Navigation

Urgen mayores esfuerzos en lucha contra variantes de la COVID

Las variantes del coronavirus son un 50% más contagiosas. Keystone / Cyril Zingaro

Dado el incremento de contagios de las variantes del coronavirus, Suiza debe intensificar en lugar de reducir los esfuerzos para combatir el virus, advierte el jefe del grupo de trabajo COVID-19.

Este contenido fue publicado el 10 febrero 2021 - 12:15
Keystone-SDA/sb

La Oficina Federal de Salud Pública (OFSP) informó el martes de 1 363 nuevos contagios de COVID-19, así como 70 nuevas hospitalizaciones y 42 decesos. El número de infecciones mantiene su lenta disminución: el promedio de siete días se redujo en un 13% en comparación con la semana anterior, y los números de contagios son inferiores en todo el país, excepto en la región del lago Lemán, donde las cifras se han estancado.

Pero las nuevas variantes del coronavirus, que son alrededor de un 50% más contagiosas, representan un riesgo real de una tercera ola de infecciones en Suiza, advierten los funcionarios de salud. Hasta ahora, se han descubierto 4 411 casos de mutaciones del coronavirus en Suiza, alrededor de 60% más que hace una semana. La OFSP dijo el martes que había identificado el primer caso de una variante brasileña, que también parece propagarse más rápidamente.

Según Martin Ackermann, jefe del estatal grupo de trabajo COVID-19, la variante británica, conocida como B117, se ha duplicado cada diez días y ahora representa alrededor del 20% del número de casos en Suiza.

En vista de la posibilidad de un aumento exponencial de nuevas variantes en marzo, "debemos aumentar nuestros esfuerzos en lugar de reducirlos", advirtió Ackermann en conferencia de prensa el martes, en Berna.

“Estamos tratando con dos tipos de virus que siguen tendencias opuestas”, dijo. Por un lado, están las variantes dominantes "antiguas" que están en declive y, por otro, las nuevas variantes que Suiza no ha podido contener hasta ahora.

Mientras que la variante británica en particular está aumentando de manera constante, las variantes antiguas están disminuyendo más rápido de lo esperado gracias a las medidas tomadas, precisó el experto en salud.

Entre las medidas adicionales contra la COVID, Ackermann dijo que existe la posibilidad de reducir aún más la cantidad de población en movimiento. Desde la introducción de un semiconfinamiento el 18 de enero, la movilidad individual ha caído solo un 10%. Un residente en Suiza se desplazó un promedio de 30 kilómetros por día en enero, en comparación con menos de 20 kilómetros durante el cese parcial de actividades en la primavera de 2020.

Mientras tanto, los funcionarios de salud dicen estar satisfechos con el ritmo de la campaña de vacunación en curso en los cantones, a pesar de los retrasos con las vacunas. Alrededor del 4,8% de la población se ha vacunado desde finales de diciembre y se han reducido las diferencias entre regiones. De las 800 000 dosis recibidas, 700 000 han sido distribuidas entre los cantones.

La vacunación de las personas más vulnerables debería concluir a fines de abril, reiteró el martes la OFSP. El Gobierno se ha fijado un objetivo ambicioso:  aplicar la vacuna a todos aquellos que quieran hacerlo, es decir, unos seis millones de personas o 70% de la población, hasta el verano, con la inyección de hasta 70 000 dosis por día.

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.