¿Por qué cuesta tanto reciclar el plástico?

El plástico nos invade. Está tan presente en nuestras vidas que no se encuentra solo en nuestros armarios y escritorios, sino también en nuestro cuerpo. Un estudio publicado por la Universidad de Newcastle ha encontrado rastros de plástico en los músculos humanos.

Este contenido fue publicado el 05 diciembre 2019 - 11:00

A pesar de tratarse de un material completamente ligado a nuestro modo de vida, resulta sumamente difícil reciclarlo y su reciclaje es todavía una incógnita en Suiza. Dado que la gestión de los residuos recae en manos de los cantones o municipios, y dado que en el país no hay muchas instalaciones para clasificar los residuos de manera adecuada, muchos plásticos rara vez se reciclan. La mayor parte, en cambio, se quema junto con los residuos habituales. Se genera así energía que abastece de electricidad y calefacción a los hogares suizos.   

Modificar nuestros hábitos para llegar a consumir menos plástico podría ayudar a resolver el problema. Pero para que estos productos sean más reciclables, hace falta un cambio elemental en la producción, algo que describe lo que los expertos denominan “cadena vital de reciclaje”.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo