Navigation

Seguro médico: ayudas para los pensionistas suizos en el extranjero

Los pensionistas suizos con escasos recursos que viven en el extranjero también tienen derecho a una ayuda para costear su seguro médico. sda-ats

Los jubilados suizos que residen fuera del país tienen derecho a una prima reducida del seguro de enfermedad en determinadas condiciones. Una subvención que le cuesta al Estado un millón de francos al año.

Este contenido fue publicado el 30 octubre 2019 - 14:30
Claude Chatelain

El reglamentoEnlace externo sobre la reducción de las primas del seguro médico para los jubilados que se han establecido en un país miembro de la Unión Europea (UE), Islandia o Noruega está en proceso de revisión actualmente. El punto más importante, sin embargo, es que se mantiene el derecho a una reducción de la prima.

Muchas personas no lo saben: los suizos residentes en el extranjero o los europeos que han trabajado en Suiza y han regresado a su país de origen pueden acceder a una prima reducida del seguro médico. La única condición es que estén asegurados en una compañía suiza, según la Ley federal de Seguro de EnfermedadEnlace externo (LAMal).

Requisito: cobrar una pensión

La condición para solicitar una ayuda estatal es que los pensionistas residentes en la Unión Europea, Noruega o Islandia reciban una renta de Suiza, ya sea del primer pilar del seguro público de vejez (AHV/AVS), del seguro de invalidez (IV/AI), del seguro de accidentes o del segundo pilar, es decir, la caja de pensiones. Otro requisito necesario es que vivan en circunstancias económicas modestas.

En la práctica esto significa:

  • Las primas anuales, incluidas las de los miembros de la familia sin empleo, tienen que superar el 6% de los ingresos brutos.
  • El patrimonio admisible, incluido el de los miembros de la familia, debe ser inferior a los 100 000 francos. Para los hogares con hijos menores de 25 años a su cargo el límite es de 150 000 francos.

1,1 millones de francos al año

En 2018, el órgano encargado de tramitar las solicitudes concedió 602 primas reducidas a 556 pensionistas y 46 miembros de su familia por un valor total de 1,1 millones de francos.

Sin embargo, los hogares afectados solo se benefician indirectamente de esta ayuda. La prima reducida se abona directamente a la compañía de seguro, que a su vez concede al asegurado la reducción correspondiente. La Confederación asume la diferencia.

El poder adquisitivo como factor

Sin embargo, el coste de la vida varía según el país. Un jubilado suizo puede vivir modestamente en Alemania, mientras que con la misma pensión viviría holgadamente en Portugal. El reglamento tiene en cuenta el poder adquisitivo del pensionista en el país donde reside.

Esta es probablemente una de las razones por las que los suizos en Alemania, Francia y Austria son los que más a menudo solicitan reducciones de las primas. Concretamente: 172 hogares en Alemania, 124 en Francia y 47 en Austria.

Otra razón es que en Portugal hay menos pensionistas que conservan un seguro médico suizo que en Alemania. Pueden renunciar al seguro obligatorio en Suiza si contraen un seguro médico en Portugal. Muchas personas eligen esta opción porque las primas son menos elevadas en Portugal que en Suiza.

Información para personas que emigran

Las siguientes compañías ofrecen soluciones internacionales en el marco del seguro complementario.

Las aseguradoras Sympany, Visana y Helsana trabajan en  asociación con la compañía especializada CignaEnlace externo en la que se puede contraer directamente un seguro. Para los clientes de Cigna, Visana ofrece la opción de mantener el seguro en caso de regresar a Suiza.

La Organización de los Suizos en el ExtranjeroEnlace externo (OSE) ofrece un buen resumen de las bases legales y las compañías para

Si desea asesoramiento puede consultar

Al regresar a Suiza, es obligatorio contraer un seguro médico básico en el plazo de tres meses. Este plazo es de solo un mes para el seguro médico complementario. Significa que la persona que ha conservado un seguro complementario en el extranjero tiene que adaptarlo rápidamente a su retorno a Suiza, de lo contrario corre el riesgo de perderlo.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.