Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El Consejo de Europa adopta el informe Marty

Ante los parlamentarios del Consejo de Europa, el senador suito Dick Marty se pronunció por una investigación internacional.

Ante los parlamentarios del Consejo de Europa, el senador suito Dick Marty se pronunció por una investigación internacional.

(Reuters)

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) adoptó este martes en Estrasburgo el informe del suizo Dick Marty que denuncia el tráfico de órganos a detenidos por el Ejército de Liberación de Kosovo en Albania en la década de los 90.

Recepción favorable en Estrasburgo del informe Marty, presentando en diciembre y que suscitó vivas reacciones tanto en  Kosovo como en Albania.

En Estrasburgo, los eurodiputados adoptaron una resolución en consonancia con el informe por 169 votos a favor, 8 en contra y 14 abstenciones.

En su resolución, la APCE solicita a las autoridades de Albania y de Kosovo “realizar una investigación independiente y exhaustiva” sobre la existencia de centros secretos de detención donde se presume que hubo tratos inhumanos a los prisioneros provenientes de Kosovo, de origen serbio y albano”, durante y después del conflicto en Kosovo.

“La investigación debe ampliarse también a la verificación de las alegaciones sobre un tráfico de órganos que habría tenido lugar durante el mismo período y, en parte, en territorio albano”, señala el texto.

La Asamblea también pide a las autoridades de Albania y a la administración kosovar “cooperar plenamente” con la Misión de Policía y Justicia de la Unión Europea (EULEX) "para esclarecer los  crímenes cometidos en Kosovo” .

Dick Marty (del Partido Radical Suizo) recibió elogios y el reconocimiento de sus colegas parlamentarios en Estrasburgo por su “excelente y difícil” labor. Su informe demuestra el notable trabajo que puede realizar el Consejo de Europa, consideró el francés Claude Greff.

 

Probar los hechos

Lo importante ahora, en opinión de varios diputados, es reunir pruebas pese al tiempo que ha pasado. “Se requiere una verdadera investigación penal internacional, acompañada de una verdadera protección de los testigos”, indicó el legislador Felix Müri, también de Suiza (Unión Democrática de Centro).

En opinión de Müri, esta investigación debe llevarse a cabo en un plazo razonable para permitir a Kosovo proseguir su desarrollo, además de que sería erróneo plantear una sospecha generalizada sobre la población de Kosovo.

Como él, diversos diputados europeos, incluido Jean-Charles Gardetto, de Mónaco, reiteraron que el informe Marty no está dirigido en contra del pueblo kosovar, sino que su objetivo es contribuir a revelar la verdad. Una verdad imprescindible para el proceso de paz y el trabajo sobre el pasado de la región.

El hecho de que las personas señaladas ocupen actualmente puestos en el poder en Kosovo no debe impedir al Consejo de Europa hacer su trabajo, declaró la francesa Claude Greff, al pedir cautela, sin que ello signifique inacción. Las personas en el poder deben saber que el Consejo de Europa mantiene los ojos abiertos, advirtió.

 

Llamar las cosas por su nombre

En su discurso, Dick Marty pidió una investigación internacional con la plena cooperación de las autoridades de Kosovo. Algunos oradores, sin embargo, manifestaron su esperanza de que ese proceso no afecte las próximas negociaciones entre Serbia y Kosovo.

Algunas víctimas de la sustracción de órganos serían prisioneros serbios detenidos después del verano de 1999 en campos secretos del Ejército de Liberación de Kosovo (UCK) en Albania.  En su documento de 27 páginas, Dick Marty pone en tela de juicio al ‘Grupo de Drenica’, que reagrupaba a los líderes del UCK. Según el senador del Tesino, su líder era el actual Primer Ministro de Kosovo, Hashim Thaci.

“Sin nombres, la acusación habría sido genérica, arbitraria y todo un pueblo podría haberse sentido concernido y ofendido. La verdad, la honestidad intelectual, el respeto por el pueblo de Kosovo y por las familias de las víctimas exigían llamar las cosas por su nombre”, dijo Dick Marty a la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE).

Los puntos sobre las íes de Martí

El informe “no trata, pero sobre todo no relativiza los crímenes cometidos por el régimen (del ex presidente serbio Slobodan), Milosevic, no está contra el pueblo de Kosovo ni contra del pueblo albano”, aseguró el relator suizo.

"Las víctimas eran serbios, albanos de Kosovo considerados traidores o miembros de grupos rivales, para nosotros eran, por encima de todo y solamente, seres humanos", indicó el senador suizo que pidió "una investigación real y no una mera coartada”.  

Ante los parlamentarios, Dick Marty recordó también que nunca dijo que Hashim Thaci estuviera directamente involucrado en el tráfico de órganos, pero subrayó que es “difícil creer que nunca oyó hablar al respecto”.

Por otra parte, y aunque Kosovo no es un estado miembro del Consejo de Europa, Hashim Thaci aseguró en una carta a la organización que su gobierno “cooperaría plenamente” en caso de una investigación independiente y transparente para “demostrar que tales acusaciones no tienen fundamento”.  

 Las revelaciones de la prensa británica

En otro hecho que se agrega al caso, el periódico británico The Guardian publicó este martes extractos de un informe de la fuerza de la OTAN en Kosovo (KFOR), según el cual Hashim Thaci, sería una de las tres figuras más importantes del crimen organizado en Kosovo junto con un funcionario de alto nivel que mantiene lazos con la mafia albana.  

Este último, Xhavit Haliti, anteriormente a cargo de la logística del Ejército de Liberación de Kosovo (ELK), “lleva las riendas por detrás de Thaci”, dijo el informe. Se introdujo en la delincuencia organizada “a gran escala”, incluida la prostitución, el tráfico de armas y de drogas, tras el agotamiento de un fondo para financiar la guerra en Kosovo en la década de 1990, añade informe.

 Según un portavoz de la KFOR, la Fuerza de la OTAN en Kosovo ha iniciado una “investigación interna sobre el origen del documento” citado por el periódico.  Un “documento confidencial” que data de 2004 y antes. “Debido a la investigación en curso, no podemos comentar”, el artículo publicado por The Guardian, dijo el portavoz.

SUIZA KOSOVO

La antigua provincia serbia de Kosovo declaró su independencia el 17 de febrero de 2008.

El gobierno suizo reconoció a Kosovo el 27 de febrero de 2008.  Fue uno de los primeros países en hacerlo.

Cerca de 170.000 kosovares que viven en Suiza, que es también uno de los principales países en hacer donaciones para la reconstrucción de la República después de la guerra.

Fin del recuadro

CRONOLOGÍA

Después de la Segunda Guerra Mundial, la provincia de Kosovo obtuvo un estatuto de autonomía. Ese estatuto fue inscrito en 1974 en la Constitución de la Federación Yugoslava.

En 1989, el presidente serbio, Slobodan Milosevic, revocó el estatuto de autonomía y envió el ejército a Kosovo para poner coto a las protestas.

En 1998, decenas de miles de kosovares abandonaron sus hogares a raíz de una ofensiva de Belgrado contra el Ejército de Liberación de Kosovo (UCK).

 En 1999, la OTAN bombardeó Serbia para poner fin al conflicto entre fuerzas serbias y los separatistas de habla albana.  Después de dos meses y medio, 50.000 soldados de la OTAN fueron estacionados en Kosovo.  La provincia fue puesta bajo administración de la ONU.

 En 2007, el líder separatista Hashim Thaci ganó las elecciones parlamentarias y anunció la inminente proclamación de Kosovo.

El 17 de febrero de 2008, el parlamento de Kosovo proclamó la independencia.  Suiza la reconoció diez días más tarde.

Fin del recuadro

swissinfo.ch y agencias


Enlaces

×