Suiza desvela detalles sobre el acuerdo EFTA-MERCOSUR

El ministro suizo de Economía, Guy Parmelin, en la rueda de prensa celebrada este sábado en Zúrich. Keystone / Melanie Duchene

Los países de la Asociación Europea de Libre Comercio(EFTA), de la que Suiza es miembro, y los cuatro sudamericanos que conforman MERCOSUR alcanzan un acuerdo importante, gracias al cual el 95% de las exportaciones helvéticas a esa región estarán libres del pago de aranceles.

Este contenido fue publicado el 24 agosto 2019 - 21:07
Keystone-SDA/Reuters/SRF/RTS/ilj

La noticia del acuerdo, que aún necesita ser ratificado, la dio el presidente de Brasil Jair Bolsonaro en Twitter la noche del viernes. Suiza, que es miembro de la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA), la confirmó esa misma noche. Sin embargo, hasta este sábado por la tarde no se han desvelado los detalles del acuerdo.

En una rueda de prensa, el ministro suizo de Economía, Guy Parmelin, ha declarado que el acuerdo entre la EFTA (a la que además de Suiza pertenecen Noruega, Islandia y el Principado de Liechtenstein) y Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) fue un "paso importante" en la ampliación de las relaciones comerciales de Suiza.

"Los exportadores suizos necesitan un marco fiable para afirmarse en los turbulentos mercados mundiales", ha afirmado. Suiza ha prestado especial atención a los productos agrícolas, así como a las cuestiones de la propiedad intelectual, según Parmelin.

Efectos para Suiza

En un comunicado, el Ministerio suizo de Economía señala que alrededor del 95% de las exportaciones helvéticas a MERCOSUR, un mercado de 260 millones de personas, estarán libres del pago de aranceles. Se eliminarán los obstáculos técnicos al comercio, se facilitará el acceso de los proveedores de servicios suizos a los mercados y se reforzará las relaciones económicas bilaterales.

"El acuerdo garantiza que los exportadores suizos no se vean perjudicados en sus relaciones con sus competidores de la Unión Europea (UE), que alcanzó un acuerdo de libre comercio con los países miembros de MERCOSUR este verano", prosigue el comunicado.

El acuerdo se ratificará previsiblemente en 2021.

Reacciones

Los partidarios de un acuerdo comercial con MERCOSUR, como los sectores de la maquinaria, electrónica y metalúrgico Swissmem, y la federación de empresas suizas economiesuisse, han acogido con satisfacción el anuncio del acuerdo. El sector agrícola, en cambio, sigue preocupado.

El acuerdo facilitará las exportaciones de las empresas suizas de maquinaria y servicios. A cambio, los países de MERCOSUR aumentarán las exportaciones de carne a Suiza. Los agricultores helvéticos temen las repercusiones que esto pueda tener sobre los precios. 

Su principal sindicato sostiene que las concesiones en el sector agrícola van demasiado lejos. Por ejemplo, en el sector de la carne de vacuno, los suizos hicieron más concesiones que los países miembros de la UE. El sindicato estudiará el acuerdo en detalle antes de decir si lo apoya o no.

La UE y Bolsonaro

El presidente Bolsonaro ha declarado en Twitter que el acuerdo es el resultado de los esfuerzos diplomáticos emprendidos por su gobierno para impulsar el comercio entre Brasil y otros países. El anuncio de la conclusión del acuerdo se produce en un momento en el que Brasil es blanco de críticas internacionales por los incendios que están arrasando el Amazonas. Algunos países europeos han amenazado con no aprobar el acuerdo entre MERCOSUR y la Unión Europea.

El comunicado de Suiza no menciona los incendios, pero si precisa que el acuerdo incluye "disposiciones relativas a la protección del medioambiente y a la gestión sostenible de los recursos forestales".

Según Parmelin, Suiza se tomó muy en serio la situación y participa en los debates internacionales sobre los incendios.

Suiza ha negociado durante dos años el tratado de libre comercio. El ministro de Asuntos Exteriores, Ignazio Cassis, destacó la importancia del acuerdo durante la visita que realizó a Brasil en abril pasado, como parte de una gira por Sudamérica.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo