El ‘e-voting’, una inversión para el futuro

El de 28 noviembre será la primera vez que se votará de forma electrónica una iniciativa popular y su contraproyecto. imagepoint/haselbacher

La extensión del voto electrónico en las votaciones federales del 28 de noviembre aumentó las expectativas entre los suizos del extranjero.

Este contenido fue publicado el 24 noviembre 2010 - 14:43
swissinfo.ch

Este es el caso de los expatriados que viven en Venezuela, que celebran este paso adelante, como reconoce su representante y miembro del Consejo de los Suizos en el Extranjero (CSE), Pierino Lardi.

“Creo que el voto electrónico es imprescindible”, declara Pierino Lardi. Este sexagenario, natural del valle de Poschiavo, cantón de los Grisones, explica las dificultades asociadas al voto por correo en su país de adopción, Venezuela. “Aquí, el correo se entrega a veces con meses de retraso. Y nos arriesgamos así a recibir nuestro material cuando ya se sepan los resultados del escrutinio”, lamenta.

Este un fenómeno muy conocido en otros países. Pierino Lardi tiene más información al respecto. Durante sus estudios y su carrera profesional, este banquero viaja por todo el mundo desde 1968. Según él, el temor de no obtener su material de votación a tiempo, o respecto a que la papeleta de votación no llegue a las autoridades de Suiza en los plazos fijados, desmotiva a muchos expatriados a la hora de ejercer sus derechos políticos.

Esto podría quizás explicar en parte la baja tasa de participación de la diáspora helvética en estos países. En Venezuela, por ejemplo, de los 1.493 ciudadanos suizos mayores de edad registrados ante la representación suiza en 2009, solo 139 (un 9,31%) personas figuraban en los registros electorales de una comuna ciudad suiza.

Estimular el interés

Sin embargo, “los expatriados en Venezuela siguen de cerca lo que sucede en la madre patria”, asegura Pierino Lardi, que añade: “Cuando los suizos de Caracas se encuentran, siempre hablan de las votaciones y de la actualidad política”. Además es importante que una gran proporción de ellos son empleados de empresas suizas. “Nadie olvida aquí sus raíces ni sus vínculos políticos”.

El voto electrónico permitiría fortalecer las relaciones de la Quinta Suiza con la Confederación. En una reunión del Espacio Suizo de Caracas, el 11 de noviembre pasado, “hablamos del voto electrónico. Todos se muestran favorables y estoy convencido que funcionará”, destaca Lardi.

Los peligros de la manipulación o de la piratería informática esgrimidos por los detractores del voto electrónico no hacen tambalearse a los suizos de Venezuela, que depositan toda su confianza en los recursos de la Confederación y los cantones para garantizar la seguridad y el secreto del voto.

A pesar de esto, no se pueden excluir por completo algunos riesgos. “El voto por correo no está protegido de las presiones potenciales sobre los ciudadanos”, admite Pierino Lardi”. Por el contrario, la piratería es muy improbable: “Para esto debería haber un interés en juego. En este caso particular y frente al limitado número de votos en línea, no hay ningún peligro”.

“Naturalmente, el sistema es todavía mejorable. Pero hay que empezar. Las experiencias emprendidas hasta ahora solo han tenido respuestas positivas. Todos mis conocidos que han podido que lo han podido probar se quedaron entusiasmados”, apunta este miembro del CSE.

Instrumentos adecuados

Con motivo de la votación de este 28 de noviembre, cerca de 190.000 ciudadanos podrán expresarse por medio del voto electrónico en doce cantones, en Suiza y en el extranjero. Como residente del cantón de los Grisones, Pierino Lardi se alegra de que su cantón de origen ofrezca esta oportunidad a los expatriados de seis comunas. “Como ciudadano de Poschiavo, me siento orgulloso de que mi región sea pionera en la materia”. Esta comuna es, de hecho, la primera entidad de lengua italiana en para experimentar con el voto por Internet.

“A mi edad, es gratificante poder asistir a tal desarrollo. Esto es obviamente una evidencia de progreso”, dice entusiasmado.

“Hace 42 años, cuando empecé a trabajar, la electrónica estaba todavía en su infancia. Y cuando el apareció el primer ordenador en la banca, lo vivimos como una revolución. Hoy en día, ni siquiera podríamos trabajar sin ordenador. Y esto es así en todos los ámbitos, es esencial estar en consonancia con los tiempos, de lo contrario corremos el riesgo de perder el tren”.

Para el banquero, incluso los costes atribuibles al nuevo sistema no son prohibitivos. “Esto no es un gasto sino una inversión para el futuro”, cree. “En el futuro, una generalización del voto electrónico permitiría incluso ahorrar en gastos de impresión, de papel y de franqueo”.

Voto electrónico

2002: creación de las bases legales

2003: primeros ensayos en el cantón de Ginebra

2004: primeros ensayos durante las votaciones federales, también en el cantón de Ginebra

2005: primeras pruebas durante las votaciones de federales en los cantones de Zúrich y de Neuchâtel

2008: pruebas simultáneas en los tres cantones citados

2009: Los cantones de los Grisones, San Gall, Schaffhausen, Turgovia, Argovia, Soleura y Friburgo cerraron en septiembre un acuerdo de cooperación con Zúrich para introducir el ‘e-voting’ de los expatriados.

El programa ginebrino interesa también a Lucerna, Vaud, Uri, Obwalden y Nidwalden.

2010: Berna y Lucerna logran un acuerdo con Ginebra.

El de 28 noviembre será la primera vez que se votará de forma electrónica una iniciativa popular y su contraproyecto.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo