Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Tarjetas postales fotocromáticas El colorido mundo de la 'Belle Époque'

Gracias a un proceso complejo para colorear los negativos en blanco y negro, cuando aún no existía la fotografía a color, surgieron las tarjetas postales multicromáticas, muy apreciadas desde inicios del siglo XX hasta nuestros días.

La Biblioteca Central de Zúrich posee una de las más importantes colecciones de tarjetas postalesEnlace externo denominadas fotocromáticas, de finales del siglo XIX e inicios del siglo XX, que puede apreciarse también en líneaEnlace externo, desde 2015.

El proceso de impresión fotocromática permitió la producción de estas tarjetas, a partir de un negativo en blanco y negro. Los colores fueron agregados, uno por uno a través de placas litográficas. Solo era posible colocar 14 placas. Tras numerosas y complejas etapas de elaboración, los motivos se imprimían con diferentes matices de color. Los impresores, de vez en cuando, agregaban un toque de fantasía a la imagen, al elegir los colores de la postal.

El suizo Hans Jakob Schmid convirtió esta técnica en un sello de la firma Photochrom, una filial de la editorial Orell Füssli. En 1895, la compañía fue rebautizada como Photoglob.

Tras la Primera Guerra Mundial, esta técnica cayó en el olvido, pero Photoglob continúo la creación de tarjetas postales. La compañía existe aún.

La mayor parte de las tarjetas coloreadas de la ‘Belle Époque’ muestran monumentos o sitios turísticos. De Suiza predominaban los paisajes nevados y los deportes invernales.

(Texto: Christian Raaflaub, swissinfo.ch; Imágenes: Keystone, Photoglob, Photochrom Collection)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes