Pequeño paso hacia la transparencia de la vida política suiza

La iniciativa popular sobre la transparencia de los partidos fue presentada en octubre de 2017, acompañada de 110 000 firmas. © Keystone / Anthony Anex

Un poco de luz sobre la opacidad del financiamiento de los partidos políticos y las campañas en Suiza. Los senadores aceptaron formular reglas en la materia, pero declinan mostrarse demasiado estrictos. Un paso insuficiente hacia una mayor transparencia, critica Transparencia Internacional Suiza.

Este contenido fue publicado el 17 diciembre 2019 - 13:19

Si bien a Suiza le gusta ensalzar su democracia directa, el financiamiento de los partidos políticos helvéticos se mantiene como el más opaco de Europa. Entre los 47 Estados miembros del Consejo de Europa, la Confederación es la única que no ha elaborado una legislación en el rubro. Esa laguna le ha costado el señalamiento reiterado del Grupo de Estados contra la Corrupción del Consejo de Europa (GRECO).

Sin embargo, los senadores avanzan con mucha prudencia hacia una mayor transparencia. El Consejo de los Estados (cámara alta del Parlamento) rechazó este lunes por 32 votos a favor y 12 en contra la iniciativa popular ‘Por una mayor transparencia en el financiamiento de la vida política’.

Presentado en octubre de 2017 por la izquierda y los partidos más pequeños del centro, el texto tiene por objeto, en particular, obligar a los partidos políticos a hacer público el monto y el origen de los donativos de más de 10 000 francos o sus gastos de campaña para las elecciones y los referendos cuando superen los 100 000 francos. Solamente la izquierda y los Verdes defendieron la iniciativa.

Un umbral de 25 000 francos

Al igual que el Gobierno, la mayoría de los senadores reconocieron la necesidad de actuar, pero consideraron que la iniciativa iba demasiado lejos. En cambio, la cámara alta optó por 29 votos a favor, 13 en contra y dos abstenciones en favor de un contraproyecto indirecto más diluido, elaborado por la Comisión de Instituciones Políticas del Consejo de los Estados. Este último fija el umbral de las cantidades sujetas a transparencia en 25 000 francos anuales para los donativos y 250 000 francos para las campañas.

Los senadores también han suavizado aún más la propuesta de su comisión. Por lo tanto, no habrá obligación de declarar cuando se recojan firmas para una iniciativa popular o un referéndum. Sin embargo, la cámara alta fue más allá del texto de la iniciativa en un punto: quiere prohibir los donativos procedentes del extranjero, independientemente del monto.

Los actos intencionales de ocultación pueden ser castigados con una multa de 40 000 francos, pero no se impondrá ninguna multa por actos de negligencia.

La Unión Democrática de Centro (UDC/derecha conservadora) y el Partido Liberal Radical (PLR/derecha liberal), que estiman que el texto hace poco por mejorar la transparencia, han intentado sin éxito rechazar todo el proyecto.

Lagunas objeto de críticas

Para la sección suiza de la ONG Transparencia Internacional, que es uno de los autores de la iniciativa, la opción elegida por la cámara alta no va claramente lo suficientemente lejos. “Las lagunas del contraproyecto hacen que, de facto, la ley sea inexistente”, comenta el subdirector de la organización, Alex Biscaro.

Considera que el umbral de 25 000 francos para someter las donaciones a la transparencia es demasiado alto porque la gran mayoría de donaciones le escaparían. “En los países europeos, este monto es en promedio de 3 500 euros, un objetivo mucho más exigente que los modestos 10 000 francos solicitados por la iniciativa”, señala Biscaro.

El contraproyecto tampoco prevé un mecanismo de control eficaz para garantizar el cumplimiento de las normas, en opinión de Transparencia Internacional Suiza. La ONG lamenta también que las normas de transparencia previstas se apliquen únicamente a las elecciones a la cámara baja y no a las de la cámara alta.

La calidad de la democracia directa en juego

Cinco cantones (Tesino, Ginebra, Neuchâtel, Friburgo y Schwyz) ya han promulgado sus propias normas de transparencia, y Biscaro considera que se deben tomar medidas a escala nacional. “La falta de información sobre el financiamiento de la vida política perjudica la reputación, pero también la calidad de la democracia directa suiza”, subraya.

La iniciativa y el contraproyecto indirecto tendrán que ser tratados por el Consejo Nacional (cámara baja) antes de ser presentados a la población.

Fin del procedimiento de no conformidad

En su último informe, publicado en septiembre, GRECO cerró el procedimiento de no conformidad contra Berna, debido en particular al contraproyecto indirecto del Parlamento. Suiza tendrá que preparar un informe para finales de 2020 en el que dé cuenta al grupo de Estados de la evolución del estado de cosas.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo