Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Médico Internacional Suiza (2 de 2) 75 años de lucha por la salud y la democracia

A la caída de los republicanos, en 1939, miles de españoles buscaron refugio en el sur de Francia.

A la caída de los republicanos, en 1939, miles de españoles buscaron refugio en el sur de Francia.

(AFP)

Desde aquellos esfuerzos iniciales durante la Guerra Civil Española y a lo largo de la Segunda Guerra Mundial, Médico Internacional Suiza mantiene su compromiso en pro de la libertad y la dignidad humana, lo mismo en Vietnam que en Centroamérica, en Gaza que en Chiapas…

“Es una historia que nos enorgullece. A pesar de que la gente que empezó en el 37 perdió la lucha contra el fascismo, a pesar de que sufrió toda suerte de represión y de crueldad del nazismo durante ocho años, nunca dejó de luchar, nunca perdió la esperanza”.

Maja Hess, presidenta de Médico Internacional Suiza, comparte con swissinfo.ch sus reflexiones sobre ese organismo que nació en 1937, en Zúrich, como Central Sanitaria Suiza, integrante de la Central Sanitaria Internacional, y que celebra este mes su LXXV aniversario.

“Tengo mucha admiración por esa gente. La suya es una historia de perseverancia, de la que tenemos mucho que aprender, aunque haya momentos en los que parece no haber mucha esperanza”.

¿Cómo ahora en Gaza?

“Eso es algo que nos llena de cólera, de desesperación y de miedo…”; empero, subraya, allá también hay esperanza “y nosotros no podemos perderla aquí”.

Sangre suiza a republicanos

Cuando en 1936 empezó la lucha entre franquistas y republicanos en España, varias organizaciones de diversos países, que decidieron apoyar a los republicanos con material médico y medicamentos, fundaron en París la Central Sanitaria Internacional, recuerda nuestra interlocutora.

La sección suiza, creada poco más tarde en Zúrich, comenzó con el envío de sangre y plasma desde Ginebra. Luego también hizo llegar medicamentos, frazadas y lo que se necesitaba en el frente… Finalmente, ciudadanos suizos se integraron a las Brigadas Internacionales para atender a los republicanos y luchar en sus filas.

Al triunfo franquista, la Central Sanitaria Suiza (CSS) siguió sus operaciones en el sur de Francia, donde se refugiaron muchos republicanos.

Al doctor Roger Fischer, médico suizo que organizó el envío de sangre, no lo despidieron porque era insustituible, pero a los combatientes helvéticos los penalizaron de vuelta a su país, acusados de haber violado la neutralidad de la Confederación. 

Apoyo a la Resistencia

“Había entonces en Suiza una política anticomunista, antiizquierdista, sobre todo en el alto nivel de los médicos. Suiza mandó inclusive una misión médica de apoyo a los fascistas con médicos muy conocidos. De esto no se sabe mucho, pero fue así. Es muy claro que la cúpula médica suiza era fascista”.

La todavía CSS acude en ayuda de las víctimas del nazismo durante la Segunda Guerra Mundial, a pesar  de las dificultades e interdicciones impuestas por la guerra, con el envío de víveres a los campos de refugiados en el sur de Francia, de material quirúrgico para los partisanos en Yugoslavia o de fondos para la Resistencia en Francia e Italia.

Del impasse, a Vietnam

Maja Hess precisa que más tarde, durante la Guerra Fría y con el anticomunismo que persistía en Suiza, la CSS debió suspender sus actividades. “Pero en 1965 se reanimó con la ayuda en Vietnam, dentro del movimiento antiguerra y antiimperialismo. Y ahí seguimos”.

La organización participó también en apoyo del Congreso Nacional Africano, en su lucha contra la segregación racial, y de la Organización Popular de África del Sudoeste (SWAPO) en el reclamo de independencia. También estuvo en Etiopía. “Pero tuvimos que dejar de trabajar en África por razones logísticas”, lamenta nuestra interlocutora.

En los años ochenta, los esfuerzos de la CSS se trasladaron a Centroamérica y a Palestina. En apoyo de la Revolución Sandinista en Nicaragua, de las luchas libertarias del Frente Farabundo Martí en El Salvador y de la población guatemalteca, en el continente americano; de la Organización para la Liberación de Palestina, en Medio Oriente.

Pasaron luego al Caribe:

“Nos decidimos a apoyar a Cuba porque estaba muy necesitada por el bloqueo. Además, Cuba es un ejemplo de la solidaridad internacionalista, no solamente para América Latina”, enfatiza nuestra entrevistada. Agrega que  muchos proyectos sanitarios, en muchas partes del mundo, no habrían sido posibles sin el apoyo de La Habana.

Luego del levantamiento en México del Movimiento Zapatista (1994), la entidad abrió un programa de apoyo los centros autónomos de salud en Chiapas, y más tarde también en Oaxaca y en Guerrero, en apoyo a las personas víctimas de la represión contra los movimientos sociales.

“Es un trabajo psicosocial con gente que ha sobrevivido a la tortura, la cárcel y la humillación. Hay un enfoque de apoyo para que puedan retomar energía de vida, pero también un enfoque contra la impunidad y un enfoque de protección para garantizar los derechos humanos, para dar apoyo a los movimientos políticos, para que no se dejen intimidar…”

Del cuerpo, al alma

Al principio, los programas de la CSS estaban centrados en la salud física con la atención a los heridos; sin embargo, como precisa la doctora Hess, los integrantes de la organización advirtieron que ese tipo de atención médica era insuficiente.

“Nos dimos cuenta que las personas necesitaban también ayuda psicológica por la violencia que habían sufrido, los traumas, las decisiones difíciles que habían tenido que tomar”.

A guisa de ejemplo refiere los casos de guerrilleras que debieron dejar a sus bebés para ir a luchar. “Son decisiones muy fuertes, muy dolorosas. Y esas experiencias necesitan un lugar, un espacio para ser trabajadas, compartidas, elaboradas y recordadas, de otra manera dejan bloqueada a la gente, como asfixiada”.

Fue entonces cuando ella y la psicoanalista Ursula Hauser, comenzaron un programa de psicodrama que se basa en la representación de experiencias dolorosas y en el trabajo de traumas de manera colectiva.

Precisa la doctora Hess que ahora, amén de los proyectos de atención física y psicológica, Médico Internacional Suiza impulsa diversas estrategias con enfoque de género: lucha contra la violencia doméstica, apoyo a movimientos de mujeres para el reforzamiento de su autoestima, de proyectos sanitarios, de desarrollo de plataformas políticas…

¿Y las perspectivas?

“Seguimos en Vietnam, y eso es también un enfoque”, subraya Maya Hess.

Evoca a Eric Hobsbawm, judío marxista que murió el pasado primero de octubre, autor de profundas investigaciones sobre el fascismo, que dijo: “¡Mi lucha es contra el olvido!”

“Para nosotros también, para buena parte de nuestros proyectos, la lucha es contra el olvido… En Centroamérica ya son 20 años, en Vietnam, muchos más, pero la gente todavía sufre de las consecuencias de la guerra…

“Nosotros queremos seguir y eso depende de la voluntad, de la solidaridad de la gente”, apunta la directora de Médico Internacional Suiza. “Queremos seguir. Y queremos seguir con movimientos sociales que tienen un enfoque de salud, pero también un enfoque sociopolítico porque creemos que sin un cambio en la condición de vida, la salud no puede mejorar”.

Gaza

Israel y el grupo islamista Hamas acordaron el miércoles (21.11) un cese del fuego mediado por Egipto para detener un conflicto armado de ocho días en torno a la Franja de Gaza, en el que murieron más de 162 palestinos y cinco israelíes.

Una serie de explosiones sacudieron a la ciudad de Gaza a medida que se acercaba el plazo para la entrada en vigencia de la tregua, y varios cohetes cayeron en la sureña ciudad israelí de Beersheba.

Fuente: Reuters


El conflicto en y alrededor de la Franja de Gaza ha cobrado la vida de 23 niños (as) en una semana y más de 200 menores han resultado heridos, según denunció también el miércoles la organización Terre des Hommes Suiza. “Los niños son los rehenes de los beligerantes”, precisó la organización en favor de la infancia. Una explosión dañó la sede de Terre des Hommes  en Beit Lahyia, donde los niños que trabajan siguen cursos de actualización, así como actividades socio-educativas. Los programas quedaron suspendidos. "Casi sin acceso a servicios de saneamiento ni atención médica, los chicos atraviesan una experiencia traumatizante que tendrá repercusiones a largo plazo”, describió el feje de la ONG in situ, Jérémie Bron. “La jornada de ayer fue la más mortal y ataques aéreos no pararon durante la noche. Prisioneros en el enclave de Gaza, lo mismo que los adultos, ningún niño está a salvo. No han podido dormir, están estresados. Sin lugar seguro a dónde ir, los trasladan de un lado a otro y muchas veces quedan separados de sus padres”. Terres des Hommes se había sumado a Médico Internacional Suiza, y a tantas otras voces en el mundo para exigir el cese al fuego.

Fin del recuadro

swissinfo.ch


Enlaces

×