendarmería de Saône-et-Loire. La mujer fue sometida por los fieles sin oponer resistencia y quedó a disposición de las autoridades.

"Es significativo, me parece a mí, que alguien que rezó tanto por la paz y contra la violencia haya muerto de manera violenta, como un mártir de la causa", enfatizó el titular de la Misión Católica de Berna.

"Pienso que a nosotros nos toca unirnos en la oración, a los creyentes y a los que no lo sean. Aprender de él y fomentar esos valores de comunicación, de solidaridad y respeto que él promovió. Yo creo que será así nuestro mejor homenaje a su persona", concluyó.

Condolencias

La muerte del religioso causó consternación en el mundo. Políticos y personalidades religiosas expresaron sus condolencias por los hechos.

El presidente de Francia, Jacques Chirac, señaló que el religioso "permanecerá para todos, y de manera singular para los jóvenes, como uno de los más notables servidores de los valores del respeto y la tolerancia".

Desde Colonia, donde asiste a las Jornadas Mundiales de la Juventud (JMJ), el papa Benedicto XVI expresó su consternación y se refirió a la carta que recién le envió el Hermano Roger disculpándose por inasistir a ese encuentro en virtud de su débil estado de salud.

También desde esa ciudad alemana, monseñor Bernard Genoud, obispo de Lausana, Ginebra y Friburgo, condenó el asesinato. El prelado envió sus condolencias y oraciones a la comunidad de Taizé.

"Todos los participantes -en las Jornadas- elevaron sus plegarias por esa gran personalidad", declaró por su parte el padre Heiner Koch, secretario general de las JMJ.

Oriundo del cantón de Vaud

Roger Schutz-Marsauche nació el 12 de mayo de 1915 en la ciudad de Provence en el cantón de Vaud, de padre suizo y madre francesa. Estudió Teología Protestante en las Universidades de Estrasburgo y Lausana.

El religioso dejó Suiza a los 25 años de edad, en agosto de 1940, para instalarse con tres compañeros en un campo agrícola de la comuna de Taizé, en Bourgogne, donde fundó la comunidad del mismo nombre.

En plena guerra mundial, el hermano Roger buscaba estimular la tolerancia y la comprensión entre los cristianos. La comunidad escondía a las personas perseguidas por el nazismo, en particular a los judíos.

Sucesión

El Hermano Aloïs, un católico alemán de 51 años, sucederá al hermano Roger a la cabeza de la comunidad. El religioso partió de la ciudad de Colonia, donde participaba en las JMJ, rumbo a Taizé.

"El Hermano Aloïs fue designado por el Hermano Roger quien dio a conocer su elección hace ocho años, conforme a las reglas de la comunidad según las cuales el prior responsable de nuestro grupo elige a su sucesor", declaró el Hermano Emilio.

De acuerdo con una fuente cercana a la Comunidad, en virtud de su avanzada edad y de su frágil estado de salud, Roger Schutz pensaba abandonar sus funciones de prior en el transcurso de este año.

swissinfo, Marcela A. Rubín y agencias

Datos clave

El Hermano Roger fundó en 1940 la Comunidad Ecuménica de Taizé que cuenta ahora con un centenar de hermanos de diversas confesiones cristianas.

Cada año, recibe a miles de jóvenes que acuden a orar y recogerse.

La Comunidad no acepta dones, los hermanos se ganan la vida con su trabajo y ceden sus herencias a los más necesitados.

Fin del recuadro

Contexto

Los hermanos de la comunidad Ecuménica viven principalmente en Taizé (Bourgogne) pero también en pequeñas fraternidades en barrios depauperados de Brasil, Senegal, Bangladesh y Corea.
El Hermano Roger pasó también algún tiempo en comunidades desfavorecidas de países del tercer mundo.
Numerosas personalidades han pasado por Taizé, entre las cuales el papa Juan Pablo II, la madre Teresa de Calcuta y el presidente sudafricano Nelson Mandela.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×