Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Shirin Ebadi critica la visita de Micheline Calmy-Rey a Irán

Para Shirin Ebadi, la visita de Micheline Calmy-Rey en Iran sólo fue motivada por razones económicas.

(Keystone)

De paso por Ginebra, Shirin Ebadine reprochó la actitud de la ministra suiza de Asuntos Exteriores, Micheline Calmy-Rey durante su pasada visita a Irán, un país que, según la defensora de los derechos humanos, viola cada vez más estos principios.

Distinguida en 2003 con el Premio Nobel de la Paz, Shirin Ebadi dirige el Círculo de Defensores de los Derechos Humanos, una organización ilegal en Irán. El mes pasado publicó un informe en el que subraya que se ha agravado la situación en Irán y las restricciones impuestas a los medios locales.

De paso por Ginebra, en margen de la octava sesión del Consejo de Derechos Humanos, Shirin Ebadi retomó la pasada visita a Teherán de Micheline Calmy-Rey, ministra suiza de Asuntos Exteriores.

swissinfo: Tanto la ministra suiza Micheline Calmy-Rey como Louise Arbour, la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU se cubrieron con un manto durante sus sendas visitas a Irán, lo que les provocó críticas en la prensa internacional. ¿Qué opina al respecto?

Shirin Ebadi: Me da lo mismo el hecho de que hayan querido cubrirse. Lo que me decepcionó fue la actitud de Micheline Calmy-Rey durante su visita. Ella conocía la situación de los derechos humanos en mi país. Yo misma tuve oportunidad de abordar el tema con ella.

Pero ni una sola ocasión la escuche abordar la situación de los derechos humanos. En suma, Micheline Calmy-Rey no quiso reunirse con los defensores de esas libertades, ni conmigo. Todo lo que le interesaba era los acuerdos comerciales.

Louise Arbour tuvo una actitud totalmente distinta. Desde el primer día se encontró con representantes de la sociedad civil, visitó las cárceles para mujeres y mostró que la gente también es importante.

swissinfo: En su más reciente informe anuncia el agravamiento de las violaciones a los derechos humanos en Irán.

S. E.: En Irán, toda crítica es asimilada como una "acción contra la seguridad nacional". Cada vez hay más arrestos contra periodistas, estudiantes y mujeres a causa de ello. Esa acusación la recibe incluso una mujer que se opone a que su marido tenga una segunda esposa.

Los diarios han sido cerrados, los líderes bahá'í (religión fundada en Persia en el siglo XIX), detenidos. Y siempre bajo el señalamiento de "acciones contra la seguridad nacional".

Irán ratificó en 1975 el pacto sobre derechos sociales, económicos y culturales y el de los derechos civiles y políticos, que prohíben, entre otros puntos, los castigos corporales y degradantes, como la tortura. No obstante, el gobierno continúa practicando los golpes con látigo, las amputaciones y las lapidaciones.

Mientras que en 2007, el número de ejecuciones capitales descendió 70% en China, aumentó 60% en Irán, con relación a los años precedentes. Incluso la blasfemia es castigada con la muerte.

Hay que saber que en Irán, la ejecución de menores es legal. De acuerdo a la ley, la edad de responsabilidad por un crimen es de nueve años de edad para las niñas y de 15 para los chicos. Actualmente, más de cien jóvenes menores de 18 años se encuentran en los pasillos carcelarios a la espera de su muerte.

swissinfo: En Irán más del 60% de los universitarios son mujeres. ¿Esto se traduce en una evolución del conjunto de la sociedad?

S. E.: Para empezar, eso significa que las mujeres están mejor instruidas que los hombres en Irán.

Se han registrado reformas en el derecho familiar, pero son insuficientes. Para la custodia de los niños, la ley fue modificada en beneficio de la madre. Las esposas maltratadas pueden solicitar el divorcio.

Pero las leyes ratificadas después de la revolución de 1979, que buscan limitar la libertad de la mujer, aún están en vigor. Es decir, en Irán las mujeres valen dos veces menos que los hombres, como se observa cuando se fija la indemnización en caso de accidente o cuando en un proceso tiene mayor valor el testimonio de un hombre que el de dos mujeres.

swissinfo: ¿La charia, la ley fundamental del Corán- puede ser fuente del Derecho en Irán?

S. E.: Es la voluntad del pueblo que debe ser la fuente de la ley. Pero si los iraníes quieren la charia, debe ser compatible con el respeto de las libertades.

Una lectura correcta de la charia debe permitir poner fin a las discriminaciones entre hombres y mujeres, respetando nuestra identidad musulmana.

Cabe recordar que al inicio de la revolución iraní, los mullahs invocaban la ley islámica para rechazar que la tutela de los hijos fuera confiada a las mujeres. Tras veinte años de lucha, las autoridades terminar por reformar la ley.

Entrevista swissinfo/Tribune des droits humains, Carole Vann
(Traducido del francés por Patricia Islas Züttel)

La Voz del Ministerio de Exteriores de Suiza

Micheline Calmy-Rey viajó a irán del 16 al 17 de marzo de 2008. En Teherán se reunió con el presidente Mahmud Ahmadinejad.

El objetivo oficial de su visita fue triple: abordar el expediente nuclear, la cuestión de derechos humanos y asistir a la firma de un contrato de suministro de gas entre la sociedad nacional iraní y una empresa suiza.

En el marco de su visita a Teherán, la jefa de la diplomacia suiza también se reunió con su homólogo iraní Manucher Mottaki para hablar sobre la situación de los derechos humanos.

Ambos acordaron que el diálogo establecido entre Suiza e Irán desde hace un lustro sobre el tema debe abordar cuestiones concretas. En esa perspectiva, una comisión tiene la tarea de preparar un próximo encuentro.

Los temas abordados entre los dos representantes de Exteriores fueron la pena de muerte, especialmente centrada en los menores de edad, y los castigos corporales como las lapidaciones y las amputaciones.

La jefa de la diplomacia suiza criticó la retórica utilizada por Teherán sobre Israel. Micheline Calmy-Rey subrayó que era inaceptable para Suiza que un miembro de la ONU niegue el derecho de existir de otro Estado.

Fin del recuadro


Enlaces

×