Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Líneas directrices Suiza busca fortalecer apoyo a defensores de DDHH

En los diversos rincones del mundo, hay personas comprometidas con el respeto al hombre y la Naturaleza. En la gráfica,uno de ellos, un indígena Bororo de la amazonía brasileña.

En los diversos rincones del mundo, hay personas comprometidas con el respeto al hombre y la Naturaleza. En la gráfica,uno de ellos, un indígena Bororo de la amazonía brasileña.

(Keystone)

Suiza presentó una serie de líneas directrices tendientes a fortalecer su apoyo y protección de los defensores del rubro con el concurso de sus embajadas a través del mundo.

“No se trata solamente de principios generales. No vamos a repetir principios fundamentales. Son medidas concretas para la aplicación de una política”, precisó Yves Rossier, secretario de Estado del Ministerio de Exteriores.

“Las líneas directrices se dirigen a las representaciones de Suiza en el exterior, que son los primeros interlocutores de esas personas que tratamos de proteger en el país”, añadió el embajador Claude Wild, jefe de la División Seguridad Humana de la misma dependencia.

swissinfo.ch: ¿Cuáles son los objetivos precisos de esas líneas directrices?

Yves Rossier: Fundar un compromiso operacional en el terreno en apoyo de los defensores de DDHH, sea en el país mismo, en el entorno internacional que se ocupa de los DDHH o en Suiza, cuando la situación sea extremadamente difícil.

Lo más importante es permitir a esas personas trabajar en su país. El hecho de que se refugien en otro país es un fracaso porque no pueden seguir actuando en defensa de los derechos humanos en su país de origen.

swissinfo.ch: ¿De qué manera serán aplicadas?

Y.R.: Son instrucciones que damos a nuestras embajadas para determinar cómo pueden ayudar a los defensores de los DDHH en países en los que esos derechos son violados. Primero, identificarlos, ¿quiénes son?, ¿cómo trabajan?, ¿qué podemos hacer para acompañarlos? ¿podemos intervenir ante las autoridades para apoyar su acción?

swissinfo.ch: Actualmente, los riesgos proceden también de grupos armados como los paramilitares o bandas criminales, ¿Cómo se puede proteger a los defensores de los DD HH de tales amenazas?

Y.R.:  Globalmente y de facto, no hay una enorme diferencia para las víctimas si el riesgo viene de narcos, organizaciones paramilitares u organizaciones estatales. Para nosotros, Suiza u otro Estado, eso quiere decir que la manera de proceder debe ser adaptada.

Cuando se trata de un asunto de Estado, trabajamos de Estado a Estado. Cuando son agrupaciones de actores terceros, de una manera u otra hay que trabajar con el Estado porque está en el lugar, incluso de manera técnica: cooperación policial, control democrático de las fuerzas armadas, programas que permiten al Estado fortalecer los medios de garantizar la seguridad y el respeto de DDHH, una legislación eficaz, moderna, que sea respetada en el terreno.

(AFP)

swissinfo.ch: Muchos países se han dotado de buenas leyes en materia de DDHH pero no las aplican…

Claude Wild: Tiene razón, a veces hay leyes que están ahí y que simplemente no son aplicadas o aplicables. Es particularmente verdadero en las zonas frágiles donde incluso si el Estado tuviera la voluntad, no tendría la capacidad, entonces ¿qué podemos hacer?

Si sabemos que, por ejemplo, las grandes empresas internacionales con sede en Suiza o en el Norte operan en esas zonas frágiles, establecemos un diálogo con ellas para asegurarnos de que no tengan una externalidad negativa, sino que pueden ser actores de desarrollo porque respetan los DDHH.

Pongo por ejemplo las empresas mineras que con frecuencia cuentan con  empresas privadas para su seguridad o con la policía local. El hecho de responsabilizar a esas empresas mediante un dialogo, haciéndolas adoptar códigos para que se sientan responsables más allá de su derecho legal de operar, hacer que sus agentes de seguridad se comporten correctamente con las poblaciones locales, son cosas concretas que podemos hacer.

Lograr que nuestros proyectos de desarrollo en esas zonas frágiles tengan un enfoque de sensibilidad en DDHH son cosas que podemos hacer

Líneas directrices (LD) suizas para la protección de defensores de DDHH

Para favorecer la aplicación de la Declaración de la ONU, sobre los Defensores de Derechos Humanos (DDH) Suiza emitió el 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos, una serie de líneas directrices.

Buscan sensibilizar a las Embajadas de Suiza en el mundo y al personal del  Ministerio de Exteriores en el país sobre la problemática, promover la adopción de un enfoque unificado y destinar medios concretos de acción para que los DDH gocen de un apoyo eficaz y sistemático.

La idea es luchar contra la impunidad, lograr la reparaciones a las víctimas, en particular en forma de asistencia médica y jurídica, y documentar las violaciones. 

Las LD establecen que para la protección de los DDH es esencial asociar a los actores no estatales:

“Empresas administradas de manera irresponsable pueden erosionar, por interés económico privado, los derechos humanos, en particular los derechos económicos y sociales. Dado que promueve activamente los derechos humanos, Suiza debe dar prueba de coherencia en su acción”.

Entre otros, las LD encomiendan a las Embajadas:

Reconocer el trabajo de los DDH y esforzarse por protegerlos.

Apoyar a los DDH, en particular a las mujeres y a otros sectores vulnerables como minorías étnicas, indígenas, migrantes y defensores de los derechos de personas lesbianas, homosexuales, bisexuales y transgénero (LGBTI) y de la propiedad de la tierra.

Incitar a las autoridades locales a:

Ratificar los acuerdos internacionales en la materia, conformar con ellos la legislación nacional.

Abstenerse de criminalizar a los DDH y de perjudicar sus actividades. 

Implementar programas de seguridad.

Abrir investigaciones sobre difamaciones, amenazas, ataques contra DDH, así como demandas legales contra los autores de esas agresiones.

Fin del recuadro

swissinfo.ch: Trasnacionales con sede en Suiza han sido acusadas, de manera reiterada, de violaciones a los DDHH. ¿Su comportamiento no daña la imagen suiza?

Y.R.: Hay que salir del cliché de que el desarrollo económico es necesariamente contrario a los DDHH, la protección del medio ambiente, el respeto de colectivos locales. Lo importante de nuestro enfoque, que creo que es el justo, es que ese desarrollo económico, para ser durable, debe tener en cuenta las  condiciones locales, particularmente en los países frágiles. Intentamos trabajar con las empresas para que adopten esos códigos de conducta que les permitan definir una manera de trabajar que respete los DDHH.

Las empresas necesitan garantizar la seguridad de sus actividades en regiones frágiles. Frecuentemente están protegidas por empresas privadas de seguridad, entonces hay que definir cómo trabajan esas sociedades de seguridad y asegurar que respeten los derechos humanos. Desde luego, de una manera general, las empresas extractivas, deben trabajar con las colectividades locales. Ahí hay un interés bien comprendido por las empresas mismas. Si ignoran a la colectividad, saben que muy pronto tendrán problemas de imagen a nivel internacional; en el lugar, con la gente que vive en la región y, finalmente, no es bueno en la perspectiva de sus actividades económicas.

Entonces, sinceramente, no creo que nuestra preocupación sea un problema de la imagen de Suiza. Pero, puesto que tenemos a esas empresas en casa, que las conocemos, que hemos establecido un diálogo con ellas y que sabemos que buscan medios para trabajar de una manera coherente, entonces intentamos trabajar con ellas, así podemos tener un mejor impacto en la región, que si nos abstenemos, nos cruzamos de brazos o nos limitamos a repetir principios generales.

swissinfo.ch: La justicia cantonal de Vaud rechazó entrar en materia y una apelación sobre la acusación contra Nestlé por homicidio por negligencia en el asesinato de Luciano Romero. Con un conflicto armado y cerca de 3000 sindicalistas asesinados en 30 años, la situación para los defensores de los DDHH en Colombia es muy complicada…

Y.R.: Son los tribunales que deciden. Hay separación de poderes y no nos corresponde decirles lo que hay que hacer o no.  

Nuestro enfoque sobre Colombia es lo más amplio posible, no se limita al desarrollo económico o incluso a la cooperación al desarrollo, hay un enfoque también en la resolución de los conflictos y en el tratamiento del pasado.

C.W.: En lo que concierne a Colombia, puedo decirle que hay una iniciativa de nuestra embajada que reúne a todas las empresas suizas activas en el país para que adopten un código de conducta  -además del propio- elaborado por los colombianos, las “Guías Colombia”.

Queremos fortalecer esa buena iniciativa colombiana sensibilizando a nuestras empresas extractivas, alimentarias u otras, sobre la conducción de una operación en un país que tiene todavía actos de conflicto en su territorio, de manera responsable. Creo que verdaderamente hacemos lo posible en el lugar. Mantenemos un diálogo con nuestros actores económicos para asegurar un comportamiento responsable en la protección al respeto de los DDHH.

Derechos de LGBT

“A nuestro presidente le encanta Suiza y viene con frecuencia. ¿Podrían recordarle que la amistad pasa por el respeto a los derechos humanos y que estos deben practicarse todos los días?”, solicitó Alice Nkom.

Comprometida en favor de las personas lesbianas, homosexuales, bisexuales y transgénero (LGBT), la jurista camerunesa participó en la celebración en Suiza del Día Internacional de los Derechos Humanos, el pasado 10 de diciembre.

“En Camerún, la homosexualidad es un delito que entró al Código Penal por efracción, lo introdujo el presidente por ordenamiento”, contextualizó la defensora de DD HH. Las sanciones contemplan hasta cinco años de prisión y las autoridades realizan arrestos indiscriminados.

Primera abogada en el tribunal de Duala, Alice Nkom logró fundar en 2003 la Asociación de Defensa de los Homosexuales de Camerún. Su lucha le ha valido agresiones y amenazas, para ella y para sus hijos. Pero no ceja:

“Muchos padres, con enormes esfuerzos o mediante becas, envían a sus hijos a estudiar a Europa. ¿Vamos a decirles, que no pueden volver porque la única plaza que les reservamos está en la prisión? ¿Vamos a excluirlos de que participen en el desarrollo del país?”

Fin del recuadro

swissinfo.ch


Enlaces

×