Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Museo judío de Basilea Una historia de pasaportes, aprovechados y policía

Cientos de judíos de Europa central y oriental escaparon del exterminio nazi gracias a pasaportes latinoamericanos obtenidos en círculos diplomáticos suizos. La poco conocida historia es narrada a través de una exposición en el Museo Judío de Basilea.

Tras el ascenso al poder de Adolf Hitler en Alemania, cientos de miles de judíos buscaron refugio en el extranjero, particularmente en Estados Unidos, Palestina y América Latina. Pero cuando en 1938 muchos países cerraron sus fronteras a los judíos, la posesión de ciertos pasaportes y visas se convirtió en un factor decisivo para la supervivencia.

“Cuando comenzó la persecución de los judíos en Alemania en 1938, mi oficina fue literalmente tomada por asalto por judíos con la esperanza de salvar a sus familias con una visa para la República del Paraguay”, señaló años después a la policía Rudolf Hügli, notario bernés y cónsul honorario de Paraguay en Suiza.

Red de apoyo

Ante esa situación, se formó una red de apoyo en varias ciudades helvéticas tendiente a obtener pasaportes de países latinoamericanos para los judíos en las zonas ocupadas por los nazis. La acción, que contó con el apoyo de la embajada en Suiza del Gobierno polaco en el exilio, fue inicialmente bastante espontánea y esporádica.

Alrededor de 1942, cuando la coordinación fue asumida por Abraham Silberschein, antiguo miembro del Parlamento polaco y delegado en el Congreso Judío Mundial de Ginebra, la iniciativa adquirió dimensiones más importantes.

Con el apoyo de donadores privados y la colaboración de organizaciones benéficas judías, la red logró recaudar varios millones de francos, destinados a pagar a los consulados que proporcionaban falsos certificados de ciudadanía.

Entre ayuda y lucro

Los pasaportes, salvo excepciones, no se entregaron gratuitamente. Por ejemplo, Hügli, que proporcionó miles de pasaportes, recibió 500 francos por documento. Otros diplomáticos solicitaron entre 1 000 y 2 000 francos, un abogado de Zúrich llegó a exigir hasta 600 000 francos por sus servicios.

Los judíos de los territorios ocupados por los nazis que lograron obtener ese pasaporte gozaron de cierta protección, ya que se suponía que eran ciudadanos de un país latinoamericano neutral. Muchos de ellos fueron trasladados por los alemanes a campos de internamiento, particularmente en Vittel, Francia, y Bergen-Belsen, Alemania, escapando al menos temporalmente al exterminio.

Sin embargo, la mayoría de los internos de Vittel fueron deportados posteriormente a campos de exterminio, después de que Paraguay cancelara pasaportes emitidos ilegalmente (ver artículo del historiador Peter KamberEnlace externo, en alemán).

Una historia olvidada

En 1943, la red de apoyo en Suiza fue desmantelada por la policía. Las autoridades suizas confiscaron documentos y fotografías y detuvieron a los miembros más activos de la red. Sin embargo, Suiza evitó los procedimientos judiciales, quizás porque temía las reacciones alemanas.

El asunto, que está bien documentado en los archivos, todavía no ha sido bien estudiado, dice Naomi Lubrich, directora del Museo Judío de Suiza.Enlace externo

“Esperamos que la exposición, en la que se presentan por primera vez muchos documentos al público, anime a los historiadores a tratarlo con mayor profundidad”.

La exposición Pässe, Profiteure, PolizeiEnlace externo (pasaportes, aprovechados, policía), organizada por el Museo Judío Suizo de Basilea en colaboración con el Archiv für Zeitgeschichte (Archivo de Historia Contemporánea) de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich, se presenta en la galería del museo, en el número 31 de Petersgraben, en Basilea. Los textos están en alemán, francés e inglés. Se prevé la publicación de un catálogo en fecha próxima.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes