Navigation

Skiplink navigation

Alcanzan acuerdo en Copenhague

El acuerdo es un primer paso para los esfurzos mundiales contra el recalentamiento global. Keystone

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, elogió el acuerdo no vinculante sobre el clima alcanzado entre naciones ricas y en desarrollo en Copenhague, que ayudó a negociar el viernes como base para combatir el calentamiento global en el futuro.

Este contenido fue publicado el 19 diciembre 2009 - 04:00

"Tenemos que hacer mucho más", dijo el mandatario, agregando que se había establecido una mayor confianza entre naciones ricas y pobres para alcanzar más adelante un pacto legalmente vinculante.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, forjó el viernes un acuerdo sobre clima con las potencias emergentes, terminando con un punto muerto en la cumbre organizada por la ONU, aunque dijo que el mundo tiene "mucho por hacer" en la lucha contra el calentamiento global.

Todos los bandos admitieron que el acuerdo, que está lejos de las metas establecidas por Naciones Unidas para la cumbre en Copenhague, es imperfecto, pero señalaron que se trata del punto de partida para un esfuerzo internacional dirigido a evitar el impacto catastrófico del cambio climático.

"Este progreso no se produjo con facilidad y sabemos que no es suficiente (...) Hemos avanzado pero sabemos que hay mucho más por hacer", dijo Obama luego de las negociaciones con el primer ministro chino, Wen Jiabao, su par indio Manmohan Singh y el presidente sudafricano, Jacob Zuma.

El pacto aún debe lograr la aprobación de las 193 naciones que participan en la cumbre.

"Si esto es aprobado por la reunión central en un par de horas, entonces considero esto como un éxito modesto", dijo Yvo de Boer, jefe de la Secretaría de Cambio Climático en Naciones Unidas. "Podemos lograr más", aseveró.

Los negociadores habían luchado todo el día para lograr un compromiso aceptable, a fin de evitar los efectos adversos del calentamiento global, como las inundaciones, las sequías, el aumento en los niveles del mar y la extinción de especies.

Obama indicó que bajo el acuerdo del viernes cada país establecería "compromisos concretos" que luego podrían ser objeto de "consultas y análisis internacionales".

Acuerdo "imperfecto"

Tampoco se mostró plenamente satisfecho el presidente francés, Nicolas Sarkozy, que consideró que el acuerdo "no es perfecto".

Según el texto, dijo Sarkozy, todos los países, incluido China, tendrán que presentar planes escritos para recortar las emisiones de dióxido de carbono en enero de 2010.

Añadió que todas las naciones habían firmado un plan para ayudar a los países en desarrollo con un fondo de 100.000 millones de dólares anuales para 2010.

La Unión Europea, que pareció hacer quedado al margen de las negociaciones finales de Obama, dijo que el acuerdo "queda muy lejos de nuestras expectativas".

swissinfo y agencias

Cumbre de Copenhague

Del 7 al 18 de diciembre en Copenhague, cerca de doscientos países intentaron alcanzar un acuerdo climático global con el objeto de dar continuidad o prolongar el Protocolo de Kyoto, en vigor hasta finales de 2012.

Según los climatólogos, al mundo le quedan entre 10 y 20 años para invertir la tendencia al alza de las emisiones de gas de efecto invernadero.

De otro modo, sería difícil para los humanos adaptarse a la desestabilización generada por el clima.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo