Navigation

Solidaridad global, reto de Davos 2005

Arranca un nuevo encuentro anual del WEF en Davos. Keystone

Hoy inicia el Foro Económico Mundial con 2.250 participantes, y debates dedicados a la prevención de desastres, la pobreza extrema o el crecimiento económico sostenido.

Este contenido fue publicado el 26 enero 2005 - 07:25

En su calidad de anfitriona, Suiza promoverá encuentros para pacificar Medio Oriente y reactivar la ronda de Doha de la OMC.

Año con año, la historia del Foro Económico Mundial se escribe a partir de una tónica parecida: un frenético ir y venir de personalidades de primer nivel por todo lo largo y lo ancho de la estación alpina de Davos y de su Centro de Congresos.

Hombres y mujeres que hacen una pausa en sus incansables agendas para venir de 96 países de los cinco continentes a debatir sobre el futuro mundial en este mítico rincón de Los Grisones.

Este 2005 habrá 2.250 invitados (25 jefes de Estado y de gobierno, 72 ministros, 1.000 empresarios, además de académicos, intelectuales, artistas, líderes religiosos y periodistas), y el tema central de los debates que se celebrarán entre el 26 y el 30 de enero es: Asumiendo responsabilidad ante las elecciones difíciles.

Por primera vez en los 34 años que tiene el Foro Económico Mundial –WEF por sus siglas en inglés- hubo un viraje de último minuto en el tema de la reunión (que originalmente era Decisiones contundentes en tiempos difíciles) debido a que el tsunami del sudeste asiático obligó al mundo económico a revisar sus prioridades.

Lo nuevo en el 2005

Cada edición evoluciona y responde a nuevas necesidades, en palabras de Klaus Schwab, su fundador y presidente del WEF. Sin embargo, este 2005 en particular, los cambios son evidentes.

Entre las novedades está una jornada dedicada, este miércoles (26.01), a una sesión plenaria interactiva en la que bajo el rótulo de "Global Town Hall", varias personas, voces y puntos de vista serán expresados sobre el tema central.

Se han afinado los enfoques de al menos una centena de las mesas de trabajo –el 50% de las previstas- para abrir espacios de debate sobre las responsabilidades que tienen gobiernos y empresas para construir un mundo económico y empresarial más equitativo, así como para discutir técnicas para la prevención y atención de desastres naturales.

En resumen, Schwab lo definió de la siguiente forma: “A partir del 2005 trabajaremos con un nuevo espíritu de solidaridad global”.

La misión suiza

La Confederación Helvética cumple anualmente una doble función en el encuentro del WEF: el desarrollo de su propia agenda de temas y la labor de anfitriona.

En cuanto a los pendientes “de casa”, directivos de empresas como ABB, Nestlé, Swiss Re, Zurich Financial Services, UBS o el Credit Suisse Group tomarán parte en los debates y promoverán la existencia de compañías rentables, pero también comprometidas con la generación de empleo y con el medio ambiente.

Y en lo relativo al rol de anfitriona, Suiza tiene como meta impulsar dos temas de política internacional:

1) OMC. El ministro de Economía suizo, Joseph Deiss, encabezará una minicubre que intentará destrabar las negociaciones de la ronda de Doha, de la Organización Mundial de Comercio (OMC), empantanadas desde el encuentro que tuvo lugar en México en el 2003.

2) Medio Oriente. La ministra de Relaciones Exteriores de Suiza, Micheline Calmy-Rey y los organizadores del WEF promovieron la realización de un encuentro entre autoridades israelíes y palestinas en Davos para cooperar en la pacificación de esta región.

Hasta el momento han confirmado su presencia la nueva Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás; los tres viceprimeros ministros israelíes y se espera también al jefe del Partido Laborista, Simon Peres.

La agenda mundial

La lista de temas previstos para el 2005 es larga. Algunos de ellos son el creciente poderío económico de China; los niveles de pobreza en el mundo; el nuevo rol de Europa; las posibilidades reales de lograr la paz en Medio Oriente; el liderazgo de Estados Unidos en el mundo; y, los riesgos de la existencia de armas de destrucción masiva en el mundo.

La sesión inaugural de los trabajos estará a cargo del presidente de Suza, Samuel Schmid, junto con el fundador del WEF, Klaus Schwab y el primer ministro británico, Tony Blair. Este último pondrá en la palestra la agenda del Grupo de los 8 –que comprende a las economías más industrializadas del mundo, entre las que destacan Estados Unidos, Alemania, Francia o Japón.

El enfoque particular del discurso de Blair, sin embargo, será el cambio climático que experimenta el planeta, asunto cuyo análisis minucioso ha sido promovido por Blair desde hace tiempo.

Entre los personajes más interesantes y controvertidos de este año se cuentan desde autoridades políticas como Mahmud Abás, ya mencionado; el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso; el presidente de Ucrania, Víctor Yuschenko o el canciller alemán, Gerhard Schroeder, hasta William Gates, William Clinton, Angelina Jolie, Richard Gere o Bono.

Una de las grandes ausencias, será, sin duda, el finado líder palestino Yasser Arafat, quien acudió a más de una decena de foros en Davos.

América Latina, en especial, estará poco representada en Davos. El único mandatario de la región que confirmó su asistencia es el brasileño, Ignazio Lula da Silva; mientras que Néstor Kirchner y Vicente Fox, mandatarios argentino y mexicano, respectivamente, cancelaron en el último minuto para atender sus agendas nacionales.

swissinfo/Andrea Ornelas

Datos clave

El World Economic Forum del 2005 tendrá:
· Un total de 2.250 invitados
· Más de 220 mesas de debate
· Participantes de 96 países

End of insertion

Contexto

·El tema central de la edición 2005 del WEF es Asumiendo responsabilidad ante las decisiones difíciles.

·La agenda de debates incluye temas como la solidaridad global en caso de futuros desastres naturales; la pacificación en Medio Oriente; el nuevo rol de Europa; los cambios climáticos; y el fortalecimiento de la economía mundial.

·Suiza promoverá la reactivación de las negociaciones de la ronda de Doha de la OMC y una cumbre para la pacificación de Medio Oriente.

·Entre los participantes destacados están: el líder palestino, Mahmud Abás; el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso; el canciller británico, Tony Blair; el presidente de Ucrania, Víctor Yuschenko, el canciller alemán, Gerhard Schroeder, el empresario William Gates y el vocalista de U2, Bono.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.