Nuclear iraní: la opción diplomática suiza reforzada

Irán continúa a enriquecer el uranio, como aquí en sus instalaciones de Nathanz, con fines civiles. Keystone

Tras conocer el informe de los servicios secretos estadounidenses que afirma que Irán suspendió su programa militar nuclear, Suiza considera que se fortalece la idea de una solución diplomática.

Este contenido fue publicado el 05 diciembre 2007 - 10:21

De forma contraria a algunos países europeos -como Francia, a favor de un endurecimiento de las sanciones contra Teherán-, Berna preconiza el diálogo.

El informe de la 'National Intelligence Estimates' (Estimación Nacional de Inteligencia NIE) "refuerza la idea de incluir una solución diplomática al expediente", indicó el martes (04.12) un portavoz del Ministerio suizo de Exteriores.

"Suiza, como país neutro y sin agenda oculta, tiene por vocación facilitar el diálogo diplomático directo", había declarado por otra parte y en forma reciente, la presidenta de la Confederación, Micheline Calmy-Rey.

La posición helvética coincide con las declaraciones de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) de la que Suiza es miembro. En Viena, la AIEA afirmó el martes que el documento estadounidense corrobora las constataciones hechas estos últimos años por sus inspectores.

"Esta nueva evaluación estadounidense debería contribuir a desactivar la crisis actual", declaró su director general, Mohamed ElBaradeï. "En este estadio, debería incitar Irán a trabajar activamente con la AIEA para clarificar aspectos específicos de su programa nuclear pasado y presente".

Washington y Teherán

Luego de años de declaraciones virulentas de Washington acusando a Irán de proseguir secretamente su carrera armamentista nuclear, este informe sorprendió tanto a los amigos como a los adversarios de Estados Unidos.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, afirmó sin embargo, que había siempre un "peligro" nuclear iraní. Y añadió que todas las opciones quedaban abiertas en el expediente, insistiendo en el hecho de que su país privilegia la diplomacia para resolver la crisis.

Por su parte, Irán manifestó su satisfacción por las conclusiones de los servicios de información estadounidenses. La República islámica advierte en ellas el reconocimiento del "carácter pacífico" de sus actividades nucleares.

"Estados Unidos y sus aliados deben aceptar los derechos de la nación iraní", declaró el presidente Mahmoud Ahmadinejad, sin mencionar explícitamente el informe.

"Algunas potencias ejercen ilegalmente presiones a través de la adopción de medidas contra Irán. Si no cambian de comportamiento, Irán optará por otra vía" en su colaboración con la AIEA, previno.

Israel contradice el informe de EEUU

Francia y Gran Bretaña, miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, anunciaron su intención de mantener la presión sobre Irán.

China reafirmó su voluntad de encontrar una solución por medio del diálogo. El presidente ruso, Vladimir Putin, recibió al negociador iraní, Saeed Jalili, y manifestó su esperanza de que todos los programas nucleares iraníes sean transparentes y se desarrollaren bajo el control de la AIEA.

Sólo Israel, enemigo jurado Teherán, acusó de falsedad el informe. "Irán probablemente continúa su programa de fabricación de la bomba nuclear", dijo el ministro israelí de Defensa, Ehud Barak.

El Primer ministro, Ehud Olmert, subrayó que Israel mantendría sus esfuerzos, junto con Estados Unidos, "para impedir a Irán acceder a las armas no convencionales".

Nuevas medidas

Irán ha sido objeto de tres resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, dos de las cuales incluyen sanciones, en particular a causa de su negativa de suspender su programa de enriquecimiento de uranio.

Seis grandes potencias (China, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Rusia y Alemania) decidieron el sábado (01.12) estudiar nuevas medidas para forzar a Teherán a plegarse a las exigencias del Consejo.

swissinfo y agencias

Contexto

Publicado el lunes (03.12), el informe de la 'National Inteligencia Estimates' (NIE) sintetiza el trabajo de 16 agencias estadounidenses de información.

Considera que Irán suspendió sus proyectos nucleares militares en 2003, pero que continúa el desarollo de capacidades susceptibles de ser utilizadas para fabricar armas atómicas entre 2010 y 2015.

Una estimación precedente (2005) daba cuenta de una determinación de Teherán de construir una bomba atómica.

End of insertion

'Plan suizo'

Teherán ha evocado con frecuencia un papel de "facilitador" de Suiza en la crisis del tema nuclear iraní. Según diplomáticos, Berna elaboró un plano por etapas, pero el Ministerio de Exteriores ha rechazado comentar la existencia de tal documento.

Según los diplomáticos, este "plan suizo" llevaría a una suspensión simultánea de los trabajos iraníes de enriquecimiento de uranio y de las sanciones impuestas a Irán por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Esta doble suspensión podría permitir el inicio de negociaciones entre Teherán y el 'P5+1' (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad y Alemania).

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo