Navigation

Nuevas esperanzas para los fumadores

Dos fumadores frente a frente: un cigarrillo corriente y el nuevo NicStic sin humo. Keystone

Las autoridades suizas dan luz verde a la comercialización de un nuevo producto calificado como el primer cigarrillo sin humo y tabaco.

Este contenido fue publicado el 21 julio 2005 - 16:13

El fabricante helvético del llamado NicStic confía en su éxito y ve su principal clientela en los fumadores que no consiguen abandonar el vicio.

El nuevo cigarrillo fue desarrollado por un investigador alemán que vendió la patente a la empresa suiza NicStic, con sede en Hünenberg, en el cantón de Zug.

Se trata de un tubo de plástico que contiene un cuerpo de caldeo. Para obtener el gusto del cigarrillo además de la sensación de calor que suele procurar la inhalación del humo, se le agrega un filtro, disponible en diferentes aromas y que contiene nicotina.

Confianza en el producto

Son cada vez más los países que prohíben fumar en los lugares públicos debido a los riesgos que implica para los fumadores pasivos. Por ello NicStic confía en el éxito del producto, sobre todo, entre los adictos a la nicotina, que podrán entregarse a su vicio sin molestar a los demás ni ser señalados con el dedo, afirma la empresa de Zug.

El nuevo producto se comercializará en Suiza a partir de la primavera del 2006 y será más barato que los cigarrillos comunes.

El Instituto Suizo de Productos Terapéuticos Swissmedic ha establecido que el cigarrillo no se asemeja a un medicamento de sustitución, por lo que a partir de este otoño podrá comenzar a fabricarse, explica Joachim Hill, portavoz de NicStic.

El nuevo cigarrillo no podrá ser vendido con fines médicos ni con el argumento de que sirve para quitarse el hábito de fumar, confirma Swissmedic.

Conclusión de Swissmedic

"Swissmedic quiso verificar si se trataba de un producto terapéutico o no", señala a swissinfo el portavoz del instituto. "Hemos llegado a la conclusión de que no es el caso".

Significa, por ejemplo, que el cigarrillo en cuestión no podrá venderse bajo prescripción médica.

De lo contrario, el fabricante hubiese tenido que cumplir los requisitos que exigen las cajas de enfermedad para asumir el coste de un producto, bajo la supervisión de la Oficina Federal de Salud Pública (OFSP).

Cabe señalar que "los productos terapéuticos deben ser analizados, en primer lugar, por Swissmedic, tras lo cual son sometidos a diferentes pruebas para comprobar su seguridad, sus efectos y su calidad", explica Monique Helfer, portavoz del instituto.

swissinfo y agencias

Datos clave

En Suiza hay 1,75 millones de fumadores de entre 15 y 74 años, lo que representa el 33% de la población.

Un millón de personas son ex fumadores.

Quienes fuman son, en su mayoría, hombres; y los aprendices fuman más que los estudiantes.

El cigarrillo contiene más de 4.000 sustancias tóxicas.

Se estima que los costes directos derivados del abuso del tabaco superan los 1.000 millones de francos.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.