Navigation

Skiplink navigation

Penosa condición laboral de asistentes sanitarios

Una encuesta del sindicato suizo, UNIA, revela que las personas encargadas de los cuidados y el acompañamiento en el sector de la salud laboran bajo presión (imagen simbólica). © Keystone / Christian Beutler


Cerca del 50% de las personas que trabajan en las áreas de cuidado y acompañamiento no desean mantener esas ocupaciones hasta la jubilación. Consideran que el costo físico y psicológico de su labor es demasiado alto.

Este contenido fue publicado el 16 febrero 2019 - 18:33
Keystone-SDA/SRF/ilj

Los resultados de una encuesta del mayor sindicato suizo, UNIA sobre la vida cotidiana de aquellos que laboran en los cuidados y el acompañamiento son abrumadores. Más del 60% de las personas interrogadas tienen menos de 30 años de edad y casi la mitad han estado activos durante menos de seis años. Pero el 47% dice claramente que no quieren continuar en su profesión hasta la edad del retiro.

Lo anterior en virtud de las cargas excesivas de trabajo y a los problemas de salud derivados, señala UNIA en un comunicado.

“A pesar del trabajo difícil debido a los horarios, a la pesada carga de trabajo que nos hace acumular horas extras (…), es una profesión que podría ser fabulosa. No quisiera cambiarla, pero tampoco quiero dejar en ella mi salud o mis proyectos de vida”, afirma una cuidadora de 30 años.

El estrés daña el cuerpo y la mente

Los cuidadores (as) sufren problemas de salud, tanto físicos como psicológicos. El estrés en el trabajo afecta al 70% de las personas encuestadas. El 86% se sienten regularmente cansadas e incluso agotadas. El 72% declara padecer trastornos físicos relacionados con el trabajo.

Muchos (as) eligieron ese trabajo para poder ayudar a los demás. Sin embargo, un 87% dice no poder consagrarse de manera suficiente a los residentes. Para un 92% de las personas encuestadas, la falta de personal y la presión del ahorro inciden sobre la calidad de los servicios.

Ese déficit afecta también a la planificación. El 67% de las personas interrogadas consideran que el trabajo les toma demasiado tiempo, lo que hace que les queden pocas horas para su vida personal. Y ello, además de que el 82% de los encuestados considera insuficientes sus ingresos.

Para UNIA, entre las medidas a adoptar para mejorar la situación del ramo se encuentran: La implementación de planes de servicio justos. Salarios justos y suficientes para vivir, incluso en el caso del trabajo a tiempo parcial. Más personal a través de claves de asignación de posiciones más altas y más tiempo para los residentes.

Asimismo, la organización sindical solicita una reorganización de la financiación de los cuidados. Las economías a costa del personal no es una solución para luchar contra el alza constante de las primas del seguro de enfermedad, cada vez mayores, advierte, y enfatiza que es necesario encontrar otros instrumentos de financiación, porque el problema fundamental es una distribución desigual.

Además, pide que las asociaciones de empleadores y otros actores del sector de la salud entablen un diálogo en pie de igualdad con los empleados y sus sindicatos. “Solamente uniendo fuerzas será posible resolver activamente los problemas del sector y mejorar la financiación a nivel político”, destaca.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo