Navigation

Suiza, dispuesta a reabrir sus puertas a Libia

Europa quiere ver terminado lo más pronto posible el conflicto de las visas con Libia. Keystone Archive

Berna externó su disposición para suprimir, en un plazo oportuno, los nombres de ciertos residentes libios de la lista de personas de ese país que actualmente no tienen permitido obtener una visa para ingresar al espacio Schengen.

Este contenido fue publicado el 25 marzo 2010 - 10:11

Micheline Calmy-Rey, ministra suiza de Asuntos Exteriores, informó este miércoles por la noche (24.03), de la decisión a la nueva jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, con la que entabló “una entrevista muy constructiva”.

En una declaración escrita, Cathy Ashton se dijo complacida del compromiso tomado por Berna, luego de que en días pasados la Comisión Europea y varios Estados miembros de la Unión Europea aumentaran la presión contra Suiza para que se decidiera a hacer un “gesto” para terminar con el conflicto de las visas con Libia.

Intereses económicos

Desde febrero, Trípoli prohibió el acceso a su territorio a personas provenientes de la zona Schengen, afectando especialmente a países como Italia y Malta, que tienen importantes intereses económicos en Libia.

Roma y La Valette acusan a Suiza de abusar del sistema establecido en el marco del espacio Schengen y amenazaron con que buscarían a través de las reglas europeas poder escapar a la prohibición establecida por Berna.

La respuesta de Berna es negar toda “capitulación” ante la decisión de reducir aciertos nombres de la “lista negra” en un futuro próximo. “Avanzamos en el marco de una mediación que comporta secuencias, pero con la mano de los mediadores”, españoles y alemanes, insistió la ministra suiza de Exteriores.

“Suiza decidió realizar un gesto fuerte, político, para mostrar que está dispuesta a negociar, a encontrar soluciones. Nuestro objetivo no es la polémica o buscar la confrontación”.

Lo principal: la liberación de Max Göldi

En el comunicado de prensa del gobierno se indica simplemente que en contrapartida a su gesto, que concierne a la supresión de “ciertas categorías de residentes libios” de la lista. Suiza “espera que Libia también cancele su lista que prohíbe el acceso a Libia a ciudadanos del espacio Schengen”.

Berna busca así conservar ciertas municiones a la espera de su objetivo principal: la liberación de Max Göldi, encarcelado en Trípoli.

“Para hacerlo, Suiza está dispuesta a continuar las negociaciones sobre la base de las proposiciones de los dos mediadores europeos”, indica el comunicado.

Tanguy Verhoosel, Bruselas, swissinfo.ch
(Traducción: Patricia Islas Züttel)

Rehenes suizos

Los dos ciudadanos suizos retenidos en Libia durante 19 meses abandonaron el 22 de febrero la embajada suiza en Trípoli.

Rachid Hamdani obtuvo un visado y salió del país rumbo a Túnez. Mientras que su compañero, Max Göldi, fue trasladado a una prisión libia, para cumplir una pena de cuatro meses por infringir las leyes migratorias del país.

Los dos suizos fueron detenidos en julio de 2008 por el régimen libio en represalia por la detención en Ginebra de Hannibal Gaddafi, hijo del líder libio, y su esposa.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo