Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Argentina: Diplomacia suiza evita terremoto sindical

El embajador suizo en Argentina, Johannes Matyassy, durante la entrevista con swissinfo.ch.

El embajador suizo en Argentina, Johannes Matyassy, durante la entrevista con swissinfo.ch.

(swissinfo.ch)

Argentina se vio convulsionada el viernes por la reacción que Hugo Moyano, líder de la Confederación General del Trabajo, tuvo cuando los medios trascendieron que Suiza lo investigaba por posible lavado de dinero.

El anuncio de una huelga general que paralizaría el país el lunes alertó a la diplomacia helvética que emitió a tiempo un comunicado que calmó las aguas.

“Todo empezó el jueves cuando recibimos la noticia que en el sitio de internet del diario Clarín había un artículo que decía ‘Suiza investiga a Moyano’”, explicó a swissinfo.ch el  embajador suizo en Buenos Aires, Johannes Matyassy.

El diplomático contó que desde el mismo jueves habían mandado un mensaje a Berna y que él mismo había llamado a la Cancillería argentina para ponerse en contacto.

“Volviendo a casa en taxi escuché por radio el anuncio del paro general para el lunes, y apenas llegué me puse en contacto con mi colega, Eric Mayoraz, y preparé un informe para Berna diciéndoles que pensaba que el asunto era más serio que lo que pensábamos a la tarde”.

“En Berna trabajaron durante la noche y cuando a la mañana me levanté, a las 6 am, ya tenía las instrucciones, diciendo que todo pedido periodístico tenía que ir al Ministerio público suizo.

“Luego hicimos una reunión interna y llamé nuevamente a Cancillería para reunirnos, y el canciller Héctor Timerman se comunicó al medio día y decidimos clarificar la situación de los dos lados, con sendos comunicados”

El comunicado a los medios emitido por Matyassy pareció haber aportado al cambio de humor del ex camionero y líder de los trabajadores, ya que en horas de la tarde estaba anunciando frente a las cámaras –casi en Cadena Nacional- que el paro quedaba suspendido.

 

¿Qué decía el comunicado suizo?

“En primer lugar, que hay un exhorto que llegó y que transmitimos por los canales normales, y que no hay una investigación a la familia Moyano (NR:

En los medios de habla de Hugo Moyano y su hijo Pablo, también sindicalista), porque la investigación es por una cuenta y el dueño de esa cuenta, que no es Moyano”, enfatizó el diplomático.

Al mismo tiempo, explicó que Suiza tiene una entidad que recibe de los bancos información sobre cuentas con movimientos dudosos, y en este caso había un anuncio sobre la cuenta de Ricardo Depresbiteris y su esposa, Marcela Mete, directores de la empresa Covelia SA. (NR: firma que maneja el negocio de la recolección de residuos en una docena de municipios bonaerenses).

“Lo que hizo la jueza en Suiza fue buscar información,  como cualquiera habrá buscado en Internet, y cuando puso el nombre del dueño de la cuenta salieron varios artículos de distintos medios de prensa de aquí. Estamos en el Siglo XXI, existe Internet, y la jueza estaba haciendo su trabajo, nada más. ¡No hay complot ni nada parecido!”, exclamó Matyassy, y advirtió:

“Nosotros pensamos desde la Embajada que podía ser un caso delicado, pero nunca imaginamos que iba a tener una explosión tal. Ni siquiera la Cancillería esperaba esto. Pero la Justicia es independiente y hace su trabajo”.

Tensión en el ambiente

Dentro del contexto político, las reacciones estuvieron polarizadas. En un extremo, desde el grupo Clarín –enfrentado abiertamente con el Gobierno- no se dejó de hablar de lavado de dinero, de los vínculos del sindicalista con Covelia, y hasta se insinuó que Carla del Ponte habría sido quien involucró al ex camionero:

“Carla del Ponte, ex embajadora de Suiza en la Argentina, es desde hace días una bestia negra para el oficialismo. La acusan de haber sido el canal que llevó hasta la fiscalía general suiza la denuncia por lavado contra el alegado dueño de Covelia que salpicó a Moyano”, destaca Clarín en su último editorial.

En ese mismo ángulo la oposición tejió hipótesis varias: que esta investigación había sido impulsada desde el gobierno para sacarse de encima al líder de la CGT o que Moyano, aprovechando esta excusa, le pondría presión a Cristina Kirchner para imponerle un vice presidente en la fórmula electoral de cara a los comicios nacionales que serán en octubre.

Esta hipótesis fue habilitada por el propio Moyano cuando reconoció que el sector sindical quisiera que "un hombre de extracción gremial" integre la fórmula ante una eventual reelección de la jefa de Estado.

“No tengo absolutamente nada que ver con Covelia. Nosotros habíamos decidido el paro, pero no contra el Gobierno. Era para terminar con todas estas farsas de acusaciones permanentes y sin ningún respaldo", aseguró Moyano.

 

Desde el Gobierno, las voces también fueron duras. El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, dijo que lo que pasó no es otra cosa que la presencia de un exhorto, “y se refiere pura y exclusivamente a una empresa y a los titulares de una empresa y no menciona a la familia Moyano, solamente hace alusión a recortes periodísticos que ni acompañan".

El ministro del Interior, Florencio Randazzo, calificó la situación como “una estrategia de esmerilamiento y de desprestigio permanente sobre los dirigentes sindicales, sobre todo aquellos aliados del Gobierno".

Un triunfo diplomático

Algunos medios sugirieron que desde “la Casa Rosada” se había presionado a la Embajada para hacer el comunicado. Consultado sobre esto, Matyassy dijo:

“No es verdad. Nosotros tomamos contacto con la Cancillería, y después, hablando con Timerman decidimos que lo mejor era que ellos hicieran un comunicado y nosotros también. Porque con él hablamos 4 ó 5 veces, y finalmente acordamos no hacer una conferencia de prensa. Y el viernes el documento ya estuvo en los diarios”

“Argentina fue uno de los países que pidió en los foros internacionales que hagamos reglas más estrictas, y las hicimos: la justicia suiza, los bancos suizos. El banco vio que hay una cuenta con movimientos dudosos e hizo su anuncio”

“Las reglas cambiaron. No hubo complot, ni presión. Fue un trabajo de cooperación perfecto entre las cancillerías suiza y argentina”, concluyó el diplomático.

Contexto

Johannes Matyassy es embajador de Suiza ante Argentina desde febrero de este año y sucede en el cargo a Carla del Ponte.

Ex presidente de la sección bernesa del Partido Liberal Radical (PLR), Johannes Matyassy dirigía Presencia Suiza desde 2001.

 

Hugo Antonio Moyano: Nacido el 9 de enero de 1944 en La Plata, es secretario general de la  Confederación General de Trabajadores (CGT).

Vicepresidente del Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires, ejerce de manera provisional la dirección de esa entidad merced a que su titular, Alberto Balestrini, está ausente por razones de salud.

La Confederación General del Trabajo de la República Argentina (CGT) es la central sindical histórica del país.

Fundada en 1930 a raíz de un acuerdo entre socialistas, sindicalistas e independientes para generar una central sindical unitaria y plural, tuvo mayoría socialista hasta 1945 y peronista desde entonces.

Actualmente es la central mayoritaria y se ha vuelto autónoma de los partidos políticos.

A través de su historia, la central obrera sufrió los embates de las diferentes dictaduras militares que dirigieron el país hasta los años 80. Entre los miles de encarcelados y desaparecidos por los militares figuran muchos sindicalistas.

Covelia,  empresa dedicada a la recolección de residuos domiciliario y limpieza de la vía pública, brinda servicio a  más de 2 millones 350 mil personas diariamente.

Fin del recuadro

swissinfo.ch


Enlaces

×