Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

'Rösti' suizo en una playa india

La especialidad de torta de papas se vende bien a orillas del mar.

(swissinfo.ch)

Pese a los 35° Celsius de temperatura que imperan en la playa de Patem, en Goa, en el extremo sur de la India, los turistas gustan del 'rösti', la especialidad de patatas ofrecida por una suiza.

Se trata de Sandi, quien junto con su compañero en el negocio, Patrick, tiene una pequeña casa de huéspedes y un restaurante con platillos exóticos para las costumbres culinarias del sur de India.

"Cuando abrimos el restaurante hace nueve años, no había aquí dónde comer una ensalada o un buen plato de espagueti. La pasta y el 'rösti' era lo que más extrañaba", comenta Sandi.

"El 'rösti' gustó de inmediato, especialmente a los británicos, porque adoran los platillos con papas. Hemos tenido gente que ha viajado desde el norte del estado para venir hasta acá, sólo para probar el 'rösti".

Sandi y Patrick se enamoraron de este paraíso hace doce años. Entonces pasaron unos días en la playa Palolem, ahora un destino turístico muy popular, pero que en ese tiempo aún no era descubierto por la mayoría.

Sandi prometió volver al sur de Goa tan pronto como posible para concretar su sueño: construir una casa de huéspedes.

Debieron transcurrir tres años hasta su vuelta a la India. Sandi regresó a Palolem sola en 1999, pues Patrick había decidido continuar su carrera en el sector de las ventas en tierra helvética, lo que llevó a terminar la relación de pareja.

Pero a su regreso, Sandi se descepcionó del nuevo panorama que reinaba en Palolem. El sitio se había popularizado y viajeros de todo el mundo estaban allí. Así que decidió viajar más hacia el sur, donde encontró la playa Patnem, mucho más tranquila y más parecida al paraíso que buscaba.

Allí también encontró un nuevo amor, Richard, de origen británico. Juntos rentaron la única casa que había en la playa y cuando el contrato terminó, Sandi estaba tan triste que el dueño del inmueble se la apartó para que iniciara su negocio en el periodo vacacional siguiente.

'Home', la casa de la playa

Se requirió de mucha pintura, trabajo arduo y todos los ahorros traídos de Europa para obtener como resultado una casa de huéspedes con los estándares de calidad internacionales. 'Home' había nacido.

Pero al principio la población local mostró su insatisfacción ante la aparición del nuevo negocio:

"Protestaban porque tenían miedo de que les quitáramos a sus clientes. En el día de apertura, un grupo de unos cuarenta enmascarados apareció con palos de madera en las manos. Richard y el propietario del inmueble conversaron con ellos y alcanzaron un acuerdo: la casa permanecería abierta sólo durante el día y cerraríamos todos los miércoles", recuerda Sandi.

Desde entonces, la situación se ha relajado considerablemente y el negocio se ha convertido en parte de la economía de esa comunidad, creando empleos e inyectando dinero en proyectos como reconstrucción de templos, escolarización y combate a las enfermedades provocadas por roedores y perros callejeros.

"Es muy importante integrarse y respetar la cultura local", subraya Sandi. "Asisto a los festejos, las fiestas y las bodas y como platillos, que normalmente no ingeriría, por respeto a ellos".

Y entre tanto, Patrick ha vuelto. Luego de diez años en Suiza, decidió que a la edad de cuarenta retomaría el sueño de la casa de huéspedes. Su experiencia previa como chef de cocina le ha servido para modernizar el menú culinario con tres o cuatro platillos frescos por día.

Cada mañana en el mercado selecciona el pescado y ordena vegetales orgánicos a los campesinos de las montañas cercanas. La atención en los detalles y el sello de calidad helvético han convertido a la casa de huéspedes en un sitio tan gustado que hay que reservar con anticipación para conseguir una habitación. El restaurante también está lleno con frecuencia.

Cuando el monzón llega

Pero no todo es ventas. El monzón anual que alcanza las costas de Goa de junio a septiembre significa para 'Home' el cierre por cuatro o cinco meses. Las fuertes lluvias y el mar picado afectan de tal modo que la arena de la playa desaparece por completo.

La casa debe ser cubierta de fango y hojas de palmera para protegerla de la humedad; y cada mes de octubre -antes de que de nuevo la temporada turística inicie-, debe ser repintada y las terrazas del jardín deben reconstruirse.

"He perdido la paciencia varias veces y he estado a punto de tirar la toalla", confiesa Sandi. "No se hace mucho dinero y sólo hasta hace poco que no he tenido que buscarme un trabajo en Suiza durante el monzón para ayudar a subsidiar la casa de huéspedes".

"Pero se trata de una forma de vida... Algunas veces cuando veo por la ventana de la cocina me doy cuenta que soy una afortunada al trabajar en el lugar más hermoso del mundo".

swissinfo, Claudia Spahr en Goa, India
(Traducido del inglés por Patricia Islas Züttel)

'Rösti'

Cada región en Suiza tiene su forma particular de prepararlo, pero en todos los casos los ingredientes básicos son la mantequilla, la sal y, por supuesto, las patatas.

Definitivamente no existe una receta única, y lo que para algunos constituye un "verdadero 'rösti" resulta subjetivo. La mayoría de la gente indica que lo cocina con papas precocidas y frías, para poder rallarlas.

Algunos agregan tocino, otros salsa o cebolla.

Incluso en el cantón de Uri, de donde sería originario el personaje de Guillermo Tell, algunas personas agregan café para humedecer el platillo.

Cuando la tortilla de papa está lista, se puede agregar al lado verdura o carne. Queso o un huevo estrellado también puede ir encima de la orden de 'rösti'.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes