¿Los suizos se han quedado en casa durante el confinamiento?

Normalmente, en la estación de tren de Zúrich no cabe un alfiler. Sin embargo, ahora la gente evitar el transporte público. © Keystone / Christian Beutler

Desde el 16 de marzo, Suiza está en confinamiento, pero en breve se flexibilizarán las restricciones, lo que nos permite hacer un balance de su seguimiento. Los seis siguientes gráficos muestran cómo el confinamiento ha condicionado la movilidad de la población suiza.

Este contenido fue publicado el 23 abril 2020 - 13:09

Para frenar la propagación del coronavirus, las autoridades suizas han restringido el movimiento de personas dentro del país. Desde el 16 de marzo, todos los comercios permanecen cerrados, a excepción de las tiendas de alimentación y farmacias. También siguen cerrados los restaurantes y bares, las escuelas y todos los establecimientos de ocio, como cines o museos.

Contenido externo

La tasa de movilidad es menor

El Gobierno ha pedido a la población que se quede en casa. Pero a diferencia de otros países no ha decretado un toque de queda: las autoridades confían en el sentido de responsabilidad y la solidaridad de los ciudadanos y ciudadanas. ¿Está justificada esa confianza? ¿La gente se queda en casa?

La empresa Intervista, por encargo de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich y el Departamento de Estadística del cantón de Zúrich, ha analizado el comportamiento de movilidad de la población suiza a partir de los datos de los teléfonos móviles. El siguiente gráfico muestra cómo ha cambiado en las últimas semanas la distancia diaria media recorrida en los diferentes grupos de edad.

Contenido externo

Observamos que la tasa de movilidad se ha reducido visiblemente en todos los grupos de edad desde el inicio del confinamiento. Incluso durante el largo fin de semana de Pascua del 10 al 13 de abril, que la población suiza suele aprovechar para hacer excursiones o visitar a familiares, la gente no se alejó mucho de su casa. Parece que la mayoría de los ciudadanos y ciudadanas están cumpliendo las recomendaciones del Gobierno.

La población evita el transporte público

Desde hace poco tiempo, el gigante tecnológico Apple publica los datos de cuántas veces los usuarios realizan búsquedas de rutas a un destino en los iPhones. De estos datos podemos deducir qué medios de transporte se utilizan y con qué frecuencia. Cabe señalar que en Suiza, más del 40% de los teléfonos inteligentes son productos de Apple.

Contenido externo

Durante el confinamiento, las consultas se han reducido considerablemente para todos los medios de transporte. Y han disminuido especialmente en el caso del transporte público. Sin duda alguna esto se debe también a que la cadencia del transporte público está reducida a unos servicios mínimos durante este período.

La menor cadencia y el escaso número de pasajeros tienen un efecto secundario positivo: los trenes están registrando muchos menos retrasos.

Contenido externo

El sector de la aviación se ve especialmente afectado por la crisis del coronavirus. Muy poca gente planea vacaciones en destinos lejanos. De hecho, muchos países han restringido las entradas de turistas. Y esto se refleja en el aeropuerto de Zúrich. El número de vuelos ha caído drásticamente durante las últimas semanas.

Contenido externo

El buen tiempo invita a salir

Este año, la primavera está siendo generosa en Suiza: mucho sol y temperaturas muy agradables. De hecho, la floración ha comenzado antes de los habitual. El buen tiempo no invita precisamente a quedarse en casa, si bien es cierto que las autoridades tampoco han prohibido salir a dar un paseo.

Los datos del Google Mobility Report comparan la concentración de personas en distintos lugares respecto al estado normal, es decir, sin confinamiento.

Contenido externo

Mientras la mayoría de los lugares registran una menor concentración de personas de la habitual, la curva de visitas a los parques públicos crece. La gente no quiere renunciar a disfrutar del sol, aunque sea a escasos pasos de casa.

El tráfico aumenta en Internet

El tráfico ha disminuido en las carreteras y vías férreas, pero ha aumentado en Internet. Muchas empresas están teletrabajando, las clases se imparten online y, en lugar de quedar en un bar, los amigos hablan por videochat.

Aun así, no hay sobrecarga en Internet. Se observa un fuerte incremento de usuarios pero no alcanza el pico de Navidades y Año Nuevo, según explica Christian Wittenhorst, director gerente de SwissIx al Tages-Anzeiger.

Contenido externo

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo