La salud cuesta cada vez más en Suiza

Para frenar los crecientes gastos, varios cantones han decidido realizar más intervenciones ambulatorias y menos con hospitalización. Keystone / Gaetan Bally

El sistema de salud en Suiza es caro y los costes no cesan de aumentar. La carga aumenta sobre todo para los hogares y los cantones.

Este contenido fue publicado el 12 mayo 2020 - 09:00

Suiza tiene uno de los sistemas de salud más caros del mundo. Los costes de salud representan alrededor del 12% del producto interior bruto (PIB). De todos los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) el coste solo es superior en Estados Unidos – con cerca de un 17% del PIB.

Contenido externo

Los costes aumentan cada año

Los datos más recientes muestran que, en comparación, no solo los costes del sistema de salud suizo son elevados, sino que aumentan año tras año. Los motivos son el crecimiento económico – si se dispone de más dinero, también se puede gastar más en salud –, así como el creciente envejecimiento de la población.

En 2018, el gasto total en salud ascendió a 81 900 millones de francos. Fue un 2,8% más que en 2017, lo que representa un aumento ligeramente inferior a la media en los años previos.

Contenido externo

Los hogares son los que más pagan

Los hogares suizos son los que más contribuyen a la financiación del sistema de salud. Asumen el 64% del total de los costes.

En 2018, el gasto mensual en salud era de 802 francos por habitante, es decir, 16 francos más que el año precedente. Este aumento se debe principalmente a servicios que los hogares tienen que pagar de su bolsillo, aparte de las cotizaciones al seguro médico y los impuestos. En esa categoría se incluyen las residencias de personas mayores o los tratamientos dentales. Estos gastos ascienden a 14 francos mensuales por habitante.

Cantones bajo presión

Suiza es un Estado federal, por lo que la financiación del sistema de salud se reparte entre el Estado, los cantones y los municipios. La mayor partida recae en los cantones, que son responsables de costear, entre otros, los hospitales.

En 2018 la Confederación gastó menos dinero en la partida de salud. Sin embargo, el gasto de los cantones aumenta año tras año.

Cirugía ambulatoria en lugar de hospitalización

Con el fin de frenar los crecientes gastos, varios cantones han decidido realizar menos intervenciones con hospitalización. Desde 2019 hay una lista de seis intervenciones que, en la medida de lo posible, deben realizarse de forma ambulante. Es una norma vigente en todo el país. Y esto se refleja en las estadísticas. Mientras los gastos en intervenciones con hospitalización disminuyen desde 2016, se ha disparado el número de cirugías ambulatorias.

Contenido externo

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo