Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El primer ministro ruso, Vladimir Putin, en la apertura del Foro económico de Davos.

(Keystone)

En la ceremonia de apertura del Foro Económico Mundial, el presidente suizo, Rudolph Merz, pidió un cambio de filosofía en el sistema económico.

Los ministros de China, Wen Jiabao, y de Rusia, Vladimir Putin, se pronunciaron por la cooperación mundial para salir de la crisis. "Estamos en el mismo barco", recordó el dirigente ruso.

"Todos somos responsables, tendríamos que haber visto los avisos, las señales de alarma... y no negar una verdad que no era agradable de escuchar", enfatizó a su vez el presidente y fundador del WEF (World Economic Forum), Klaus Schwab.

En la ceremonia inaugural participaron, como figuras estelares, los primeros ministros de China y de Rusia, que aludieron a los efectos de la crisis en la economía mundial, de la que responsabilizaron a las finanzas occidentales.

Vladimir Putin exhortó además a la comunidad internacional a evitar deslizarse hacia el "aislacionismo" o "el egoísmo económico", como consecuencia de la crisis financiera global.

Putin, una de las figuras que crearon más expectativas en Davos, dijo también que el mundo necesitaba un margen más grande de reservas y una mayor apertura política.

Advirtió que los países deberían tratar de evitar "la creencia ciega" de que el Estado puede solucionar todos los problemas.

Asimismo, y a pesar del alto presupuesto destinado durante su presidencia a ese rubro, Putin se dijo hostil a un aumento en los gastos militares. "Debemos hacer menos peligrosas las relaciones internacionales (...) y debemos continuar en la vía del desarme".

Aseguró también que Rusia continuará su política de apertura a las inversiones extranjeras. "Estamos persuadidos de que aquellos que hoy crean condiciones atractivas para las inversiones internacionales, estarán en el inicio de la rectificación de la economía mundial".

China, por una mayor cooperación

Por su parte, el primer ministro chino, Wen Jiabao, lanzó un llamado de "cooperación" a Estados Unidos, y dijo que aunque la economía global de su país mostraba finanzas sanas, la crisis económica lo había afectado.

"Nos enfrentamos a retos graves: una disminución de la demanda interna, un exceso de capacidad de algunos sectores, mayor desempleo y una presión a la baja del crecimiento económico", dijo.

Empero, añadió que "desde el pasado mes de diciembre, hemos visto signos de recuperación en la economía china, pequeños signos, pero que nos permiten tener esperanzas".

Retorno a viejas reglas

A su vez, Hans Rudolph Merz, titular del Ejecutivo suizo, se pronunció por una renovada discusión de los valores y denunció que en la economía, y sobre todo en las plazas financieras, la voluntad de crecimiento cuantitativo ha amenazado, e incluso aplastado los valores.

Merz habló de la pérdida de miles de millares de francos y de numerosos puestos de trabajo, y del sacrificio de reglas tradicionales y convenientes en ara del provecho.

El también ministro helvético de Finanzas, manifestó que el crecimiento debe ser ubicado por debajo de la calidad, la durabilidad y los valores y exhortó a un retorno a las reglas de los banqueros privados ginebrinos de 1800: conoce a tus clientes, sé prudente en el otorgamiento de créditos, da seguimiento a los expedientes, ten respeto por el dinero y por el riesgo.

Por otra parte, el consejero federal urgió también una nueva filosofía en la vigilancia y la regulación del sector financiero.

La crisis, una oportunidad

"Dado el avance de la globalización, hay que adoptar reglas globales para actores globales. La colaboración transfronteriza debe formar parte de las costumbres de lo cotidiano", subrayó.

Asimismo, lanzó una invitación para ver "en la desaceleración económica una oportunidad para las innovaciones", que puede ofrecer un mayor entendimiento entre ecología y economía y engendrar nuevos productos ecológicos, para los que previó un futuro halagüeño:

"Los mercados se abrirán a ellos, como se abrieron hace más de cien años al motor de explosión y a la electricidad", aseguró.

El tema de la crisis

Con la crisis como tema central, arrancó este miércoles en la estación invernal de Los Grisones el Foro Económico Mundial (WEF).

Una enorme afluencia para una edición que es presentada oficialmente como una de las más importantes y significativas entre las 39 reuniones anuales del foro, con aquella organizada en Nueva York tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Más de 2.500 participantes de 96 países, entre los cuales 60% procedentes del mundo de los negocios. No menos de 43 jefes de Estado y de Gobierno estarán también. Decenas de ministros, los responsables de las grandes organizaciones internacionales y de las grandes ONG.

swissinfo y agencias

39 Edición de Davos

Inicios. El Foro Económico Mundial de Davos (WEF) fue fundado por Klaus Schwab con el nombre de 'Management Symposium' en Davos, en 1971.

NYC. Desde entonces, el WEF se reúne anualmente en la estación invernal de Los Grisones, salvo en 2002, que tuvo lugar en Nueva York, tras los atentados contra el World Trade Center cuatro meses antes.

Eslogan. Esta edición 2009 reunirá a más de 2.500 participantes de 96 países. Busca 'Rediseñar el mundo de la post-crisis'.

Para todos. La Federación de las Iglesias Protestantes de Suiza y el WEF organizan en el marco de la reunión anual su 7º 'Open Forum', abierto para todos.

Quién. Entre los participantes al 'Open Forum', dos ministros suizos, el dirigente del banco nacional suizo, el ex secretario general de la ONU Kofi Annan, y el relator especial sobre el derecho a la alimentación de la ONU.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes