Navigation

Nuevo pasaporte suizo para el 2003

Un banco central de información resguardará los datos contenidos en el pasaporte y la carta de identificación helvética. swissinfo.ch

El Senado aprobó la nueva ley sobre documentos de identidad a fin de modificar, a partir del 2003, el pasaporte helvético para hacerlo compatible con los estándares internacionales y evitar su falsificación. Aún falta el visto bueno de la cámara baja.

Este contenido fue publicado el 28 noviembre 2000 - 14:33

El Consejo de los Estados (Senado) aprobó este martes la ley sobre los documentos de identidad por 31 votos a favor y ninguna oposición. Esta legislación estipula el contenido, modo de presentación y tratamiento de las informaciones personales contenidas en los instrumentos de identificación.

La decisión de modificar el pasaporte helvético surge luego de los reclamos por parte de las autoridades de Estados Unidos sobre la imposibilidad de leer electrónicamente el documento suizo. Incluso Washington advirtió a Berna que de no cambiar esta condición, la primera potencia se vería obligada a reintroducir la exigencia de visa para los ciudadanos suizos.

De esta manera y con la preocupación de mejorar el sistema de identificación helvético, a partir del 2003 los nacionales suizos contarán con un nuevo pasaporte que remplazará al documento actual, en vigencia desde 1958.

El encuadernado del pasaporte continuará siendo de fondo rojo con la cruz helvética blanca, de una presentación más pequeña. Los datos serán tratados con lo último del progreso electrónico, aclaró al respecto la ministra de Justicia y Policía, Ruth Metzler, encargada del dossier.

Se prevé instaurar un banco central de información que facilite el control y modificaciones en la información del pasaporte.

Sobre la idea de hacer de la carta de identidad y el pasaporte un solo documento, parece una propuesta que ha sido desechada por no garantizar los lineamientos de seguridad necesarios, según explicó Metzler.

Así que los dos documentos continuarán existiendo por separado, pero establecidos bajo un procedimiento uniforme en el que los nacionales suizos deberán dirigirse a su municipio para cualquier información.

Las comunas dirigirán la información a los cantones en donde serán transmitidos los datos en línea a la central de personalización, encargada de confeccionar el documento.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.