Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

"Mami, mami, debemos rezar"

Un reclamo más contra la impunidad ante las violaciones denunciadas en Gaza.

(Keystone)

Fueron las últimas palabras de un niño de 8 años tras el ataque a su hogar, según dijo su madre a la comisión médica independiente que reunió pruebas de las violaciones durante la ofensiva israelí en Gaza. Los soldados dispararon a poca distancia contra civiles y personal de socorro e impidieron el rescate de heridos.

"El informe puede y tiene que ser un punto de partida para terminar con la impunidad y puede ser material para medidas jurídicas", advierte medico international Suiza.

La investigación se basa en 44 testimonios de civiles y personal médico documentados in situ por 5 expertos de salud sobre las violaciones al derecho humanitario y a los derechos humanos perpetradas por el ejército israelí.

Las conclusiones de esas averiguaciones, presentadas esta semana en Bruselas son claras:

Durante la operación militar israelí en Gaza -perpetrada entre el 27 de diciembre y el 18 de enero pasados-, se utilizaron armas de tipo desconocido en zonas habitacionales matando e hiriendo a civiles en sus propios hogares; se atacaron instituciones de salud afectando el aprovisionamiento de materiales de sanidad; se impidió o atrasó la atención a los heridos, los miembros de los grupos de socorro fueron atacados durante su desempeño y hay numerosos casos de civiles heridos a corta distancia y durante los horarios de cese al fuego.

Las averiguaciones del grupo se realizaron durante una visita del 29 de enero al 5 de febrero a la Franja de Gaza. Los delegados centraron su atención en las repercusiones de la ofensiva militar israelí en las tareas de rescate y atención a los heridos durante y después de los ataques.

El objetivo principal fue conseguir evidencias de las denuncias de violaciones a los derechos humanos y al derecho internacional humanitario, presentadas por una fuente creíble y que pudieran contribuir a un análisis legal preliminar.

"El informe con sus denuncias sirve para visualizar las consecuencias fatales de esta guerra para la población civil, para sensibilizar a la sociedad civil y a los gobiernos sobre los daños en el ámbito de la salud", indica Philipp Gerber, portavoz de medico international Suiza.

Disparos a personal de ambulancias

Los conductores de ambulancias informaron de los repetidos disparos recibidos por los soldados israelíes. Un conductor de ambulancia, quien al recoger un cuerpo decapitado tras un ataque de artillería israelí en Jabalia, resultó herido mientras que su compañero murió por los tiros de metralleta recibidos. Los ejemplos de ese tipo se reiteran en el informe.

De inútil califican el mecanismo que permite al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) coordinar con la Defensa de Israel el rescate de heridos o, en su defecto, cadáveres en una zona determinada. El CICR esperó desde horas, hasta 2, 3 ó 15 días para recibir las autorizaciones.

Algunos de los testimonios son dados por quienes al tratar de socorrer a los heridos fueron sorprendidos por la artillería israelí. Otros no corrieron la misma suerte y murieron en el cumplimiento de su tarea humanitaria.

Contra la impunidad

Los civiles heridos también explicaron el modo en el que fueron atacados y cómo algunos perdieron a sus familiares, describiendo la alevosía del enemigo. Un padre que presenció impotente la muerte de sus dos hijos por los disparos de soldados, una familia que resultó sorprendida en casa por un ataque aéreo y que al tratar de llevar a los heridos al hospital también fue atacada con un saldo de 7 muertos, entre ellos 4 hermanos de 14, 12 y 8 años, además de una bebé de 13 meses. Historiales de amputaciones...

Las evidencias de los 44 casos recopilados en el informe "pueden ser material para medidas jurídicas", explica Gerber de medico internacional Suiza, para dar fin a la impunidad que rodea las acciones de Israel en Gaza.

"Este trabajo de análisis tiene una componente más allá del ámbito regional: Es hacer visible cómo funciona una guerra moderna. El conflicto israelí-palestino, en general, y en este caso, la guerra en Gaza, es una guerra moderna en el mundo globalizado contra una población excluida. (...) Nunca se trataba de "ganar una guerra", sino de sembrar sistemáticamente el terror", responde Philipp Gerber sobre la razón de este nuevo informe sobre las reiteradas denuncias de violaciones cometidas por Israel.

El médico Ralf Syring, uno de los autores del informe y representante de medico international Alemania, coincide en que, al parecer, la premisa de los soldados israelíes fue molestar a la población, atormentar a los civiles, una suposición con base en los testimonios recogidos y las declaraciones de soldados israelíes publicadas en los medios.

Syring reitera el llamado a una reacción clara y fuerte por parte de Europa para establecer una comisión internacional investigadora, pese a reconocerse pesimista ante la posición israelí al respecto.

Por su parte, Jochi Weil, de confesión judía y coordinador de los proyectos en Israel y Palestina de medico international Suiza, tras un periplo a la región subraya los daños psicológicos a la población palestina debido a los ataques de Israel, un Estado que en su juventud fue su sueño y hoy le decepciona.

swissinfo, Patricia Islas Züttel

Datos clave

Durante las operación militar de Israel en Gaza, del 27 de diciembre al 18 de enero pasados, murieron 1.434 palestinos, de los cuales 239 eran policías, 235 militantes y 960 civiles, entre ellos 288 niños y 121 mujeres.

5.303 palestinos resultaron heridos por los ataques, incluyendo 1.606 niños y 828 mujeres.

Uno de cada 225 habitantes de Gaza perdieron la vida o sufrio heridas durante los 22 días de bombardeo, sin contar el trauma psicológico al que la población fue expuesta, en especial los niños (53% de la población).

En el mismo periodo, murieron 13 civiles y 200 resultaron heridos en Israel por el lanzamiento indiscriminado de cohetes desde el territorio de Gaza.

Fin del recuadro

Misión médica

-Profesor Sebastián Van As
-Enfermera y asistente científica Alicia Vacas Moro
-Dr. Ralf Syring
-Profesor Jorgen Lange Thomsen
-Profesor Shabbir Ahmed Wadee

El informe fue respaldado por: medico internacional, secciones Suiza y Alemania; Ayuda Suiza de las Iglesias Protestantes, Ayuda Cristiana de Reino Unido y Oxfam de Gran Bretaña, a petición de Médicos por los Derechos Humanos-Israel y la Sociedad Médica Palestina.

Fin del recuadro
(swissinfo.ch)


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×