Navigation

Sin revolución bajo la cúpula del Palacio Federal

Keystone

En opinión de los politólogos, las elecciones federales del domingo (21.10.) no provocarán grandes cambios en la configuración del Gobierno.

Este contenido fue publicado el 22 octubre 2007 - 21:40

Sin embargo, más que nunca, resulta necesario mantener el tradicional sistema de entente entre los partidos políticos.

La primera constatación de los politólogos es que el equilibrio del Parlamento no cambiará. Como de costumbre, éste seguirá anclado en los sectores políticos de la derecha. Y el hecho de que la derecha nacionalista tome las voces de la derecha clásica, o que los socialistas marquen el paso a los ecologistas, no modificará fundamentalmente el equilibrio de fuerzas.

"Las relaciones entre la izquierda y la derecha han permanecido más o menos estables. La izquierda perdió un poco en estas elecciones, pero como de cualquier forma no ha sido capaz de obtener una mayoría en el Parlamento, dependerá de las alianzas, como ha sido el caso hasta ahora", comenta Hans Hirter, politólogo de la Universidad de Berna.

La obligación de escucharse

La obligación de encontrar alianzas no sólo ocupa a la izquierda. Incluso la Unión Democrática del Centro (UDC, derecha nacionalista), con el 29% de votos, no tiene el poder suficiente para imponer sola sus puntos de vista.

"Resulta más difícil llegar al compromiso actualmente que en el pasado, pero esa exigencia de encontrar un acuerdo sigue siendo ineludible. Los principales partidos deben someterse a ello", indica Yannis Papadopoulos, profesor de Política Suiza en la Universidad de Lausana.

Ese juego de alianzas favorece al centroderecha del tablero político, que puede entablar pactos tanto con la derecha nacionalista como con la izquierda. Bajo esa óptica, las pérdidas que registró el Partido Radical Democrático (PRD, derecha) no son tan catastróficas.

"El sistema suizo no permite que los resultados electorales se traduzcan en ganancias en influencia. Incluso los perdedores conservan cierto poder de influencia, sobre todo los partidos del centro, que son ineludibles a la hora de legislar. Estoy convencido de que el centroderecha conservará su papel de pieza clave", declara Yannis Papadopoulos.

"No habrá, por tanto, grandes cambios, sino que se mantendrá una continuidad durante la próxima legislatura. El sistema actual, de geometría variable –es decir, toda la derecha contra la izquierda - o de vez en cuando la izquierda y el centro contra la UDC - perdurará", concluye.

Sólo retórica

Otro de los asuntos más relevantes surgido tras los comicios legislativos, es saber si los resultados obtenidos en las urnas pueden de modificar la configuración actual del gobierno. Los politólogos no creen que se produzcan cambios profundos.

"No creo que la composición del gobierno cambie. No hay razón alguna para que la UDC aumente su representación. Los dos de los siete escaños que ocupa en el gobierno colegiado corresponden ya a su fuerza electoral. Además, la UDC tampoco puede reivindicar la explusión de los socialistas".

Los debates que surgieron durante la campaña sobre la eventual exclusión del ministro de Justicia y Policía, Christoph Blocher, miembro de la UDC, o de los titulares socialistas fueron sólo tácticas de persuasión. "La UDC hizo lo que normalmente ocurre en el extranjero, pero no en Suiza, al defender a su representante en el gobierno. La UDC recurrió a esta receta para ganar más votos", señala Hans Hirter.

Sin fusión al centro

El único cambio que podría producirse en el Ejecutivo concierne a los partidos de centroderecha. Los politólogos estiman probable que el Partido Demócrata Cristiano (PDC, centro-derecha) intente recuperar su segundo puesto en el Gobierno que perdió en 2003 a favor de la UDC. Y naturalmente, ese lugar lo cedería el Partido Radical Democrático (PRD), que hoy es el 'eslabón débil' de la coalición gubernamental.

Pero los dados aún no están echados. Para que el PDC recobre el escaño gubernamental perdido deberá cortejar a la izquierda o a la UDC. En ambos casos no le resultará fácil encontrar un amplio apoyo en el Parlamento.

La solución podría consistir en reunir al PDC y al PRD y crear así un gran partido en el centro, idea barajada en los últimos años.

Hans Hirter, sin embargo, no cree mucho en esta opción. "No habrá tal fusión. Para empezar, en Suiza no se gana nada aún siendo el partido más votado. La UDC, por ejemplo, sigue siendo en muchos aspectos un partido minoritario, aún cuando es numéricamente el más fuerte. Por otra parte, en los cantones hay una fuerte oposición entre el PRD y el PDC."

swissinfo, Olivier Pauchard
(Traducción del francés: Patricia Islas Züttel)

¿La UDC fuera?

El lunes, los Verdes (que no tienen ningún representante en el Ejecutivo helvétioc) volvieron a expresar su intención de sacar a los dos representantes de la Unión Democrática del Centro (UDC) del Consejo Federal.

Los Verdes quieren discutir el tema con los otros tres partidos que conforman el gobierno colegiado: el Partido Socialista (PS), el Partido Demócrata Cristiano (PDC) y el Partido Radical Democrático (PRD).

La UDC anunció que pasará a la oposición si el Parlamento no reelige a sus dos ministros, Christoph Blocher (Justicia y Policía) y Samuel Schmid (Defensa), el próximo 12 de diciembre.

End of insertion

Voto virtual de los extranjeros

El domingo, los extranjeros residentes en Suiza pudieron hacer como si votaran a través de la página en Internet www.auslaenderstimmrecht.ch

7.000 personas se inscribieron en padrón virtual de esa página.

Los resultados fueron los siguientes:

PS: 32,3%
Verdes: 28,3%
PRD: 15,1%
PDC: 9,8%
Otros: 7,5%
UDC: 7%

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.