Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

OPINIÓN Un virus internacional necesita una respuesta internacional

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, abandona el podio

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, abandona el podio luego de pronunciar un mensaje sobre el coronavirus.

(Copyright 2020 The Associated Press. All Rights Reserved.)

En el 75 aniversario de la fundación de las Naciones Unidas, la pandemia COVID-19 plantea un momento crucial para el sistema internacional, escribe Daniel Warner.

La tercera ley del movimiento de Newton dice que por cada acción hay una reacción. Si bien muchas de las leyes del físico inglés del siglo XVII han sido reemplazadas por la ciencia moderna, su tercera ley tiene importantes implicaciones para el actual brote de coronavirus. Sabemos que el virus existe. Ha sido declarada una pandemia por la Organización Mundial de la SaludEnlace externo (OMS). Lo que no sabemos es cómo reaccionar ante el virus.

Ha habido varios niveles de reacción. A nivel personal, se nos dice que nos lavemos las manos con frecuencia y que evitemos grandes reuniones, darnos la mano y besarnos. Las personas mayores y las personas con problemas de salud crónicos preexistentes deben tener especial cuidado.

Daniel Warner es un politólogo suizo y estadounidense, excatedrático del Instituto de Altos Estudios Internacionales y de Desarrollo de Ginebra (HEID).

(Cortesía)

Más allá del nivel personal, ¿cuál ha sido la reacción más grande a la pandemia? Cabe señalar primero que todos los ojos se han dirigido a las autoridades públicas. Dependemos de lo que nos digan los gobiernos. Pueden cerrar escuelas y fronteras y prohibir vuelos intercontinentales como lo deseen. Los ciudadanos no tenemos nada que decir al respecto. Incluso en las democracias, no hay voto sobre cómo reaccionar ante una crisis de salud. (Una crisis financiera es otro asunto con las ramas legislativas que participan en las decisiones ejecutivas).

Además, en una era de privatización y escepticismo acerca de la eficiencia del gobierno, ninguna compañía privada ha presentado la posibilidad de reemplazar a los gobiernos. Puede haber asociaciones público-privadas sobre la fabricación de kits de prueba, pero los gobiernos están a cargo. El sector público es la autoridad reconocida durante la crisis.

¿Qué sector público? En las federaciones hay niveles locales, regionales y nacionales. Pero es el nivel nacional el que tiene la máxima autoridad en emergencias. Ningún alcalde o gobernador de algún estado, por ejemplo, puede revocar la decisión del presidente Trump de que los europeos [no] ingresen en Estados Unidos. Está en su poder decidir como presidente de Estados Unidos.

¿Y más allá de lo nacional? ¿Qué hay de lo multilateral? Como dijo el presidente francés Emmanuel Macron en un discurso a la nación, el virus no conoce fronteras; no necesita pasaporte o visa para ingresar a un país. Macron reconoció que debe haber una respuesta coordinada a la pandemia más allá de las fronteras.

¿Por qué no ha habido una reunión internacional para coordinar las respuestas? La OMS ha jugado un papel importante en la descripción de lo que está sucediendo. Se convirtió en la fuente reconocida de información internacional. Eso no está mal considerando que otras agencias de la ONU tienen cuestionada su autoridad. Pero la OMS tiene poco poder operativo.

+ Lea lo último sobre la situación del coronavirus en Suiza

Falta una respuesta internacional coordinada y multilateral. Para eso, debe haber liderazgo. ¿Por qué Estados Unidos no ha convocado una reunión de emergencia de jefes de Estado para ver cómo pueden trabajar juntos en lugar de cerrar el país o, al mismo tiempo? Estados Unidos ejerció un liderazgo internacional en la crisis del ébola y la caída del mercado de valores de 2008.

La coordinación no significa que cada país no pueda decidir por sí mismo, solo significa que las decisiones se toman en conjunto con otros. El presidente Macron dijo que hablaría con el presidente Trump. ¿El presidente Trump consultó con otros jefes de Estado antes de cerrar el país a los visitantes de Europa?

La historia del multilateralismo comenzó con una cooperación ad hoc para resolver problemas específicos. El régimen del Rin comenzó en el siglo XIX para tratar los problemas de transporte en el río. La Unión Postal Universal se formó en 1874 para que las cartas pudieran llegar de un país a otro. La cooperación fue necesaria.

El COVID-19 es una pandemia. Solo la cooperación multilateral puede abordar un problema global. Por el momento, estamos viendo principalmente reacciones locales y nacionales. Si la pandemia es global, la única forma de enfrentarla es global, es decir, multilateral.

En un momento de pronunciado nacionalismo, eso puede ser difícil de hacer, especialmente con poco liderazgo. Pero, volviendo a Newton, una acción global requiere una reacción global. El 75 aniversario de la ONU debería ser un recordatorio al respecto.

Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivas del autor y no reflejan necesariamente las opiniones de swissinfo.ch.

Serie de opiniones

swissinfo.ch publica artículos de opinión de colaboradores que escriben sobre una amplia gama de temas: suizos o aquellos que afectan a Suiza. La selección de artículos presenta una diversidad de opiniones diseñadas para enriquecer el debate sobre los temas discutidos. 

Fin del recuadro

Daniel Warner es un politólogo suizo-estadounidense y exdirector del Graduate Institute de Ginebra.


Traducido del inglés por Marcela Águila Rubín, swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes