Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Consternación en Suiza por la muerte de Samuel Ruiz

Último adiós a Don Samuel Ruiz, el 'Pastor de la Interculturalidad'

Último adiós a Don Samuel Ruiz, el 'Pastor de la Interculturalidad'

(AFP)

Diversas ONG suizas manifestaron su pesar por el deceso del obispo mexicano Samuel Ruiz, luchador incansable por los derechos de los más pobres, candidato al Premio Nobel de la Paz en 1995 y mediador entre el Gobierno de México y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional un año antes.

“Desde los años 70, Don Samuel se mostró completamente solidario con las demandas de los movimientos sociales”, anotó Karl Heuberger.

El responsable para América Central de Heks, organización protestante de asistencia. Explicó que detrás de las reivindicaciones de los indígenas, el prelado mexicano descubrió unos valores y un mensaje profundo “que le dieron una fuerza increíble”.

El obispo mexicano falleció el lunes 24 de enero, a los 86 años, víctima de una infección pulmonar.

Figura notable de la Teología de la Liberación, Samuel Ruiz se comprometió profundamente con los sectores más depauperados no solo del sureño estado mexicano de Chiapas, del que fue obispo, sino de diversas regiones de la República Mexicana y de otros países, a través de redes internacionales de solidaridad.

Merced a sus esfuerzos de mediación, el levantamiento armado del movimiento zapatista, que estalló el 1 de enero de 1994  en las montañas de  Chiapas, encabezado por el Comandante Marcos, concluyó sólo 12 días más tarde.

“Don Samuel fue un hombre ejemplar, un acompañante del pueblo, con el que se relacionaba de manera muy respetuosa. Su muerte nos causa una profunda tristeza”, destacó Karl Heuberger para manifestar igualmente su profundo “sentimiento de gratitud” por la obra del obispo mexicano.

Murió el pastor de la interculturalidad

Por su parte, el vocero de E CHANGER, Sergio Ferrari, manifestó también su consternación por el deceso del prelado.

“Murió el pastor de la interculturalidad”, subrayó el portavoz de la ONG suiza. “Samuel Ruiz era el obispo de los indígenas, de los pobres. La suya era una visión nueva de la interculturalidad latinoamericana, era un pastor que apostaba al respeto a la diversidad”.

El compromiso de Samuel Ruiz en favor de los sectores más vulnerables del estado de Chiapas le ganó la animosidad del gobierno de México durante la insurrección zapatista, así como del Vaticano.

Este martes, sin embargo, tanto la Iglesia Católica, como las autoridades mexicanas manifestaron su pesar por el deceso de Don Samuel. “Nos va a faltar su palabra profética en la Iglesia y el mundo”, apuntó el obispo de la entidad norteña mexicana de Saltillo.

“Desde su obispado en Chiapas, Samuel Ruiz se esforzó por construir un México más justo, igualitario, digno y sin discriminación, en el que las comunidades indígenas tengan voz y sus derechos y libertades sean respetados por todos”, señaló a su vez el presidente mexicano Felipe Calderón.

“Su fallecimiento-añadió- constituye una gran pérdida para México”.

Legado de Monseñor Ruiz

La promoción integral de los indígenas, para que sean sujetos en la Iglesia y en la sociedad.

La opción preferencial por los pobres y la liberación de los oprimidos, como signo del Reino de Dios.

La libertad para denunciar las injusticias ante cualquier poder arbitrario.

La defensa de los derechos humanos.

La inserción pastoral en la realidad social y en la historia.

La inculturación de la Iglesia, promoviendo lo exigido por el Concilio Vaticano II, que haya iglesias autóctonas, encarnadas en las diferentes culturas, indígenas y mestizas.

La promoción de la dignidad de la mujer y de su corresponsabilidad en la Iglesia y en la sociedad.

Una Iglesia abierta al mundo y servidora del pueblo.

El ecumenismo no sólo con otras confesiones cristianas, sino con toda religión.

Una pastoral de conjunto, con responsabilidades compartidas.

La Teología India, como búsqueda de la presencia de Dios en las culturas originarias.

El Diaconado Permanente, con un proceso específico entre los indígenas.

La reconciliación en las comunidades.

La unidad en la diversidad.

La comunión afectiva y efectiva con el Sucesor de Pedro y con la Iglesia universal (III Sínodo, 571).

 

Fuente:  Obispos de México  (Extracto)

Fin del recuadro

swissinfo.ch


Enlaces

×