Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

De nuevo campaña antiextranjeros de la UDC

En 1992, la UDC y su otrora diputado Christoph Blocher –después miembro del Gobierno- estaban en contra de que Suiza formase parte del otrora Espacio Económico Europeo. La fuerza de la UDC comenzaba a crecer.

(Keystone)

Los residentes extranjeros ponen en peligro el futuro de Suiza, por lo que la política de extranjería debe endurecerse: es el mensaje que ha colocado al partido Unión Democrático de Centro, entre los partidos en el Gobierno.

Y para la batalla por los votos en las elecciones 2011 se estrena con una primicia en la misma materia: una encuesta popular no representativa.

El marketing sustituye en la política a ojos vistas el debate de contenido y la cultura de la confrontación a través del análisis de diferencias de opinión.

Fenómeno que no sólo es exclusivo de Suiza. De este modo, el presidente francés Nicolas Sarkozy declaró la batalla contra los roma, después de que se produjesen actos violentos entre este grupo y la policía.

Ante los hechos en Grenoble, Sarkozy declaró “la guerra” a narcotraficantes y criminales. Con su dura retórica contra los extranjeros y contra los franceses con raíces en el exterior, el presidente francés intentó hacer de lado el escándalo Bettancourt y la catastrófica investigación al respecto.

Para sentir el pulso popular

En Suiza, el partido Unión Democrática de Centro (UDC) en estos primeros días de agosto y justo en torno al Día Nacional, que se celebra el 1° de agosto, repartió en todas las casas un folleto de 20 páginas intitulado ‘Encuesta popular sobre política de asilo y de extranjería’, con la pregunta ¿Usted qué política de extranjería desea?.

Con este cuestionario, la UDC quiere “sentir el pulso popular”, indicó el presidente de ese partido, Toni Brunner, al presentar esta acción ante los medios. Las demandas abordan cada postulado que el partido ha presentado ante el Legislativo federal.

Enardecido por el éxito obtenido por su iniciativa antialminares, aceptada en votaciones federales en noviembre de 2009, el partido vuelve al que es su tema central desde hace tiempo.

El secreto bancario ya no es tema

Esto se produce luego de que en otros temas tuviera la UDC menos respaldo. El partido aún hace unos meses informaba por todo lo alto que haría todo por salvar el secreto bancario y que lo introduciría en la Constitución. Pero, entre tanto, sus representantes en el Legislativo suizo han contribuido a que pase el acuerdo entre Washington y Berna para terminar con el secreto bancario en lo que se refiere a 4450 cuentas de clientes estadounidenses del UBS.

Tampoco el partido ya hace mención alguna de la amenaza de referéndum contra el nuevo acuerdo de doble imposición.

Estilo y retórica ya bien conocidos

El hecho de que la UDC haya iniciado su campaña para ganar votos en las elecciones nacionales programadas para octubre de 2011 con el tema de los extranjeros era de esperarse, opina el politólogo Georg Lutz al periódico regional ‘Südostschweiz’ (‘Sureste de Suiza’): “La UDC puede así ganar votos en las urnas. En otros temas como el secreto bancario se enredó y provocó más confusión que aclaración. Por ello retoma con fuerza su tema principal en la agenda”.

La presentación de este pequeño periódico corresponde al estilo y la retórica de larga data del partido: Letras grandes, título provocador, tesis simplistas incluso para temas complejos, gráficos que deforman son transmitidos a los lectores de su mensaje para que “la población mire a la derecha”, puesto que la política oficial no se ocupa del asunto.

Hasta la ya conocida imagen en Suiza de las ovejas blancas que sacan del mapa con los límites de Suiza a la oveja negra ha sido de nuevo utilizada.

Sin representatividad, pero con astucia

“El proceder de la UDC tiene astucia”, indica el especialista en campañas publicitarias Mark Balsiger: “La UDC utiliza el vacío informativo de verano a propósito para que el esfuerzo tenga efecto, lo que refuerza su presencia y provoca mayor poder de penetración”.

En el contenido se encuentran los argumentos del partido sobre el tema de la política de extranjería. El lector puede respaldar con una cruz las diez exigencias de la UDC. Una cruz está reservada para aquel que no respalda a ninguna de las diez medidas sugeridas o que no considera ningún “problema en el asunto de extranjería”.

Repetidas exigencias

En concreto, los extranjeros criminales o los extranjeros naturalizados que cometen alguna infracción deben poder ser reenviados a sus países. Misma solicitud para los extranjeros que han vivido durante varios años de la ayuda financiera del sistema social helvético. La reunificación familiar sólo debe producirse si se comprueba “el conocimiento del idioma oficial del futuro lugar de residencia” y los indocumentados deben ser deportados.

Sin olvidar su petición de que el acuerdo de libre tránsito de personas entre Suiza y los países de la Unión Europea sea cancelado y se negocie uno nuevo que lo sustituya. Las reivindicaciones son de carácter represivo. Medidas de integración como cursos del idioma local no son tema en el folleto-encuesta de la UDC.

“Se trata finalmente de marketing político y no de un registro de una opinión representativa ciudadana”, indica el experto político cristianodemócrata Iwan Rickenbacher. Pero el partido atraerá con ello la atención a un cierto grado.

Andreas Keiser, swissinfo.ch
(Traducción del alemán: Patricia Islas)

El regreso de las ovejas

El folleto de la UDC será repartido entre 3,6 millones de hogares en toda Suiza.

Contiene un cuestionario que puede ser rellenado también en Internet.

El levantamiento de datos no representativo concluye en octubre.

Serán publicados los resultados en noviembre.

Esta agenda de publicaciones no es fortuita. El 29 de noviembre se vota a nivel federal la discutida iniciativa de deportaciones, propuesta por la UDC.

Esta iniciativa será evaluada junto con la contrapropuesta del Parlamento que, a diferencia de la iniciativa de la UDC, se adapta al derecho internacional público. Los radicales, los demócrata cristianos y parte de los socialistas apoyan el documento del Legislativo.

La iniciativa de las deportaciones ya ha servido como tema en la campaña de la UDC para las elecciones federales de 2007.

Fue entonces que también la UDC utilizó la imagen de las ovejas blancas rechazando a las negras sobre suelo helvético, que provocó la atención a escala mundial.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes