Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Pruebas e indicios contra la CIA

Dick Marty estima muy probable que los gobiernos europeos conocieran la existencia de los centos de la CIA.

(Keystone)

El relator del Consejo de Europa, Dick Marty, confirma que la CIA secuestró a personas en Europa que fueron trasladadas a terceros países para ser "torturadas".

Aún así, al presentar en Estrasburgo su informe intermedio, el senador suizo reconoció que no existen pruebas materiales de la existencia de cárceles secretas de la CIA en Europa.

La utilización por los servicios secretos estadounidenses del territorio europeo para trasladar a Estados Unidos u otros países a personas detenidas ilegalmente fue de tal magnitud que los gobiernos europeos no podían ignorarlo, señala Dick Marty.

"Es sencillamente improbable que los gobiernos europeos o por lo menos sus servicios secretos no estuvieran al tanto", afirma el senador suizo en su informe intermedio, que consta de 25 páginas.

"Las 'restituciones' (traslado de detenidos a Estados Unidos o países terceros) afectan a más de cien personas en los últimos años. Cientos de vuelos fletados por la CIA transitaron por muchos países europeos", agrega.

¿Cárceles secretas

Sobre Estados Unidos pesa la sospecha de que dispone de centros de detención ilegales en suelo europeo, donde somete a interrogatorio a sus detenidos.

El senador helvético y antiguo fiscal del cantón del Tesino reconoce, sin embargo, que en el estado actual de las investigaciones, "no disponemos de pruebas materiales e incontestables de que existan centros de reclusión secretos de la CIA en Rumania, Polonia u otros países" europeos.

Al referirse a las declaraciones de funcionarios estadounidenses, Dick Marty señala que "numerosos indicios, coherentes y convergentes, permiten llegar a la conclusión de que existe un sistema de 'deslocalización' o de 'subcontratación' de la tortura".

Informaciones "detalladas"

En su informe, Marty indica asimismo haber recibido informaciones "detalladas" este lunes de Eurocontrol, la Agencia Europea del Tráfico Aéreo, así como imágenes de satélite del Centro de Satélites de la Unión Europea (UE), en particular de centros ubicados en territorio rumano.

"En este momento no podemos evaluar la importancia y el alcance de tales informaciones", declaró.

Según un fax egipcio interceptado por los servicios secretos suizos, los estadounidenses disponen de un centro de interrogatorio en Rumania.

Un asunto serio y preocupante

Hecho público recientemente por el dominical 'Sonntagsblick', el documento revela que 23 ciudadanos iraquíes y afganos fueron interrogados en esa base estadounidense en suelo rumano. Centros similares existirían en Ucrania, Kosovo, Macedonio y Bulgaria.

Durante su conferencia de prensa en Burgdorf (Berna), celebrada a mediados de enero, el relator del Consejo de Europa manifestó que le gustaría recibir una copia del fax egipcio. Este documento es un "elemento significativo" ya que proviene de "una fuente diferente".

"Los elementos de los que dispongo hoy muestran qué serio y preocupante es este asunto", puntualiza Dick Marty, en la edición de este martes del diario ginebrino 'Le Temps'.

"Desde el punto de vista político, estos indicios concordantes son tan sólidos que hay materia para actuar. Pero solamente los gobiernos pueden esclarecer este caso".

Suiza... una autoridad moral

Parece que los vuelos que llevaban presos de la CIA a bordo hicieron escala en Suiza. Berna ha solicitado explicaciones a Washington.

"Desde hace meses se espera una respuesta de Washington que no llega. Me sorprende que mis colegas no se alarmen más ante el hecho de que un país considerado amigo no se digne a proporcionar las informaciones solicitadas", afirma, indignado, en declaraciones a 'Le Temps'.

Asimismo Dick Marty se refirió a la reacción del ministro suizo del Interior, Pascal Couchepin.

"Que un ministro diga que no somos el Vaticano de los derechos humanos me apena. Nuestra historia, nuestro estatus de país depositario de las Convenciones de Ginebra y de país sede del Comité Internacional de la Cruz Roja va en contra de esas declaraciones. Suiza tiene una responsabilidad especial; la de autoridad moral", puntualiza.

Procedimientos "inaceptables"

En su informe intermedio, Dick Marty – que inició las investigaciones en diciembre – vuelve a condenar contundentemente los medios utilizados desde el 11 de septiembre por la administración estadounidense para luchar contra el terrorismo y los califica de "inaceptables".

"No lo niego, mi intervención incrementará sin duda la presión sobre los miembros del Consejo de Europa, institución que defiende unos principios que algunos Estados parecen dispuestos a ignorar sin escrúpulos", explica 'Le Temps'.

El relator del Consejo de Europa tiene una consolación: y es que sus acciones parecen dar frutos.

"Según las informaciones de las que dispongo, algunos centros de detención se cerraron horas después de que se emitieran nuestros comunicados, en el mes de noviembre. Es uno de los méritos de la investigación. Si ahora pudiera provocar una verdadera movilización en el seno de la sociedad civil, avanzaríamos un paso más", concluye Dick Marty en declaraciones a 'Le Temps'.

swissinfo y agencias

Contexto

El senador suizo Dick Marty preside la Comisión de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de la asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa.

En esa función, es el responsable de investigar sobre las cárceles secretas de la CIA en Europa del Este. A fines de enero, debe / debía presentar un primer informe intermedio.

Al parecer hay un centenar de personas secuestradas ilegalmente por la CIA y algunas viven en Europa.

El caso del imán de Milán, Abu Omar, es ejemplar. Bajo sospecha de terrorismo, fue enviado a Egipto donde fue sometido a tortura.

Otro caso muy mediatizado es el del ciudadano alemán Khaled Al Masri. Secuestrado y deportado en Afganistán, fue maltratado durante cinco meses antes de que los servicios secretos estadounidenses constataran que se habían equivocado de persona.

Fin del recuadro


Enlaces

×