Prolongan controles en frontera alemana con Suiza

Numerosos puestos fronterizos permanecen cerrados entre Alemania y Suiza, como el puesto fronterizo de Weil am Rhein, cerca de Basilea. Keystone / Georgios Kefalas

Alemania prolongó los controles fronterizos con Suiza y otros países vecinos hasta el 15 de mayo para asegurar que el nuevo coronavirus “sea contenido con éxito”, informó el Ministerio alemán del Interior.

Este contenido fue publicado el 05 mayo 2020 - 15:51
swissinfo.ch/sb

Los controles fronterizos introducidos a mediados de marzo para combatir la pandemia de coronavirus se ampliarán entre Alemania y Suiza, Austria, Francia, Luxemburgo y Dinamarca. La medida se aplica también a los vuelos entre Alemania y España e Italia.

En el lado suizo, las fronteras terrestres y aéreas con Alemania, Austria y Francia fueron cerradas el 17 de marzo. El día 13 del mismo mes habían sido establecidos estrictos controles fronterizos con Italia y fueron ampliados a todos los demás Estados de Schengen y no Schengen el 25 de marzo.

Solamente los ciudadanos suizos, los titulares de permisos de residencia en Suiza, las personas que ingresan al país por motivos profesionales, los trabajadores sanitarios esenciales, aquellos que transitan por el país o quienes se encuentran “en una situación de absoluta necesidad”, pueden entrar actualmente a territorio helvético.

Los estrictos controles fronterizos suizos se mantienen. Sin embargo, la semana pasada el Consejo Federal anunció que a partir del 11 de mayo se suavizarían ligeramente las medidas de cierre, tramitando el atraso de las solicitudes presentadas por ciudadanos no suizos para trabajar o reincorporarse a la familia en Suiza. 

Lento alivio entre los vecinos

Alemania empieza lentamente a reabrir sus fronteras y relajar las medidas contra el coronavirus. Pero los ciudadanos no alemanes ni residentes permanentes solamente pueden entrar al país si tienen una razón válida. Los ciudadanos de la Unión Europea que viajan a través de Alemania a su país de origen o los camioneros pueden cruzar el país, por ejemplo. La entrada también está restringida a determinados pasos fronterizos.

Austria también se prepara para una reapertura gradual, segura y vigilada. Hasta el 7 de mayo se mantienen controles temporales en las fronteras terrestres. Las personas que viajen a Austria desde países vecinos como Suiza deben presentar un certificado médico válido que demuestre que el resultado de la prueba de COVID-19 es negativo. El certificado no puede tener más de 4 días de expedición. Mientras tanto, los servicios de trenes de pasajeros entre Austria y Suiza siguen suspendidos y el tráfico aéreo es limitado.

Francia también impuso estrictas restricciones fronterizas: solamente pueden entrar los residentes, los trabajadores transfronterizos, los trabajadores de la salud y las personas en tránsito después de rellenar un certificado de entrada. Sin embargo, el Hexágono se prepara para levantar gradualmente las restricciones a partir del 11 de mayo. Las autoridades francesas dijeron el domingo que cuando la flexibilización entre en vigor no pondrán en cuarentena a nadie que llegue de la UE, del espacio Schengen, que incluye a Suiza, o de Gran Bretaña.

Por el momento -y esto continuará hasta por lo menos el 18 de mayo- los viajes hacia y dentro de Italia están muy restringidos y limitados a emergencias, trabajo y razones de salud.

Enlaces suizos sobre ingresos y viajes

Secretaría de Estado para la Migración: información actualizada sobre la situación en las fronteras suizas, con una línea telefónica para responder preguntas sobre la denegación de entrada a Suiza y las excepciones.

Ministerio de Exteriores: información en francés, alemán e italiano sobre la situación relacionada con los viajes al extranjero y los pasos a seguir.

Oficina Federal de Salud Pública: actualizaciones de la situación nacional, así como recomendaciones, medidas de seguridad pública y detalles de los próximos anuncios.

Siga los enlaces de SWI swissinfo.ch, Facebook y Twitter para obtener información actualizada sobre la situación en Suiza.

End of insertion


Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo