Navigation

Suizo al frente de programa de lanzamiento europeo

Despegue del cohete espacial Ariane de la Agencia Espacial Europea, en 2005. Keystone

Marc Bertschi es el nuevo jefe del programa de lanzamiento de la Agencia Espacial Europea (ESA, en sus siglas en inglés).

Este contenido fue publicado el 14 febrero 2007 - 07:32

En entrevista con swissinfo, el especialista helvético aborda la implementación de nuevas tecnologías en el seno de la ESA.

Con una amplia experiencia en el sector espacial, el matemático suizo Marc Bertschi ocupa su nueva función en la ESA desde principios de este 2007. En su opinión, la agencia debe seguir el camino de éxitos obtenido con el programa de lanzamiento Ariane.

Marc Bertschi ya trabajó anteriormente para la Agencia Espacial Europea y antes de regresar a ella se desempeñó como director de la Oficina Suiza de Asuntos Espaciales, encargada de aspectos políticos en la materia.

Actualmente está al frente el programa de lanzamiento Ariane y colabora igualmente en el proyecto Vega, un cohete más pequeño que se utilizará para cargas más ligeras.

La ESA debe hacer frente a una competencia creciente por parte de Estados Unidos, Rusia y el continente asiático.

swissinfo: ¿Cómo percibe el cambio de funciones de la administración y la política suiza a un trabajo más en el terreno en la ESA?

Marc Bertschi: El espectro de mis actividades cambió completamente. Anteriormente me encargaba de proponer modificaciones en la política espacial suiza y de aplicarlas. Aquí me concentro en programas específicos, preparando la evolución de nuestros cohetes espaciales. Antes me ocupaba de cuestiones como la seguridad o las relaciones con la Unión Europea. Ahora tengo una posición más técnica.

swissinfo: ¿En qué medida la política espacial suiza se integra a los objetivos europeos al respecto?

M.B.: Los objetivos europeos son elaborados por la ESA en colaboración con la Unión Europea. Suiza, miembro de la agencia espacial, pero no de la UE, ocupa una posición particular.

Para Suiza, la participación en los programas dirigidos por la UE, tales como el sistema de navegación global Galileo, presenta una doble dificultad; los suizos deben negociar con Bruselas y, al mismo tiempo, elaborar los instrumentos legales y financieros necesarios.

Por esa razón la política espacial suiza está en revisión. Un proceso que se espera sea terminado antes de finalizar el año.

swissinfo: La industria suiza tiene una amplia tradición de colaboración con el programa de lanzamiento de la ESA. ¿Este desempeño continuará?

M.B.: La participación suiza es una herencia del programa Ariane 5, iniciado en 1987, y continuará sobre esta base.

Nuevos proyectos, como el del cohete Vega, fueron impulsados hace varios años. En este caso el marco de producción industrial ya ha sido fijado por lo que no espero grandes cambios en los próximos años.

Podría haber un nuevo marco de producción con la nueva generación de cohetes, pero la decisión al respecto será tomada a principios de 2008. La participación industrial suiza será decidida sobre la base de la contribución helvética en la Agencia y de la capacidad de competitividad de los candidatos.

swissinfo: ¿Cuáles son los desafíos a los que usted deberá hacer frente como responsable del programa de lanzamiento de la ESA?

M.B.: A corto plazo, la prioridad es la de terminar la configuración final del lanzador Ariane. En lo que concierne a Vega, requerimos dos lanzamientos exitosos para demostrar su fiabilidad.

A largo plazo, el desafío será adaptar la industria de los cohetes espaciales para asegurar a Europa un acceso independiente al espacio. Se trata de garantizar las necesidades institucionales; y en particular, las cuestiones estratégicas. Algo que serviría para garantizar nuestra seguridad y la de la industria europea a fin de evitar que dependa de otros servicios para sistemas tales como Galileo.

swissinfo: Ante la competencia actual en materia de lanzamientos, ¿qué posibilidades tiene la ESA de permanecer entre los mejores?

M.B.: La competencia de países con bajos costos de producción, como es el caso de Rusia, comenzó a principios de la década de los años 90. Muchos predijeron entonces la muerte rápida de Ariane, pero Europa sigue presente con su lanzador.

Pero al mismo tiempo es innegable que la industria deberá hacer esfuerzos para reducir los costos de producción. Una posibilidad podría ser la de realizar configuraciones fijas para los cohetes: de este modo, el mismo producto sería propuesto cada vez. Estos factores nos ayudarían a seguir siendo competitivos en el mercado de los satélites de comunicación, al menos hasta el 2015.

Entrevista swissinfo: Scott Capper

Datos clave

La primera conferencia ministerial europea sobre el espacio se realizó en Suiza en 1960.

La Agencia Espacial Europea fue creada oficialmente en 1975.

Tiene 17 Estados miembros: Austria, Bélgica, Inglaterra, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Noruega, Portugal, España, Suecia y Suiza.

La ESA emplea a 1.900 personas.

End of insertion

Marc Bertschi

Nacido en 1960, Marc Bertschi realizó estudios de doctorado en matemáticas en la Universidad de Lausana.

Desde 1989 ha sido experto científico en el gobierno suizo en el seno de la Secretaria De Estado en Asuntos de Investigación o en el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Desde inicios de los años 90 ha estado a cargo de asuntos espaciales y ha contribuido al establecimiento de la Comisión Federal de Asuntos Espaciales. En esa función estableció una colaboración con la ESA en el marco de una serie de programas específicos.

En 1998 Marc Bertschi se sumó al cuerpo de la Oficina Suiza de Asuntos Espaciales, que acababa de ser creada, antes de convertirse en delegado permanente de la ESA en París.

De 2001 a 2005 trabajó para la Agencia Espacial Europea negociando la estrategia del lanzador y después colocándose a la cabeza de la oficina política del director general.

Regresó a Suiza en 2005 como director de la Oficina Suiza de Asuntos Espaciales y ahora ha vuelto a París para estar al frente del programa de lanzamiento de la ESA.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo